Seleccionar página

LA PROCESIÓN VA POR DENTRO

LA PROCESIÓN VA POR DENTRO
Los comentarios de David y Nicolás a la última entrada me han sugerido este pequeño apéndice que puede redondear la historia de la casa o abrir nuevas incógnitas.

Primero quería enseñarte dos fotos inéditas. Se trata de la procesión desfilando por delante del chalé de Doña Socorro, engalanado para la ocasión.
Doña Socorro fue una mujer muy religiosa que tuvo a su servicio a un capellán. Por esta razón y sobre todo por sus numerosas donaciones y limosnas, no es de extrañar que la procesión pasara en su recorrido por delante de su casa.
Procesion por el chalet 2
En la segunda foto hay dos cosas interesantes. La primera, el diseño del jardín original -que se ha perdido- pero sobre todo la pequeña casita que aparece al fondo en el medio. Es la Casa del Trovo, la primera vivienda de Doña Socorro al regresar de Argentina. Como puedes ver es una modesta casa de pueblo que aún se conserva.
Procesion por el chalet 1
Aquí enlazo con los comentarios de David y Nicolás sobre el chalé. Creo que las circunstancias de esta mujer fueron muy diferentes a las de otros indianos. Regresó viuda y con cinco hijas y me atrevo a pensar que no tenía un especial interés en hacerse una gran casa.
De todas maneras, en 1904, se trasladó a otra mucho más notable -en la calle Cervantes de Figueras- y que puedes ver con detalle en La Travesía de la Memoria.
Seguramente le parecería suficiente.
_AFB1957
Es posible que fueran sus parientes y nuevas amistades las que pudieron empujarla -diez años más tarde- a encargar el que conocemos como chalé de Doña Socorro, un palacete que reflejara claramente su posición social y económica, animada además por tener una hija en edad de casarse y para la que hizo el segundo chalé (el de Socorrito).
La vista de su nuevo chalé desde la Calle Cervantes
Siglas
A todo esto se suma lo peculiar del proyecto. Por aquella época, un ingeniero militar zaragozano de mucho prestigio, Ángel Arbex, estaba en Asturias trabajando en el trazado del ferrocarril Gijón-Ferrol. Él se encargó de los planos, pero no sabemos hasta que punto su trabajo pudo ser en colaboración con el arquitecto argentino Julián García Núñez. Éste había estudiado en la Escuela Superior de Arquitectura de Barcelona y -como alumno destacado de Doménech i Montaner- era fiel seguidor de los postulados modernistas. Arbex y García Núñez firmaron dos años más tarde los planos de la Torre de los Moreno, en Ribadeo.
Parece también confirmado que el chalé de Doña Socorro fue el primero que se construyó en hormigón en Asturias, y como no soy un experto no puedo saber hasta qué punto ese hecho pudo condicionar algunas decisiones sobre el proyecto.
Socorro, FiguerasCastropol
Lo que me queda claro es que te han entrado unas ganas terribles de visitar Figueras para «perseguir» el espíritu de Doña Socorro. Te comprendo.
FELICES FIESTAS.

8 Comentarios

  1. Ramón

    Me gusta mucho esta entrada,.. respecto a lo de las procesiones.., creo que es una cosa bastante usual para la época y que aún hoy en día se estila por bastantes sitios. Me quito el sombrero con las fotos antiguas .., algo por lo que siento debilidad , y no puedo negar la agudeza de las respuestas !! Da gusto leer las impresiones de los que conocen el tema , .. nos aportan una gran visión con los comentarios.. !! Un saludo especial a todos para este 2015.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias Ramón, esto de las fotos antiguas nos gusta mucho a todos. Es una alegría cuando aparecen.

      Responder
  2. Mª Luisa

    Como me gustan estas fotografias antiguas, que nos muestran el devenir de aquellos años, en los que las personas destacadas de la sociedad como Doña Socorro, eran agasajadas y mimadas por el clero y la prensa principalmente. Me encanta todo lo relacionado con Doña Socorro, y son tantas las entradas que nos has puesto de ella, y conocemos tantos detalles de su interesante vida, que la consideramos casi como un miembro mas de la familia, y coincido con Nicolas, en que este chalet y el de su hija Socorrito, son bastante pretenciosos, y a mi particularmente no me gustan demasiado. Hay casas de indianos, que me llegan mucho mas que esta; claro que, para los gustos están los colores. Feliz salida y entrada de año para todos. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias Mª Luisa. Ya sabes que a mi me encanta esta casa y la historia de Doña Socorro, no puedo evitarlo. Saludos.

      Responder
  3. David Franqueira

    Alejandro esta entrada me parece interesantísima. Un análisis muy curioso donde buscas explicar técnica e históricamente los motivos que llevaron a doña Socorro a llegar al magnífico chalet. Yo también voy a aportar mi granito de arena. Primeramente, las fotos son una ilustración perfecta de la notable importancia de la señora. Parece que la rotonda estaba pintada en un color más oscuro que el resto de la casa y el diseño del jardín muy esmerado, el conjunto debía ser abrumador. Suele decirse que «la casa de uno es el fiel reflejo de lo que se es o de lo que se quiere ser». No cabe duda que Doña Socorro fue lo que quiso mostrar, un claro cambio desde la modesta Casa del Trovo, la de la calle Cervantes y finalmente los chalets…la duda es: ¿Por qué esperó tanto? ¿Queda algún resto de la dama en la casa del Trovo? Me parece interesante a la par que curioso este nuevo dato sobre la primera casa, supongo que algún lazo familiar. Finalmente sobre el «Chalet», el dato de la construcción en hormigón armado es muy interesante también y sí que es muy probable que sea la primera y si no lo es, de las primeras sin duda (tenía la duda de La Javariega pero tiene estructura metálica). Sobre el hormigón y el estilo, no hay ningún problema entre ellos, de hecho, los dos «mascarones» modernistas que tiene la casa me aventuro a decir que se hicieron en hormigón en masa y que gracias a él tienen esa moldeabilidad en la forma mucho más dificil de conseguir en piedra o en ladrillo. Con esto, y creo que coincido con Nicolás, los únicos elementos modernistas de la casa son los dos lienzos de fachada sur (la del acceso) y oeste (la de las fotos, la salida del salón). Si eliminamos estos dos elementos y algunos detalles de la ornamentación exterior, la casa es tan ecléctica como la que más. De hecho, al observar los planos originales podemos ver que los elementos modernistas son un añadido a lo más sólido de la casa. Sobre el interior, digo lo mismo, lo único modernista son las vidrieras de las carpinterías, la ornamentación de los techos y los suelos. Las fotos antiguas que mostraste hace tiempo yo creo que ambas son del Chalet de Doña Socorro (no se como había quedado esa pequeña confusión) y se advierte un mobiliario serio y propio de una viuda aunque no muy acorde a la alegría de las decoraciones. Y repito como siempre, que Doña Socorro y su legado es de lo más interesante en el mundo femenino indiano, y por que no, en el mundo indiano en general. Felices fiestas a todos!

    Responder
    • Alejandro Braña

      La Casa del Trovo sigue perteneciendo a la familia de Doña Socorro y en perfecto estado.Coincido contigo sobre el mobiliario. Lo poco que conocemos, por las fotos publicadas aquí, nos muestran una casa muy probablemente decorada al gusto de su propietaria y sin ninguna otra concesión. Seguro que se parecía mucho a su residencia habitual en Madrid.

      Responder
  4. Nicolás

    Quizás fuera Doña Socorro muy religiosa y estuviera adornada de muchas virtudes pero una de dos: o desconocía la de la humildad o el chalet se le fue de las manos…..
    Cuesta creer que alguien con una estupenda casa como la de la calle Cervantes tuviera necesidad de otra si no es por el afán de notoriedad.
    Más que una casa » como Dios manda» le salió un palacete de esos que engendran ira y envidia : enorme en dimensiones, con doble fachada artística , torre con cúpula circular, finca generosa, ubicación privilegiada,….

    Una casa con demasiados excesos . No sé yo si pecó de vanidad…..

    El caso es que ahí quedó esta maravillosa construcción para deleite visual del resto de los mortales , generación tras generación ….

    Cómo me gusta ver la foto en la que se ven los estandartes engalanando los balcones de la fachada . Parecen estar puestos como una condecoración o premio al triunfo social.

    Desde esa visión del conjunto general y así , en la distancia, con esas pequeñas cúpulas auxiliares del tejado , parece un tanto exótica . Me recuerda a una edificación hindú.

    Bravo por Doña Socorro y su decisión de hacer esta casa tan peculiar y atrevida para el momento .

    SALUDOS Y FELIZ NAVIDAD a todos los » indiano-adictos»

    Responder
    • Alejandro Braña

      ¿Se dejó llevar por amistades, parientes, quizás por sus cinco hijas en edad de merecer? Posiblemente un poco de todo, incluida la vanidad.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER