Seleccionar página

EN TIERRAS DEL MARQUÉS

EN TIERRAS DEL MARQUÉS
La Sierra del Cuera nace de repente, como una gran ola de piedra que estrecha el mundo y amenaza con cubrirlo por completo. 

Por aquí se entraba -hace un siglo- al feudo del Marqués de Argüelles. Desde su Palacio dominaba y administraba sus posesiones, abarcando grandes zonas de Garaña, Pría, Villahormes y otros pueblos hasta llegar a Llanes. Tanto es así que a su muerte se contabilizaron más de mil escrituras a su nombre.
Fue también aquí donde el marqués, tras enviudar, se quedó prendado de una mujer de origen humilde -nacida en Pría- mucho más joven que él.
Tuvieron varios hijos, dicen que dos, pero ninguno fue reconocido como legítimo por las presiones de la única hija del marqués -Mª Josefa que veía peligrar su posición y su herencia, y que jamás consintió que se casara con ella.
Así fue como Magdalena Pérez del Río se convirtió en la amante de Ramón Argüelles hasta el final de sus días.
A pesar de las maniobras de la hija para proteger sus intereses, el marqués dejó a su muerte (ocurrida en el año 1900propiedades y dinero suficientes para que Magdalena pudiera vivir con desahogo. Aún así, tuvo que abandonar el palacio de Garaña y construyó esta casona a la que se trasladó a vivir con sus hijos en 1902.
_AFB6492
Desde hace unos años es un recóndito alojamiento indiano  -con vistas al mar-  totalmente ajeno a guías de viajes y promociones turísticas. Todavía se respira el aire de sosiego y discreción de su primera propietaria -todo parece languidecer a media luz- entre camas con dosel y viejos armarios de madera maciza.
_AFB6536 _AFB6547  
Muy cerca, puedes encontrar la fuente que ella sufragó  -rodeada de un estanque con cisnes y un pequeño puente  que lo cruza- como un homenaje sencillo a todos los que ocupan la última fila de la Historia.
_AFB6564
Este hotel forma parte del libro Sueños Indianos en Asturias.
sesion 1-9396

18 Comentarios

  1. Magdalena

    Yo no digo que sea extraña, ni que no haya ocurrido, sino que no es como se cuenta.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Seguramente tú tienes una versión más certera. La que cuento aquí es la que conocen y cuentan en los pueblos de los alrededores. Seguramente, como todas las historias que van de boca en boca, tiene modificaciones.

      Responder
  2. Magdalena

    Pues…¿que quieren que les diga? Juan no va muy descaminado en su relato….nada, nada descaminado. Si se cogen unos datos de uno, y otros de otros, estará la historia real, aunque igual esa realidad no guste o nos rompa esa imagen de historia de amor «. …

    Responder
    • Alejandro Braña

      Por mi parte, insisto. Esta historia no tiene nada de extraña, se ha repetido una y mil veces a lo largo del tiempo.

      Responder
  3. Maite

    Naturalmente, Juan, con los datos disponibles, cada uno forma en su imaginación la idea de un personaje.
    Y, precisamente, porque no nos quedamos en la superficie de unas figuras tan ricas y con tantos matices como el Marqués de Argüelles y su hija Mª Josefa; y porque aquí hemos ido conociendo y admirando sus personalidades siempre con respeto -y no ignoramos que todos tenemos luces y sombras…-, es por lo que me resisto a contemplar la historia de Magdalena y el Marqués desde el amarillismo, mezclando en ella a mileuristas y notarios, curas y Viagra. Pero usted puede elaborar su propia historia, cómo no. Yo le dí mi parecer porque usted preguntó.
    Sobre los Argüelles se ha escrito mucho y muy disperso pero los testimonios más fiables los podemos encontrar en las hemerotecas, en los archivos y en las personas que los conocieron. Y cada día descubrimos algo más.
    Alejandro ha recopilado muchos de esos testimonios, acompañados de bellísimas fotos. A la espera de un trabajo riguroso (cambiaré lo de ‘demoledor’, si le parece mucho…) que sería muy bien recibido, a mí me gusta ‘la foto’ de los Argüelles en este blog.
    Un saludo, Juan.

    Responder
  4. Juan

    Siento haberte molestado Alejandro, no es esa mi intención. El blog me parece estupendo y sus fotografías maravillosas. Yo no soy ningún erudito, sólo otro admirador de esta mujer y de sus vivencias. En cuanto a su padre, hay bastante información sobre él en varios libros, artículos, tesis, etc… hay que ir más allá de verle como un gran indiano, fue alguien con un papel importante en la historia ante la pérdida de Cuba. Y alguien, si me permiten, muy poco valorado y conocido. La gente tendemos a quedarnos siempre en la superficie, hay que bucear un poco..
    Maite por supuesto es ud. muy libre de seguir siendo romántica y de creer en ese amor entre una joven y bella sin recursos y un anciano señor, marqués e inmensamente rico. «Rebatir demoledoramente con datos y fechas»..me parece mucho ¿no cree? Esta historia que cuentan tampoco los tiene, por lo que puede ser tan real, como la mía. La mía, como ya dije, es fruto de mi imaginación. Las historias, como poco tienen dos puntos de vista.
    Un saludo

    Responder
    • Alejandro Braña

      La historia la cuentan varias personas de la zona, entre ellas una señora de noventa años con buena cabeza que conoció a la mujer y a sus hijos. El dinero para la casa estupenda que ella construyó después de la muerte del Marqués salió de alguna parte (era una joven sin recursos). A partir de ahí se puede modificar, cambiar y dar vueltas a lo que se quiera. No parece nada extraño que un rico señor se encaprichara en su madurez de una joven y que ella (por las razones que sea) le correspondiera. Por lo demás, no me he molestado, sólo quería que entendiera el tono del blog: Es fundamentalmente visual y no contempla incluir notas a pie de página ni impartir doctrina ni entrometerse en el ámbito académico. Hay otros foros para eso. Sin embargo, yo tengo el enorme privilegio de poder pisar el terreno, hablar con la gente de esos lugares, y entrar en las casas.

      Responder
  5. Juan

    Fascinante historia..un tanto folletinesca No?
    Unos datos:
    – cuando enviudó el marqués, esta señora quizás ni habría nacido…
    -Ramón Argüelles tuvo un hijo de soltero que aportó al matrimonio, y otro de viudo. A los cuales educó ya que siempre vivieron con él y no con sus madres, junto con su hija legítima, quien trato a estos como hermanos, pero sólo a estos dos.
    -decir que el marqués tuvo 11 o 20 hijos… ¿Cuánto tiempo pasaba en Pría? ¿No vivía en Cuba? Menudo fenómeno era, mi aplauso y admiración. Que mal quedaron sus paisanos que venía el marqués y se lo comía todo..jejeje
    A ver ¿realmente esto que cuentan fue una historia de amor? ¿ Amor, que la marquesa fastidió porque no quería repartir su herencia? Yo tampoco hubiese querido repartirla, pero ¿Fue cierta esta historia? Se dan cuenta de que estas jóvenes bellísimas, siempre se enamoran perdidamente de ancianos u hombres muy mayores, pero con inmensas fortunas… ¿Curioso, no? Hoy las revistas del corazón muestran muchos ejemplos de estos «grandes amores». Yo cuando vea que una de estas se enamora de un albañil u oficinista mileurista, creére en el amor, mientras , seguiré dudando…
    Voy a contarles un cuento, y como tal ficticio…
    ¿Realmente eran hijos del anciano marqués? o ¿Existía la viagra? igual es que la sidra era tan buena entonces, que obraba milagros…O quizás, sólo quizás, vamos a suponer que la joven tuviese amoríos con alguien mas acorde a su edad, un joven paisano fornido y pletórico de salud..pero… ¡era pobre!
    ¿Qué hombre mayor, o no, no cae rendido ante tan jóvenes y seductores encantos? Sigamos elucubrando…El tiempo pasa, los hijos crecen y no hay boda. El anciano regresa de América para quedarse. Pero enferma, el tiempo se escapa, la boda no llega, el anciano agoniza, y en el lecho de muerte, el amor de ambos es de tal magnitud, que la joven enamorada presurosa, busca la ayuda de un notario y del cura del pueblo, para lograr que el moribundo reconozca a esos hijos, fruto del gran amor que se profesan..El anciano marqués, ni siquiera puede hablar, no tiene fuerzas, la vida se les escapa con cada entrecortada respiración…cierra los ojos cansado, y firma con mano temblorosa, el documento que su joven enamorada le muestra. Agotado, recobra la consciencia y el habla, balbuceando, agotado, pregunta por su hija, su amada hija que no ha sido avisada por su amante de la extrema gravedad de su padre. Su último recuerdo es para ella,el anciano marqués, mira al cielo, por la ventana de su dormitorio y expira.
    ¿Qué les parece esta versión? Recuerden que esta historia, sólo es fruto de mi imaginación…
    Buenas noches.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Seguimos esperando con impaciencia una biografía sobre la Marquesa de Argüelles, seguramente arrojará también luz sobre la figura de su padre, un personaje de gran interés. Asturiaspordescubrir es un modesto blog escrito por un fotógrafo, siempre desde la admiración, nunca desde la erudición.

      Responder
    • Maite

      Juan, como nos ha preguntado -entiendo que a los seguidores del blog- qué nos parece su versión, le voy a dar mi opinión (con permiso de Alejandro):
      Mientras no haya un texto fidedigno, con nombres y fechas, que rebata -demoledoramente- lo que hasta ahora conocemos de Ramón Argüelles y de su hija María Josefa Argüelles, me sigue gustando mucho más la historia que se ha ido elaborando en este blog. Y no son pocos los datos que contiene.
      Qué quiere que le diga… soy una romántica. Me gusta soñar.

      Responder
  6. Nicolás

    Hoy mismo he vuelto a visitar la fuente de Magdalena. Casi como un peregrinaje. Me gusta muchísimo ese rincón . Tiene magia.
    Me imagino lo que debió costarle a Magdalena irse del maravilloso palacio Garaña. Se tuvo que consolar con algo mucho más sencillo, pero que no está nada mal: la casona. Un sitio misterioso. Cómo me gustaría saber por qué hizo allí su casa. No es de extrañar que te pierdas porque es una maraña de caminos y laberintos. No entiendo que alguien que puede elegir sin problemas el lugar de edificar su casa decida hacerlo precisamente allí , en un sitio oculto y anónimo, detrás de una casa de barrio que la relega a un segundo plano porque literalmente la tapa y la resta importancia. ¿ Seria que allí fue donde nació o vivió ? , ¿ por qué mandaría hacer la fuente? Y si no quería destacar ¿a qué santo aparece en la inscripción ?
    Hoy día nos puede parecer un emplazamiento idílico a los que queremos escapar de la jungla urbana, pero hace cien años …¿quién quería vivir en el retiro?. Que intrigante historia.

    Palacio Garaña fue parte de la herencia de Josefa, ¿lo ocuparía alguna vez o cayó en el olvido ?

    SALUDOS

    Responder
    • Alejandro Braña

      Especulando sobre alguna de tus preguntas, creo que la fuente fue una donación al pueblo, un gesto que se podía permitir tras heredar del Marqués una pequeña fortuna, y tal vez una forma de congraciarse con las envidias y comentarios de un pequeño pueblo. En cuanto a su vida, sé que nació allí y que finalmente se instaló a vivir en un piso céntrico en Gijón la mayor parte del año, quizás cuando sus hijos eran ya mayores.
      Me sigue pareciendo -como a ti- un rincón entrañable, y la casona conserva esa pátina especial mezcla de decadencia y nostalgia.

      Responder
  7. Mariam

    Conozco muy bien Villanueva de Pria, donde tengo muy buenos, queridos y antiquisimos amigos. Mis primeras vacaciones de los muchos años en el Oriente de Asturias las pasé alli. Y desde delante de la que fué casa de Magdalena Perez del Rio sale la procesión de las fiestas de Santa Maria Magdalena en el mes de julio. Seguro que alguna razón hay para que esto sea así, posiblemente económica y sentimental. Tengo que preguntar y ya os cuento algo.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Podría tener sentido, es muy probable que en ese tiempo -principios de 1900- Magdalena fuera la señora más rica del pueblo. Desde luego contribuyó a la reconstrucción de la fuente, la escuela, y quizá apoyara también las labores de la iglesia. Ya nos dirás.

      Responder
  8. Esther

    Hola Alejandro, coincido totalmente con el otro lector en que la fotografía de la sierra es espectacular. Y también me ha encantado ese hotelito , ya lo había visto en el libro, pero no sabía de su historia que todavía lo hace más fascinante. Pienso visitarlo si tengo oportunidad este próximo verano en una escapada. Feliz año!! un abrazo, Esther

    Responder
    • Alejandro Braña

      Esther, es diferente, con su personalidad propia, pero creo que la visita a la zona lo merece. Feliz Año.

      Responder
  9. Nicolás

    Vaya entrada más que interesante. Tiene muchos datos y mucha miga. No sé ni por dónde empezar a comentar… Bueno sí… Lo primero es felicitarte por esa foto tan idílica del paisaje de Pría entre caballos y montañas. Sencillamente exquisita. Ni campiña inglesa, ni Provenza francesa ni Toscana italiana … Nada hay que se iguale en belleza al paisaje de este pedazo de tierra que discurre entre Llanes y Ribadesella. Es un lugar privilegiado donde los haya en cuanto a paisaje y a conservación del mismo. La sierra del Cuera aparece delante del mar de forma descarada y casi desafiante. Yo creo que está ahí como muro de contención de los cimientos de los propios Picos de Europa ( justo detrás ) para que no se «desparramen » al mar. Si es cierto que no existen en Europa montañas más altas que Los Picos de Europa en relación a su cercanía al mar ( a penas debe haber 15 km en línea recta desde la orilla de la playa hasta las cumbres del Cerredo con 2650 m.) Pría goza de esa suerte de estar en medio del «sándwich «. En el corazón de ese paraíso entre el mar y la montaña.

    Por otra parte ,la historia del Marqués y de su amada Magdalena es verdadero argumento de telenovela. Lleno de misterio, de intrigas, de amor, de desavenencias, …. ¡¡ Qué interesante!!
    Nuestra marquesa favorita envuelta en estos asuntos de trastienda… Queda ahí un episodio oscuro del que ojalá sepamos más.

    Asombroso , también, el poderío económico de esta familia . Porque mil propiedades son muchísimas propiedades….¡!

    Tuve ocasión hace años de hospedarme en este hotelito. Me encantó por su sencillez y por su ubicación. De haber sabido entonces toda esta historia lo hubiera disfrutado aún más. Habrá que repetir. Donde sí volví mil veces fue a ese rincón tan pintoresco de la fuente y su estanque. Me tiene enamorado ( al igual que la presiosísima casa que hay enfrente, que es todo un ejemplo de saber hacer en lo que a rehabilitacion se refiere ). En cuántas ocasiones habré leído la inscripción y el nombre que aparece en ella… Qué ilusión me ha hecho verlo todo en tu fotografía y desvelar su origen ¡!
    Me quito el sombrero ante tí Alejandro…!¡ Es asombrosa la capacidad que tienes de llegar a tantos recovecos perdidos de esta geografía y de encontrarlos su sentido en la Historia.

    No sé si llegaste a verlo , pero hay un caminín justo por detrás de La Casona que lleva a otro enclave único y muy cercano. Recomendable a cualquiera que le guste la Naturaleza en estado puro. Es la playa de Villanueva o «La Canal». Una playa diminuta encajada en un «tajazo» caprichoso que la Naturaleza quiso que adornara allí .

    SALUDOS Y FELIZ AÑO

    Responder
    • Alejandro Braña

      Nicolás, tengo la mala costumbre de perderme cada vez que estoy en esta zona de Pría. Me desespera un poco pero esos caminos son un perfecto laberinto para mi. Me costó encontrar la fuente y, como puedes ver, era casi de noche y tuve que sacar el flash para fotografiar la fuente de Magdalena. Es un lugar cargado de melancolía. La playa no tuve oportunidad de verla, sólo la conozco de referencias. Estuve tres veces en el hotel para hacer las fotos. En la tercera visita, estaba a un par de kilómetros cuando frené en seco al ver esa luz y ese paisaje. Duro sólo un instante…pero yo estaba preparado…

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER