PLACERES INDIANOS

In Indianos by Alejandro Braña2 Comments

En 1910, el colectivo de influyentes indianos de Llanes ya estaba preparado para dar su gran golpe de efecto.

Encargan al arquitecto Juan Álvarez Mendoza la construcción de un gran templo para el ocio, un edificio que, en su volumetría, tiene aspiraciones de catedral civil, destacando sobre el entorno con su escala desmedida para el tamaño de la villa.

Su impacto continúa si nos detenemos en la fachada, de estilo ecléctico modernista con algunos elementos barrocos. El exceso decorativo, con profusa ornamentación vegetal y un llamativo frontón con mascarón femenino, ponen de manifiesto la intención de sus promotores por asociar su recién estrenada fortuna a una arquitectura de prestigio, impactante y rotunda.

El interior contaba con biblioteca, salas de juego, billar, bar y un gran salón de baile. Actualmente esos espacios han sido parcialmente transformados y están un tanto descuidados.

placeres-indianos-e22c76

placeres-indianos-b4b09a

placeres-indianos-00e11c

placeres-indianos-d49af1

placeres-indianos-9d3acc

placeres-indianos-155a50

placeres-indianos-528303

placeres-indianos-91fffd

placeres-indianos-c7b95c

placeres-indianos-9e34c0

placeres-indianos-d7e379

placeres-indianos-8f1152

placeres-indianos-24ce43

 

Comments

  1. Este verano pasamos unos dias por la zona y me acerqué hasta el Casino ; entramos al bar abierto al público y la verdad es que me decepcionó. En el vestíbulo ya se me puso mejor cara y cuando vi esa Lambretta , que también sale en tu foto, se me puso una sonrisa de oreja a oreja. Os deseo un buen fin de semana al tibio sol.

    1. El interior decepciona un poco. Quizás la primera impresión del edificio es tan apabullante que se espera más del interior, que está algo descuidado. Empiezo a sospechar que la Lambretta es attrezzo, siempre está ahí.

Leave a Comment