Seleccionar página

EL PALACIO SOBRE LA RÍA

EL PALACIO SOBRE LA RÍA

El Palacio del Marqués de Santa Cruz, en lo alto de Castropol, domina la vista sobre la Ría del Eo y la cercana Ribadeo, en la costa gallega.

Habíamos hablado antes de este Palacio en “Los Centinelas del Parque” y tenía pendiente enseñaros alguno de sus interiores.


PALACIO DEL MARQUES DE SANTA CRUZ

También se le conoce como Palacio de Montenegro.

Nada más entrar, un patio funciona a modo de distribuidor. A la derecha está la capilla, al frente la salida al jardín y a la izquierda la escalera da acceso a las dependencias privadas.

En su concepción tiene muchas influencias de los pazos gallegos.

Patio y escalera a la entrada del Palacio de Montenegro

En la primera planta están las estancias nobles, con un salón inmenso y varios dormitorios.

En un extremo, esta habitación contigua a la capilla permitía -corriendo una gruesa cortina- atender al culto sin ser visto.

Salón contiguo a la capilla del palacio del Marqués de Santa Cruz

Este comedor, con su techo curvo de madera, recuerda al puente de mando de un viejo buque.

Desde él se divisan las mejores vistas de la Ría del Eo en dirección a Vegadeo.

Comedor con vistas a la Ría del Eo en el Palacio del Marqués de Santa Cruz

El palacio, del siglo XVIII, ha tenido diferentes propietarios, entre ellos el influyente indiano Vicente Loriente Acevedo, quien lo ocupó tras su regreso de Cuba.

Dormitorio en el Palacio del Marqués de Santa Cruz

De momento el proyecto para rehabilitarlo está parado y muchas estancias apenas conservan muebles o están deterioradas.

Aún así, el conjunto merece mucho la pena, tanto por su enclave privilegiado como por sus espléndidos jardines.

Está situado junto al parque Vicente Loriente Acevedo y el Casino.

Nota: Finalmente el Palacio fue restaurado por completo. Su aspecto actual puedes verlo en el Volumen III de Palacios y Casonas de Asturias.

Acceso a los jardines del Palacio del Marqués de Santa Cruz del Marcenado

2 Comentarios

  1. alejandro

    Mª Luisa, a ver si ahora que ha frenado la construcción nos da tiempo a apreciar el patrimonio que tenemos y, de paso, se conserva mejor alguno de estos lugares.

    Responder
  2. Mª Luisa Acebal

    Me encanta Castropol, con sus palacios centenarios, que te transportan a siglos pasados como si el tiempo no hubiera transcurrido, y ese parque humbrio y frondoso donde se respsira tranquilidad. Es una lastima que, en aras de la modernidad vayan a desaparecer estos caserones para dar paso a viviendas y chalecitos pareados. Sé que es imposible, pero es una ciudad que habría que dejarla como museo, sin tocar absolutamente nada. Es una utopia, pero soñar (de momento) no cuesta dinero.

    Tambien Figueras tiene un encanto especial, y debe visitarlo quien no lo haya hecho ya.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER