Seleccionar página

EL CANTU

EL CANTU

Aparece siempre nombrada como una casa de indianos, aunque su propietario nunca estuvo en América.

Manuel Posada Noriega fue un importante maestro de obras que trabajó para varios indianos de Ribadedeva, Llanes y Peñamellera. En Colombres fue responsable de la construcción de Las Raucas, Los Leones, la Casa Roja, además de la Plaza, el Ayuntamiento y el cementerio, todas ellas obras financiadas por indianos.

En los años 20 edificó su propia casa en Colombres, en la calle Lamadrid, llamada El Cantu, y que en la actualidad es un albergue de verano.

3 Comentarios

  1. José

    En el comentario anterior en el conflicto por los jornales con los trabajadores los que ganaron fueron los trabajadores no él. Perdón por haberlo expresado tan mal.

    Responder
  2. José

    No solo construyó casas sino que también se adjudicó carreteras como Llanes a Mere, Cangas de Onis a Panes, Panes a Turón, Villanueva a Bustio, varias en Ribadesella, aunque hubo obras que se le rescindieron por no cumplir partes del pliego de las obras.
    Pero también tuvo conflicto con sus trabajadores por el no pago de los jornales, ganando en los tribunales.
    Pero no solo por los trabajadores acudió a los tribunales sino que a él y a su esposa Emilina Caso Ducheint, les denunció su hermano Juan les reclama unas alhajas dando el juez la razón a Juan.
    Incluso juicios por agresiones entre los hermanos por una parte Manuel y de la otra sus hermanos Juan (periodista) y José María (empleado).
    Ya fallecido se declaró nula la compra por su parte de una finca de Colombres denominada «Quinta Guadalupe»

    Responder
    • Alejandro

      José, esta vez le has sacado los trapos sucios a Manuel Posada Noriega. Debió de ser un constructor importante para la época, ya que muchos indianos confiaron en él para levantar sus casas. Siempre me ha llamado la atención como podían salir las cosas bien sin la intervención de un arquitecto y sin apenas planos, para construir algunas de estas casas que ya tienen cierta ambición. Es tocar una hermosa melodía sin tener partitura, hay que tener mucho oido…, o atrevimiento. Un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER