IÑIGO YA NO VENDRÁ

In Indianos by Alejandro Braña20 Comments

La historia de los grandes hombres está hecha de anécdotas que arrojan luz sobre su carácter y determinación.

Cuentan que el inicio de la fulgurante ascensión de Iñigo Noriega tuvo lugar en una tienda de víveres y cantina llamada El Borrego, en México. Cuando las autoridades decidieron limitar la hora de cierre de los locales, Iñigo Noriega arrancó las puertas para que fuera imposible “cerrar”.

Es el comienzo de su leyenda. Luego vendría su matrimonio con Guadalupe Castro, 11 hijos, dicen que otros 100 más no reconocidos, fábricas textiles, explotaciones agrarias, ferrocarriles, bancos, minas, incluida la Compañía Minera y Beneficiaría de Metales de Tlalchichilpa. Aquí trabajaba Emiliano Zapata, que solía sostener el estribo a D. Iñigo cuando éste visitaba la mina, y que años más tarde llegaría a expropiar todos sus bienes tras la Revolución. Dos destinos cruzando caprichosamente sus caminos.

La Quinta Guadalupe, construida en 1906 en Colombres, concejo de Ribadedeva, ocupa el centro de un hermoso jardín. Dentro y fuera de la finca, la casa es un blanco apetecible para un fotógrafo, con su luz cambiante y ese poso de extrañeza que deja el verla allí, esperando todavía al más intrépido de los indianos que haya visto Asturias.

Nota: otro día los interiores.

dknvvnjjn-7c5dce dknvvnjjn-11eba3 dknvvnjjn-16efb1 dknvvnjjn-022f33 dknvvnjjn-58f509 dknvvnjjn-8490fc A 39461 dknvvnjjn-e133a8 dknvvnjjn-ebb368 dknvvnjjn-f555a8 dknvvnjjn-f5122c dknvvnjjn-2f2d44

Comments

  1. Hola Alejandro ,ésta es una de las casas que más me gustan, sus fachadas son todas diferentes y aunque el azul es un poco chillón me encanta admirarla, en esta ocasión también por dentro. La primera vez que visitamos el Archivo de Indianos con las niñas pequeñas cogimos del suelo tres semillas de palmera que prendieron y han estado durante años apretadas en una maceta, ahora están plantadas en Carranza, también zona de indianos, y supongo que con el paso del tiempo llegarán a ser tan altas como las de Colombres. Besos

    1. Ascen, no sé si siempre ha estado de este color, es un gran contraste con el jardín circundante. Veo que ya tienes las palmeras, ya solo falta la casona, ja,ja. Un abrazo.

  2. Probablemente el edificio más indiano de todos… grandilocuencia en las formas, los volúemenes, impactante la imagen de la casa que casi te hipnotiza cuando te acercas por el camino. Es llamativo el discurso insistente en la decoración al tema del viaje, a lo mexicano, el Mercurio del comercio, la industria… No sé si llegó a amueblarse, una pena que no se conserven los ambientes originales… Gracias!!

    1. Martín, yo también tengo mucha curiosidad por saber cómo sería la casa originalmente, supongo que puesta con todo lujo. Después de haber sido en el pasado sanatorio, y después internado, no sé si queda algo original, aunque solo con ver ese patio interior y esa escalera (además del exterior), ya merece la pena la visita. Un saludo.

  3. Para triunfar en esta vida; (si se entiende por triunfar, ganar dinero y una posición), hay que tener decisión, valor e inteligencia como tu dices, y él reunia todas esas cualidades, pero sin duda tambien sería un gran trabajador, que despues de tanto esfuerzo se quedo sin nada, y la maravillosa casa que edifico nunca pudo disfrutarla. Al menos, ha tenido el reconocimiento que se merecia.

    1. Mª Luisa, aparte de lo singular de su figura, creo que estamos también ante uno de esos indianos que nunca tuvo intención de regresar a su pueblo, y menos habiendo perdido una gran parte de su exagerada fortuna.

  4. No me mal interpretes, las palmeras están en el jardín de una ex compañera de Roberto que quiso hacerse cargo de las pobres y en cuanto a la casona o mejor dicho casita hay una en Colunga, no sé si indiana, que nos hace soñar de vez en cuando. A la Quinta Guadalupe parece ser que la llamaban «el elefante blanco» por estar pintada de ese color. Besos de nuevo

    1. Gracias Ascen, me hacía ilusión pensar en vosotros a la puerta de la casona…, ya veremos. Lo del «elefante blanco» lo había oido alguna vez pero ya no me acordaba. De blanco, no sé, no me la puedo imaginar. Un beso.

  5. Espectacular la Quinta Guadalupe..la mires por donde la mires. Y el pueblo, en general. Volveré con tiempo para hacer la ruta de los indianos. Muy guapo todo.

  6. Ya sabemos que cuando nos toca hacer de cicerone de algún amigo o familiar que no conoce la zona, siempre queremos sorprender con algo especial de nuestra ruta turística, pues eso se logra con la Quinta Guadalupe. Nunca falla. Todas las veces hago igual: al entrar a Colombres les digo «cerrad los ojos» y dejo el coche justo enfrente de la reja del jardín de las casas gemelas junto a la iglesia. Sólo entonces dejo que abran los ojos e inmediatamente se oye un sonoro ¡¡¡»OSTRAS» ¡¡¡ Me encanta ver esas caras de asombro total y de desubicación. La visión desde ese ángulo es la ideal (que es la que has elegido para la foto de presentación de esta entrada). Es una casa emblemática que no deja de provocar admiración ,no se si por sus dimensiones palaciegas o por su ubicación en un entorno rural donde nadie piensa encontrar nada semejante. Yo creo que también hace mucho su buen estado y sus rabiosos azules (si no que se lo digan a su prima-hermana Partarrío, que casi nadie mira para ella teniendo las mismas hechuras). Lo mejor de ella es ,sin duda , que es un magnífico museo y que es un poco de todos . ¡¡ Quién le iba da decir a D. Iñigo que la casa que nunca habitó sería la más transitada!! SALUDOS

    1. A lo largo de las muchas visitas que he hecho a Colombres y a la Quinta, sigo descubriendo lugares, a veces bastante lejanos, desde los que se ve la casa. La vista de esta entrada del blog es una de mis favoritas. Mirando mi archivo, me he fijado en una vista lateral que hice desde las ventanas de la Casona de Iñigo Noriega, que linda con la Quinta, parece otra casa. Saludos.

  7. Hola a todos,
    Sin duda tan interesante como las obras que nos han dejado algunos indianos que consiguieron triunfar, también lo son en ocasiones sus propias vidas. Al respecto aconsejo la de José Menéndez, de Miranda (Avilés), que aunque no dejó impronta arquitectónica en Asturias, si lo hizo en Punta Arenas (Chile). El llamado rey de la Patagonia merece una reseña, cuando no una novela. A ver quién se anima a escribirla.
    Un saludo

    1. El «rey de la Patagonia» es el otro personaje en el que pensaba cuando preparaba esto de Iñigo Noriega. Son vidas exageradas en su intensidad y en sus logros. Es una pena que José Menéndez no nos dejara una casa con la que recordarle más. Un saludo Antonio.

  8. La Quinta Guadalupe no era para Iñigo Noriega, sino que la hizo para Porfirio Díaz cuando tuvo que exiliarse de México, pero Porfirio quiso más París que Colombres.

    1. José, yo he leido las dos versiones sobre ese asunto. Tiene mucha lógica, por la amistad que les unia, pero también he leido que eso es solo parte de la leyenda del personaje, salpicada de anecdotas increibles, como que después de dejar México tras la Revolución, fue sheriff en un pueblo de Texas…, no sé qué pensar. Un saludo.

  9. Hola Alejandro! Soy compañero de trabajo de Paula, y me ha hecho saber acerca de tu blog, la verdad es que me está gustando mucho, yo desciendo de Colombres y voy muchísimo desde niño, he de decirte que tengo algún documento gráfico de mitad de los 80 con La Quinta Guadalupe blanca, lo busco por casa y te lo hago llegar, !para que ya no tengáis que imaginar! jejeje. Me encanta tu trabajo, un abrazo.

    1. Qué sorpresa!. Será estupendo poder publicar aquí alguna foto de la Quinta Guadalupe anterior al Archivo de Indianos. Muchas gracias José María.

  10. HOLA ALEJANDRO.O ESTUVE INTERNA EN LA QUINTA,ERA EL HOGAR VIRGRN DE GUADALUPE,ERAMAOS UNAS 120 NIÑAS.EL COLOR ERA PIEDRA Y MI RECUERDO DEL COLEGIO COMO EDIFICIO ERA DISTINTO DE CUANDO VISITE EL ARCHIVO .LAS 2 ULTIMAS PLANTAS ERA HABITACIONES Y LA BAJA ERA UNA ESPECIE DE HABITACION GRANDE DONDE JUGABAMOS,.TENIA UNA ESCALERA INTERIO DE CARACOL QUE NOSOTRAS UTILIZABAMOS,EN LA PLANTA BAJA AL LADO DE LAS CARBONERAS,DESPENSAS…ESTABA EL LAVADEREO Y UNA PISCINA,DICEN QUE FUE UN PSIQUIATRICO ANTERIORMENTE Y QUE ESTA SE UTILIZABA ENTONCES.EN LA PLANTA ALTA HABIA TUNELES QUE CREO QUE COMUNICABBAN CON LA CLARABOYA DEL TECHO,Y EN ESTOS HABIA COMO MARCADAS FECHAS Y PALITOS COTADOS COMO DE CONTAR DIAS PINTADOS EN LA PARED.TE PODRIA CONTAR MUCHOS DETALLES ,SI TE INTERESA ALGUNO PREGUNTAME..HAER SI ME CONFIRMAIS SI FUE REALMENTE PSIQUIATRICO ANTES DE INTERNADO

    1. Belén, gracias por compartir tus recuerdos de la casa cuando era internado. ¿Tendras alguna foto de entonces? Puedes contactarme en info@edicionesnuevedoce.com, estaría muy interesado en verlas. Con respecto al psiquiátrico, José (seguidor de este blog y con muy buena información) asegura que lo fue en los años 20. Un saludo.

Leave a Comment