CON LOS CINCO SENTIDOS

In Indianos by Alejandro Braña22 Comments

Quizá no sea más que otro jardín, pero yo he estado en éste muchas veces, invierno y verano, cada vez que voy a Colombres.

Este fin de semana estuve allí y, de nuevo, reservé tiempo para pasear por el jardín que rodea la Quinta Guadalupe, sede de la Fundación Archivo de Indianos.

Cogí la cámara como siempre para caminar una vez más entre sus grandes magnolios y sus especies exóticas, su pareja de árboles inclinados, su hilera de hortensias, su fuente en cascada, siempre con el fondo azul omnipresente de la Quinta ocupando el centro del jardín.

Nada excepcional; solo el marco del idílico final del sueño de un indiano, Iñigo Noriega, que nunca llegó a disfrutarlo.

Todavía no hemos visto aquí la Quinta Guadalupe por dentro y por fuera, será pronto.

con-los-cinco-sentidos-477de5

con-los-cinco-sentidos-40f7d2

con-los-cinco-sentidos-11a1d1

con-los-cinco-sentidos-2e2e92

con-los-cinco-sentidos-74c035

con-los-cinco-sentidos-ad4b3d

con-los-cinco-sentidos-6bbe5e

con-los-cinco-sentidos-3fc001

con-los-cinco-sentidos-6c688c

Comments

  1. Yo también fotografié una vez más las flores del magnolio,las ramas están tan bajas que con mi altura es posible hacerlo, las hortensias y los árboles inclinados. Fue un placer conocerte. Besos

    1. Gracias Ascen, igualmente. Hay algunas especies raras, quizá traídas de América, que de vez en cuando dan unas flores muy peculiares, pero no tengo fotos de ellas.

  2. Todas las casas de Indianos son preciosas, pero esta, rodeada de esa magnifica finca tiene un encanto especial. Estuve hace unos años visitando el museo de la emigración, y me llamó la atención, el parecido de esas galerias pintadas de azul con las de la casa» Lis» de Salamanca que sin duda conoceras. ¿No les encuentras tu un parecido?. Por cierto; esta casa es otra de las maravillas que tenemos en España.

    1. Mª Luisa, ahora que lo dices sí que se parecen, aunque solo vi la Casa Lis una vez. Estos azules en las fachadas de las casas no abundan. Son más populares las gamas de los ocres, marrones y granates. Este azul produce un contraste fuerte con los tonos del jardín. Un saludo.

  3. Esa tranquilidad y paz que desprende el jardín, debió de ser la misma que pensaron para sus pacientes, los que pusieron allí un sanatorio neo-psiquiátrico.

    1. José, como sabes, muchas de estas casas tuvieron ese tipo de destino despues de la guerra civil: hospitales, asilos, orfanatos, algunas durante muchos años, guardando entre sus paredes una historia agridulce.

  4. Precioso jardín… es muy simpática la foto de los dos árboles tumbados.

    1. Ramón, no sé mucho de árboles y plantas. Estos dos me parecen de la familia de los cipreses, pero no quise meter la pata, igual alguien nos lo puede decir con certeza.

  5. Alejandro en este caso no fue después de la Guerra Civil sino unos años antes en 1928, pero un psiquiatrico que no admitia alienados, más bien para enfermedades mentales y nerviosas de las gentes pudientes dados los precios de las habitaciones.

    1. José, desconocía totalmente este uso que tuvo la casa. Creo que, en los años posteriores a la Guerra Civil, fue una especie de internado para niños. Aún se conserva, al fondo de la finca, un edificio muy feo que debió de ser construido para dichos fines.

  6. Si alguien puede obtener fotos de tan bellos colores en el mes de julio, ése eres tú, admirado Alejandro.
    A propósito de Colombres, se me ocurre que probablemente coincidamos en una marcada aversión a las fronteras en general, y, en nuestro caso, a acentuar las distancias entre Asturias y Cantabria. Los arquitectos del primer tercio del siglo XX y sus construcciones a una y otra orilla del Deva son muestra de nuestra cercanía. Pienso en ello al comprobar una vez más tu predilección por la encantadora capital del concejo de Ribadedeva. Conviene recordar que el arquitecto de la Quinta Guadalupe fue el santanderino Ramón Lavín Casalís (Santander 1863, 1939), y el del edificio del Ayuntamiento otro cántabro, Casimiro Pérez de la Riva (Ruiloba 1851, Santander 1934). Y que dos de los más señalados arquitectos asturianos (de las Asturias de Oviedo) de la época, también tienen muy marcadas relaciones con las tierras de la antiguamente llamada Asturias de Santillana: Juan Miguel de la Guardia había nacido en la cántabra Ontaneda, junto al río Pas, y en el palacio de Sotiello (1919), obra del cubano-asturiano Manuel del Busto, se aprecia una influencia notable del regionalismo montañés preconizado unos años antes por Leonardo Rucabado (Castro Urdiales 1875, 1918).
    Un placer, Alejandro, ver cómo nos muestras tan bella arquitectura, contribuyendo así a que no se pierda su presencia y su memoria.

    1. Gracias por aportar tantos datos, Juan, que nos ayudan a seguir hilvanando la pequeña historia de toda una época fascinante. Como sabes, dentro del grupo de arquitectos que trabajaron para los indianos, Juan Miguel de la Guardia y Manuel del Busto son los que acaparan mayor número de obras entre tan distinguida clientela. El primero, debido a su «fama» como arquitecto municipal de Oviedo, y el segundo, por el prestigio adquirido al levantar el Centro Asturiano de La Habana. Por su parte, Lavín Casalís hizo varias obras en esa zona y en las dos Peñamelleras. Un saludo.

  7. Esta guapisimo esos jardines que me recuerdan cuando yo estuve paseandolos cuando era un internado ,y viviamos en ese palacio tan maravilloso es un orgullo poder decir que ahi estuve yo en el año 1978 un saludo

    1. Gracias Ana Belen. ¿No tendrás fotos de la época?, sería estupendo poder mostrarlo unos años antes de convertirse en el Archivo de Indianos. Si tienes algo, por favor ponte en contacto conmigo info@edicionesnuevedoce.com. Un saludo.

  8. hola,muy buenas .Efectivamente este fue utilizado como colegio interno para niñas.Yo fui una de esas niñas .El edificio del fondo al que os referis,se trataba de la escuela donde ibamos a recibir nuestras clases diarias y en el cual impartian hasta quinto curso luego se pasaba al colegio del pueblo.Yo tuve suerte de vivir aqui durante 5 años aunque tambien pasé muy malos ratos.
    ¿sabeis si hay fotografias durante la época de internado?

    1. Hola Isabel, yo no he podido encontrar fotos hasta el momento, pero me interesaría mucho: ¿tienes alguna pista?. Precisamente voy a poner una o dos entradas en el blog estos días sobre la Quinta Guadalupe, pero en la actualidad. Un saludo.

  9. Después de leer alguna de las entradas decirte que los arboles entornados son cipreses japoneses, muy raros de ver. Otra cosa, antes la casa roja se la conocía por Casa de Mazarrasa.
    Un saludo.

    1. Gracias Ángel, ya veo que conoces muy bien el terreno, te agradezco también que nos desveles el nombre de esos árboles. Un saludo.

  10. Hola. ´Me acabo de ver todo esto, las fotos y los comentarios. Aquí viene http://www.llanes.as/da/hem/quinta.htm el folleto de la época en que fue sanatorio es una maravilla que se hayan conservado esas fotos.
    También quería comentar que la casa originalmente era blanca y gris. el azul se lo pusieron cuando la convirtieron en lo que es ahora. Ya nos hemos acostumbrado pero al principio «rechinaba» la llamaban la casa de los pitufos.
    Un cordial saludo
    Mª Elena.
    http://www.tolosapando.es

  11. Seguiré disfrutando de tu blog. Me atrevo a comentar que los que llamas árboles tumbados son cipreses japoneses, creo. Gracias.

    1. Author

      Gracias Ángel, ya ves que mis conocimientos sobre árboles son muy escasos, así que siempre agradezco que comente gente que puede ampliar datos.No sé si esa forma que han cogido los cipreses los hace peligrar de alguna manera, pero desde luego que los hace más singulares dentro de un jardín muy notable. Saludos.

Leave a Comment