Seleccionar página

PALABRAS PARA DESPUÉS

PALABRAS PARA DESPUÉS

No tengo aún datos concretos del indiano, pero le voy a considerar un pionero y también voy a imaginar que todo pudo empezar así.

Digo esto porque la Casa Corujedo es la más antigua de las edificaciones indianas que he visitado, 1862. Este indiano emigró muy pronto a Cuba en relación al aluvión que saldría después, probablemente alrededor de 1830, y construyó a su regreso esta gran casona en Riberas de Pravia, concejo de Soto del Barco.

Da la casualidad de que el barrio donde está ubicada se llama La Quintanona, muy apropiado para la envergadura de la casa y las pretensiones de su dueño. Todo pudo empezar así, con personas como él levantando grandes casonas de trazas norteñas, dando paso a finales de siglo a lenguajes cultos de la arquitectura, que contagiaron una fiebre de imitación a todos los que vinieron detrás.

Es más, Corujedo es pionero en trazar un jardín. Un espacio de deleite en torno a la casa, puramente ornamental, con dos avenidas una de ellas atravesando una larguísima arcada de rosales, y una arboleda donde no faltan las palmeras, un pequeño laberinto, el pozo y el lavadero. Más allá, una gran finca de pastos y árboles frutales cerrada por un muro de piedra.

Nota: para llegar hasta ella hay que dejar la carretera general justo delante de otra casa de indianos, Villa Vista Hermosa. 

palabras-para-despues-8fdd1c

palabras-para-despues-df2884

palabras-para-despues-9c1c54

palabras-para-despues-da7424

palabras-para-despues-01bbff

palabras-para-despues-42d941

palabras-para-despues-ea9b2e

palabras-para-despues-8ccc1b

palabras-para-despues-18b196

palabras-para-despues-07c403

palabras-para-despues-576a57

 

8 Comentarios

  1. Vanessa

    Pufff madre mía, muchacho a tus pies completamente. Los de la zona nos hemos criado con esas casas, como ya te dije. Esta zona tiene casonas indianas, no como las de Somao o Llanes, pero tienen un aire señorial que me encantan. No sé si habrás dado más paseos por Riberas, que supongo evidentemente que sí, pero en la subida al otro barrio de Riberas, casi en frente a la casona indiana que está a la salida de Riberas según entras desde Avilés, hay alguna casona más y la casa de Ruben Darío.

    Responder
    • Alejandro

      Vanessa, te confieso que me he perdido veinte veces por esos caminos de Riberas, arriba y abajo, mirando casas. Conozco la casa de Rubén Darío, pero la otra que mencionas no me doy cuenta por tus indicaciones. Riberas de Pravia es un pequeño tesoro indiano…

      Responder
  2. Belén Menéndez Solar

    Acabo de descubrir tu blog y quiero felicitarte . Mi último trabajo con los asturianos que aún quedan en Cuba lo he publicado, si quieres, hacemos intercambio de libros, Un saludo. Belén.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Belén, ya me podré en contacto. Me gustará añadirlo a la biblioteca indiana.

      Responder
  3. David Franqueira

    Me ha gustado mucho esta casa y no tenía ningún conocimiento de ella. Aemás parece conservarse perfectamente. ¿Viste si por dentro conserva algo interesante? Lo que más me llama la atención esa balconada, parece que quería ser galería pero se quedó en un bonito corredor.

    Responder
    • Alejandro

      Sobre el exterior, parece que todavía es un poco pronto (en el tiempo) para las galerías, y se queda como dices en un corredor al estilo de la casa tradicional asturiana. El interior conserva estancias interesantes, e incluso un llagar en el edficio anexo.

      Responder
    • Alejandro

      Gracias José, te agradezco la información. He mirado el enlace y se trata del indiano José Fernández Corujedo (1821-1893). He reconocido el retrato que publican, está en el salón de la casa a gran tamaño. Regresó de Cuba en 1860, dejó el negocio en manos de su hermano, y construyó esta casa.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER