[

Seleccionar página

UN LUGAR EQUIVOCADO

UN LUGAR EQUIVOCADO

El tiempo desdibuja a veces los lugares de forma caprichosa e injusta, y el entorno de Villa Amada ha cambiado mucho desde 1907, año en que se construyó.

La gran casona está situada al pie de la AS-17 que une Avilés con Langreo, a su paso por Cancienes, concejo de Corvera. La zona ha tenido un gran desarrollo industrial y urbanístico. Convive la casa con un gran polígono industrial frente a ella y una urbanización de chalets adosados que llegan hasta el mismo muro de la finca sin ninguna separación.

Villa Amada ha quedado aislada, en un tiempo y un lugar que no le corresponden, protegida apenas por un pequeño jardín de grandes árboles y refugiada tras los muros de una expansión incontrolada que pretende devorarla.

Por dentro es víctima de su propia decadencia: paredes desconchadas, humedad y deterioro. Fue difícil hacer fotos en su interior, las persianas están echadas, no funcionan, y las pequeñas lámparas permanecen encendidas todo el día para dar algo de claridad a las enormes estancias. Las antiguas claraboyas que aportaban luz cenital están sucias y remendadas, convirtiendo la escalera en un espacio tenebroso y desapacible.

Como decía, Villa Amada se construyó entre 1905 y 1907 para el indiano José Díaz, quien la vendió al poco tiempo a otro indiano que había hecho fortuna en Cuba.

La casa es obra del arquitecto Manuel del Busto, con trazas modernistas, y guarda semejanzas con otros proyectos suyos posteriores que hemos visto aquí, como La Javariega o Villa Excelsior.

Villa Amada, ahora me parece un nombre triste para una casa que se consume.

villa-amada-e996a1

villa-amada-5b031a

villa-amada-0995e8

villa-amada-52f2d7

villa-amada-4dbe1b

villa-amada-6f93fb

villa-amada-fbb259

villa-amada-350cc9

 

8 Comentarios

  1. Rodrigo RODRÍGUEZ

    Recuerdo que mi abuelo materno, un militar y abogado nacido en La Habana en 1896, me comentó en alguna ocasión que de joven solía veranear en Cancienes, en una casona perteneciente a uno de sus tíos, quien se había enriquecido en Cuba pero que terminaría suicidándose en 1929 al arruinarse en el famoso crack bursátil. Este señor tiene que ser el indiano que le compró Villa Amada a José Díaz. ¿Alguien me podría decir su nombre y qué pasó con la propiedad al morir éste? Es por simple curiosidad y deseo de atar cabos sobre algunas historias de mi pasado familiar que recuerdo vagamente, pero que ya no puedo confirmar porque mi abuelo murió hace más de treinta años y también mi madre.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Rodrigo, personalmente no puedo ayudarle porque solo conozco la historia muy por encima. Con un poco de suerte alguien podrá arrojar más luz. Gracias por comentar.

      Responder
    • Eva María

      Hola, yo tengo la suerte de vivir en la urbanización de chalets que hay junto a la casa, y de poder disfrutar de su vista cada día. La urbanización, de eso me enteré más tarde, está construida sobre una parte del jardín de la casa, que sus propietarios vendieron al constructor. Desconozco quién es el propietario actual, pero sí que he visto que hasta hace unos años venían familias de fuera de Asturias a visitarla en verano una vez al año, y había un señor que la ocupaba durante la primavera y el verano, pero ahora, desde hace un par de años, no viene nadie, una verdadera pena. Yo vivo en el chalet número 4 y no tengo inconveniente en permitir que se hagan fotos desde mi casa. Desde el piso de arriba se ve bien pero solo en invierno, cuando los árboles del jardín pierden las hojas.

      Responder
      • Alejandro Braña

        Muchas gracias Eva María.Hace años que hice fotos en la casa y ya entonces no estaba muy habitable, con las persianas rotas y otro muchos problemas. Como dices, pasaban el verano pero de esto hace tiempo. Gracias por tu oferta, la verdad es que es muy difícil de fotografiar por la envergadura y cercanía de los árboles.

        Responder
  2. Rafael Díaz Fernández

    La descripción de esta casa no tiene comentarios de conocedores de la misma. Felicitar al Sr. Braña por haber podido visitar esta finca. Yo viaje expresamente desde Oviedo para tratar de visualizarla exteriormente. Rodee todo el gran muro de la finca y sólo pude ver parte de la cúpula superior, por lo retirada que está la casa de la entrada y el gran bosque centenario que la rodea la edificación. Resulta conveniente conocer esta situación para evitar desplazamientos fracasados. Mi intento de visita fue este verano, coincidiendo en el exterior con propietario-veraneante, quien no me dio la oportunidad de obtener una foto del exterior del edificio como recuerdo. Observo que es una de las pocas casas con gran decoración y mobiliario original.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Rafael, la casa está bastante retirada y el muro es alto como comenta usted. Incluso dentro de la finca es difícil hacer una foto de la casa. Los árboles están demasiado cerca y ocultan la fachada principal. Solo en invierno, con todas las hojas caídas la casa «reaparece» aunque siga sin verse desde la calle.

      Responder
  3. David Franqueira

    Realmente es una pena que una pequeña joya como esta acabe así. ¿Está habitada? Parece incluso que también quedó parada en el tiempo en su interior pero la verdad es como un mausoleo, da un aspecto bastante lúgubre.

    Sin embargo si que es verdad lo de las semejanzas. Sus interiores son parecidos a la Javariega incluso la escalera de fábrica y esas torres que tanto le gustaban a Manuel como la de villa Excélsior o ese edificio del que hablaste en Luarca.

    Un saludo!

    Responder
    • Alejandro

      David, por lo menos hasta el año pasado, la casa la habitaban en verano aunque en las condiciones que describo. La casa está en mal estado y supongo que en la época estival es más fácil sobrellevar ciertas cosas, aunque estar todo el día con la luz encendida no es agradable. Con respecto a Manuel del Busto, me parece que cada arquitecto crea su propio lenguaje, o al menos tiene sus propias preferencias que trataría de imponer a sus adinerados clientes. Un saludo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para siempre en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER