Seleccionar página

RETORNO A VILLALEGRE

RETORNO A VILLALEGRE

Pocos conocen como David el pasado de Villalegre, y yo me he dejado llevar por sus fotos antiguas y sus comentarios para hacer este viaje de vuelta.

Me ha interesado, sobre todo, poder intuir cómo era esa gran zona residencial creada por y para indianos, familias retornadas de Cuba con grandes capitales que cambiaron la historia de Avilés. Ya no es fácil reconocer ese pasado, porque Villalegre experimentó un brusco desarrollo a finales de los años 50 que ha desdibujado sus orígenes.

Nota: las anotaciones de David están en letra negrita.

Azucarera antes de 1930 (no aparece el Chalet de Canseco, vecino de la casa de José R-Maribona o Chalet del Puente).


Como sabes, una gran mayoría de indianos se dedicaron a vivir de las rentas tras su regreso de América. Hay excepciones, la familia Maribona invirtió en nuevos negocios como esta azucarera que funcionó entre 1898 y 1906.

Restos de la planta azucarera que yo fotografié para el libro Asturias, Patrimonio Industrial.

Casas de los obreros de la Azucarera que mandó construir José Rodríguez-Maribona. La calle lleva el nombre del ilustre caballero desde finales del s.XIX cuando, él mismo, costeó la urbanización de la vía desde la Casa de Culera hasta las vías.


Una de las viviendas en la actualidad.

Vista de Villalegre posterior a 1930 (aparece el Chalet de Canseco). Si te fijas con atención después de ver todas las fotos, aparecen de derecha a izquierda todas las casonas de la calle Santa Apolonia: Chalet Maribona, Villa Sara, Chalet de Canseco, chalet de los García, Casa del Café Yacarta (al no saber bien el apellido de la familia, a esta y a la siguiente, las llamaré por los cafés que ocuparon los bajos de la construcción que las sustituyó), Casa del Café Agey y faltaría que no sale en la foto una casona muy bonita que, a duras penas, se mantiene al borde del río.

Te creo David, pero hay que ser un poco entomólogo para ver todo eso que tú ves.

Vista de Villalegre subiendo hacia la Ermita de La Luz. Se ve Villa Andrea (a la izq), y por orden hacia a la derecha: el Chalet de Culera, la Casa de los Ibáñez y al fondo Villa Julita.

Chalé de Culera.

Casa de los Ibáñez

Villa Julita.

Vista de Villalegre a finales del XIX. Ya te la había mandado pero ahora le pondremos cara a las dos casas que salen en el centro.

(La que está en el centro de la imagen). Esta casa estaba en el lugar que ocupa actualmente el nº135 (café Agey) de Santa Apolonia, de hecho, la palmera que se conserva era del jardín de la casa. Esta casa y la anterior eran las que completaban las esquinas de enfrente de El Foco. En algún sitio leí que estaba pintada en color Rosa.

(La de la derecha). Casa, que ocupa el edificio donde está el café Yacarta, hacia 1947. De esta casa, sólo sobrevivieron los árboles del jardín. (Enfrente del Foco).

Calle Santa Apolonia, imagen posterior a 1922. El tranvía funcionó entre 12 de febrero de 1922 (se inaugura el tramo La Texera-Villalegre) hasta el 31 diciembre de 1960).


Mi foto para comparar.

Calle Santa Apolonia a la altura de la Casa de Manuel Llanera (El Foco). En frente, la casa que ocupa el edificio del café Yacarta. Los dueños eran Maribonas (no se que relación con la rama de de José Rodríguez-Maribona). Al fondo se ve un remate y guardamalleta de una casona conocida como “Casona de los García”. Era del estilo pintoresquista de La Perla y el chalet del Puente pero de menores dimensiones.

Mi foto para comparar. El Foco a la izquierda, y el Casino al fondo.


Casa de Manuel Llanera (El Foco), hoy convertido en Centro de Servicios Municipales.

La existencia de un Casino siempre es prueba de la pujanza e importancia de la comunidad de indianos que la promovió (ejemplos tenemos en Liuarca, Castropol, Puerto de Vega, Llanes, Navia, etc.)

A la derecha Casona de los García, estilo pintoresquista muy similar a la Casona de Maribona. Ocupa aproximadamente lo que ahora es el nº125 de la calle Santa Apolonia.


Iglesia de Villalegre. El templo fue consagrado en agosto de 1941 por el obispo don Manuel Arce Ochotorena. Las pinturas de su interior son del pintor avilesino Gonzalo Espolita. (Villa Julita al fondo).


A pesar de lo que se ha perdido, Villalegre merece una visita pausada por el gran número de casas indianas que conserva. Su integración en un núcleo urbano hace que estén algo difuminadas, sobreviviendo entre bloques de pisos y el intenso tráfico.

Muchas gracias David por esta aportación.

 

 

14 Comentarios

  1. Ramón

    Muy bonita esta entrada, y lo del viaje a Cuba… sería de infarto !!.. con todo lo que aún queda en pie, seguro que habría material para una enciclopedia. Saludos.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Ramón, yo nunca he estado en Cuba, pero cuentan que huella asturiana todavía está muy presente.

      Responder
  2. Lena

    Pues si, muy interesante de verdad este reportaje que nos lleva al pasado. Gracias a los dos (David y Alejandro) por compartirlo con todos nosotros. Es una visita que tengo pendiente.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Lena.

      Responder
  3. Alejandro

    Maite ha enviado la edición postal y el matasellos con motivo del primer centenario del Casino de Villalegre. Mil gracias.

    Responder
    • Alejandro

      Aquí está.

      Responder
  4. Íñigo

    Hola Alejandro,que interesante este recorrido por el pasado y compararlo después con el presente para que podamos ver los cambios y lamentablemente ver las casas que hoy en día ya no existen.Gracias a David conocemos el pasado de Villalegre,su industria,la gente,una maravilla la verdad.Me gusta mucho El Chalet de Culera que parece es un hotel porque veo banderas,verdad?.Alejandro te quería preguntar,de todo Asturias te quedan muchas casas antiguas por visitar,verdad?,me refiero por dentro,yo creo que tendrías material para más de un libro con lo que te falta,hay tanto por ver,es increíble el patrimonio que hay,y que hubo y se ha perdido para siempre.Te imaginas Alejandro que hicieras un viaje a Cuba para mostrarnos la vida de los indianos allá,sus casas,sus empresas,su forma de vida,no sólo tendrías que buscar esas casas,sino ir a los archivos de La Habana y de los pueblos para tener información,yo es lo que quiero hacer con Gabino,mi bisabuelo,sería fantástico.Muchos saludos a todos.

    Responder
    • Alejandro

      Ignacio, que me pierdo!!!! jaja. Queda mucho por ver y por contar. Salen cosas interesantes en muchos lugares de Asturias como puedes ver sólo con recorrer Villalegre. El Chalé de Culera es una casa particular, a pesar de las banderas. Lo de Cuba es una gran idea que está ahí, quizá algún día…

      Responder
  5. La cocina mágica

    Fatástico recorrido histórico el que habéis preparado entre los dos. Un abrazo, Esther

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Esther, un abrazo.

      Responder
  6. David Franqueira

    Este recorrido es como una ilusión bastante alejada de la realidad, por suerte aún conservamos muchas de estas construcciones gracias, por lo general, al esfuerzo de sus propietarios que las valoran. A la especulación de años anteriores y a la ausencia de protección le debemos la pérdida de numerosas construcciones y la iniciativa pública no se luce (la pérdida de la Azucarera). Con el conocimiento y la valoración de estas construcciones se puede hacer que se utilicen, restauren, rehabiliten y permanezcan estas huellas de nuestro pasado que tanta información nos aportan y tantos momentos de disfrute, pudiendo verlas allí o en espacios como este blog. Tengo la sensación que de Villalegre saldrán más historias, más fotos…. Un saludo!

    Responder
    • Alejandro

      David, yo espero que sea así, que salgan más historias y que de alguna pequeña manera esto sirva para conservar, cuidar, y proteger lo que tenemos. Gracias de nuevo por molestarte en mandar todas estas fotos.

      Responder
  7. César Pañeda

    Que gran documento, gracies.

    Responder
    • Alejandro

      De nada César, poder ofrecer fotos antiguas es un lujo para completar la historia.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER