Seleccionar página

RECUERDOS DE VILLALEGRE

RECUERDOS DE VILLALEGRE

David, seguidor de este blog, me ha ayudado a completar lo publicado sobre la familia Maribona y Villalegre con unas fotos antiguas.

Primero puedes ver dos fotos de la casa de José Rodríguez Maribona en pleno apogeo, comparada con una mía tomada también desde la entrada. Hay además una vista de Villalegre en aquellos años y otra foto en la que puede verse El Foco desde el cruce.

El resto está aquí y aquíGracias David.

recuerdos-de-villalegre-3e3d22

recuerdos-de-villalegre-b1858f

recuerdos-de-villalegre-bc831b

recuerdos-de-villalegre-76734d

recuerdos-de-villalegre-8ba8ad

recuerdos-de-villalegre-f0d7c2

 

8 Comentarios

  1. Nicolás

    No dejo de mirar la maravillosa foto enviada por David y el estado actual de Villalegre y me recorre un escalofrío por el cuerpo. Tengo la sensación de estar contemplando un cadáver. Supongo que no hay mucho que decir, las imágenes hablan por sí solas. Por buscar una equiparación con lo humano, diríamos que estamos ante la vida y la muerte, el principio y el fin , el yin y el yang…
    Viendo estas fotos se ve viene a la memoria un libro que leí hace mucho y que me cautivó: «La casa» de Manuel Mujica Láinez. Relata ,la casa, en primera persona cómo habiendo sido ella una magnífica mansión del mejor barrio de Buenos Aires, dando hogar a una ilustre familia, los años pasan y sobreviene el declive familiar y , con ello el despojo del suntuoso mobiliario y deterioro imparable de sus paredes, tejados y entrañas . La casa sufre irremediablemente y lo transmite al lector para hacerle partícipe de su dolor. ¿A quién no le duele un poco, aunque sea el alma, cuando ve una casa como Villalegre? SALUDOS

    Responder
    • Alejandro

      Nicolás, hace unos días a Martín también le sugirió el mismo autor y la misma historia, comentando sobre V. Excélsior en El Ojo de la Cerradura. Decía Martín » aprovecho para recomendar otra novela de esta temática «La casa», donde es la propia construcción (podría ser una casa de indiano) la que nos cuenta cómo la van derribando. Dejo el enlace a uno de mis cuentos favoritos de este autor, «El salón dorado». En este cuento la protagonista podría ser una de las dueñas de casonas de las que tanto nos has hablado por aquí. Muy recomendable!! http://sololiteratura.com/mujicasalondorado.htm«. Una casa como esta a la que se le escapa la vida o, como dices, que ya está de cuerpo presente. Saludos.

      Responder
  2. David Franqueira

    Es curioso, la mejor parada con el tiempo es la palmera, del resto del jardín de la casa, ni rastro. Una pena..

    Gracias por subirlas Alejandro, yo disfruté mucho en su día según las fui encontrando. Siempre es interesante ver fotos del antes y del después!

    Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      David, es muy interesante, aunque en este caso de mucha pena ver tanto deterioro. Gracias de nuevo.

      Responder
  3. Mª Luisa

    Ya lo recibi; y como todos es precioso. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Sólo quería estar seguro, gracias.

      Responder
  4. Mª Luisa Acebal Lacambra

    Vaya fotografias bonitas Alejandro. Poder contemplar la casa en sus buenos tiempos, con tanta afluencia de personas es una suerte y un privilegio que tu nos proporcionas. Hay que darle las gracias a David por este regalo maravilloso. La otra cara de la moneda es verla en la actualidad, consumida por el paso del tiempo y la dejadez., me imagino que de muchos. Si ellos levantaran la cabeza se volverian a morir del disgusto. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Mª Luisa, está sección del blog va a tener muchas sorpresas de este tipo, será estupendo ver fotos antiguas, documentos, y demás. ¿Te llegó el boletín de Febrero?. Saludos.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER