RECIBIENDO EN CASA

In Indianos by Alejandro Braña4 Comments

En aquella época era normal que, en cada casa importante, tuvieran un día fijo a la semana en el que recibir visitas, celebrar fiestas, bailes o cenas.

De esta forma, las familias ilustres de una misma localidad, podían organizarse y no incomodar con invitaciones simultaneas al pequeño circulo de privilegiados que asiduamente eran recibidos en las mejores casas.

No sé si era así en la Casona de Iñigo Noriega en Colombres (Ribadedeva), pero al contemplar este enorme salón , su gramófono, su piano y sus sillas confortables, es fácil imaginar esas veladas del exclusivo grupo de indianos que habían regresado con fortuna de América.

Iñigo Noriega Mendoza fue uno de los primeros en volver, edificando su casa en 1877 junto a la finca donde más tarde se levantaría la Quinta Guadalupe (hoy Archivo de Indianos), y frente a la plaza financiada por su insigne coetáneo, Manuel Ibáñez Posada.

Se formó entonces en Colombres, a finales del siglo XIX, una de las mayores y más influyentes colonias de indianos que existieron en Asturias. Ese salón guarda aún el recuerdo de esa gran aventura.

Nota: gracias por jugar a adivinar los picaportes. Esta semana veremos las casas a las que corresponden.

A 39446

A 39443

A 39452

casona-de-inigo-noriega-707f16

A 39471

 

Comments

  1. Creo que esta casa pertenece a la familia del actor Eduardo Noriega. Ya hace tiempo me comentaron unos amigos de La Franca que cuando era pequeño venia mucho por Colombres, pero que ahora ya no, (parece ser que fallecieron los padres).Además la casa necesita una restauración completa muy cara y que se planteaban venderla, pero no se si al final lo hicieron o no. Tu sabes algo?
    La ultima vez que estuve en Colombres (el verano pasado) la verdad es que la casa tenia un aire de abandono evidente, que pena, pero bueno, otra más para la colección.

    1. Efectivamente Mariam, los herederos son cinco o seis hermanos, entre ellos el actor Eduardo Noriega y dos primas. Recientemente dos de los hermanos compraron al resto su parte, también a Eduardo que ya no iba nunca por allí. Esos dos hermanos son ahora los dueños de la casa y sé que tenían un proyecto de un arquitecto para la restauración pero de momento está parado. La casa está en muy mal estado, peor de lo que parece por afuera. La cubierta se está hundiendo, igual que la galería de atras. Es una casa modesta por fuera, pero muy guapa por dentro, y con una gran finca. Un saludo.

  2. Cada semana un «sarao» de postín… no estaba nada mal. Uno se puede imaginar esas fiestas sólo con ver las fotos «congeladas» en el tiempo. Saludos.

    1. Ramón, en realidad era más de un «sarao» a la semana. Cada casa tenía estipulado un día diferente para no poner a los invitados en el aprieto de tener que elegir entre una fiesta o la otra. Un saludo.

Leave a Comment