Seleccionar página

¿QUÉ TOMARÁ LA SEÑORA?

¿QUÉ TOMARÁ LA SEÑORA?
Casi podemos escuchar la música de fondo al recordar las elegantes escenas que -en la película Titanic- recreaban la vida a bordo en primera clase.

Doña Socorro viajó varias veces a Buenos Aires en esa época -afortunadamente no en el Titanic- para atender sus intereses.
Este precioso menú (portada e interior) corresponde a la opípara cena que disfrutó doña Socorro a bordo del S.S. Willehad el 24 de Marzo de 1901, camino de Argentina.
img003
Un pequeño documento, apenas una anécdota, que nos permite contemplar por un instante -a través del ojo de la cerradura- esas vidas tocadas por la fortuna.
Aunque el esplendor tiene también su sombra. En uno de aquellos viajes falleció en el barco Carmen -la hija mayor de Doña Socorro- con tan sólo dieciocho años.
NorddeutscherLloydposter
El S.S. Willehad  -de casi cinco mil toneladas- pertenecía a la Compañía de Vapores del Lloyd Norte Alemán de Bremen y hacía la ruta Bremen-Montevideo-Buenos Aires, con escalas en Amberes, La Coruña y Vigo.
Gracias Isabel, una vez más.

12 Comentarios

  1. Ramón

    Acabo de ver la entrada , y me recordó algo…, la última imagen me sonaba , y es que tengo esa postal …, la pena es que es una copia de los 80 y no vale un Potosí..,jaja. Saludos a todos.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ramón, yo la encontré en internet buscando información sobre la Compañía de Vapores.

      Responder
  2. Maite - Madrid

    La necesidad de divulgar las líneas de transporte o las ofertas del comercio para el gran público y el cuidado con que se atendían las selectas necesidades de las clases favorecidas, impulsaron el extraordinario desarrollo de las artes gráficas, originando
    cartelería de diferentes formatos y gran belleza, como las que nos muestras en esta entrada.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Esta cartelería en concreto -la que surgió con los nuevos medios de transporte- es especialmente evocadora.

      Responder
  3. José (Grado - Asturias)

    En 1905 Coruña – La Habana 1ª clase 850 pesetas, Méjico 950 pesetas; 3ª clase La Habana 135 pesetas, Méjico 150 pesetas. Gijón – La Habana 3ª clase 125 pesetas, Méjico 140 pesetas. En esa época había compañias que ofrecían pasajes gratís a Sao Paulo.
    En 1902 La Compañía de Caminos de hierro del Norte de España ofrecía precios rebajados con motivo de la jura de Alfonso XIII, Oviedo Madrid ida vuelta 1ª clase 84,25 pesetas, 2ª clase 63,20, 3ª 37,95
    La suscripción mensual en 1905 al periódico gijonés El Noroeste era 1,25 pesetas.
    En 1905 el kilo de carne de vaca fresca 1,50 pts, y una docena de huevos 1,50 pesetas.

    Responder
    • Alejandro Braña

      ¿Qué puedo decir? No hay quien te gane a aportar datos. Muchas gracias.

      Responder
  4. José (Grado - Asturias)

    En mayo de 1878 los precios de los pasajes desde La Coruña a La Habana o Nueva Orleans eran : 1ª camara 2400 reales, 2ª camara 1400 reales, 3ª camara 700 reales.
    La diligencia en berlina Oviedo-Madrid en 1ª 280 reales, 2ª 220 reales, 3ª 146 reales.
    La suscripción mensual a un periódico de Gijón eran 6 reales.
    1 pesetas eran 4 reales

    Responder
    • Alejandro Braña

      José, 1878 es un poco pronto respecto a los años que estamos hablando (principios del siglo XX) pero está claro que un pasaje en 1ª clase era un gran lujo.

      Responder
  5. Íñigo

    Hola a todos,precioso el cartel de la Naviera que hacía el recorrido Alemania-América,muy bonito.Creo que todos sabemos que los indianos no eran personas de una gran cultura ,por lo menos en su juventud,pues salían de la aldea muy jovencitos justamente para cambiar de vida ,quizás con el pasa de los años en América adquiriesen no sólo dinero sino también estudios y clase o modales,pero idiomas lo dudo mucho,lo mismo pasaría a sus esposas.Los hijos de los indianos si pudieron tener una buena educación y viajar por el extranjero,en mi caso particular los cuatro hijos de Gabino Álvarez y Encarnación Valdés,dueños de La Casona de Somao,vivieron siempre muy bien,sabían idiomas y las hijas tenían la carrera de piano.
    Interesante el menú del barco,yo conservo el menú que mis abuelos Arcadio y Eulalia Álvarez ofrecieron a sus invitados el día de su boda en el año 1923,en el salón del Restaurante Lhardy aquí en Madrid,por supuesto escrito en francés.
    Un saludo a todos.

    Responder
    • Alejandro Braña

      El cartel de la compañía es precioso. Muchos indianos se dieron cuenta de la importancia de la educación y pusieron mucho dinero para escuelas, maestros, etc. En cuanto a sus propios hijos, era frecuente que estudiaran en los mejores colegios de Europa, aunque algunos se dedicaran después a vivir de las rentas. De todo hubo.

      Responder
  6. David Franqueira

    Me hubiera gustado ver la cara de muchos de nuestros indianos contemplando las cartas de los restaurantes de esos lujosos barcos en inglés o en alemán. La verdad, desconozco la formación de Doña Socorro pero me imagino que muchas de las consortes indianas carecerían de las formación exquisita que ya debieron de recibir sus descendientes. Conservar todos esos recuerdos de Doña Socorro es impresionante, ya que son de lo más variopinto. Espero que sigan apareciendo mas y mas. Saludos

    Responder
    • Alejandro Braña

      David, por lo que he podido averiguar sobre esta línea de vapores a América desde Alemania, la demanda debía de ser bastante importante. Prueba de ello es las dos escalas en España (La Coruña y Vigo) para coger pasajeros y que un barco de esa compañía hacía esta ruta cada diez días. La emigración era masiva. Hay que tener en cuenta que en uno de estos grandes barcos iban 500 pasajeros en 3ª clase (en bodega y sin un duro) y tan sólo unos 80 en 1ª clase donde viajaba doña Socorro. No había término medio.
      En cuanto al idioma, desconozco la preparación de doña Socorro, aunque en la publicidad de esta ruta aseguraban contar con camareros y personal español. Supongo que era un punto a favor para poder entender qué estabas comiendo…

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER