[

Seleccionar página

PANTEÓN DE REYES

PANTEÓN DE REYES

Este contenido sólo está disponible para suscriptores.


24 Comentarios

    • Alejandro Braña

      Gracias José, aún queda esperanza de salvar el panteón.

      Responder
  1. Rafa Caso

    Llevaba tiempo desconcetado de tus entradas en el blog. Hoy, revisando el correo, me encuentro con esto. Una lástima, pero no cuidamos nuestros cementerios. Me gusta la idea de otros países, en donde son lugar de paseo, o de reclamo turístico (Praga), y por ello pienso, que aunque no sean de titularidad pública, de alguna manera había que obligar a preservarlos por su valor arquitectónico e histórico.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Rafael, estoy de acuerdo contigo. Seguramente si se despertara el interés turístico por estos cementerios se pondría más empeño en conservarlos y enseñarlos.

      Responder
  2. Íñigo

    Este Panteón tan majestuoso debería de estar protegido por la Consejería de Cultura del Principado,aparte de lugar de enterramiento,es una obra de arte y se está cayendo a pedazos.Aunque siga en manos privadas de los herederos,la administración debería hacer algo,una ayuda,o plantear directamente a quien tenga la titularidad del Panteón que si no lo restauran pasará a manos del Principado.Yo sé que es muy fácil escribir ésto en el Blog y que la realidad es muy diferente,pero pienso que sería una buena solución.Estoy diciendo claramente que lo expropien,si fuese un terreno para construir chalets de lujo se daría prisa el Principado,pero quién va a querer un Panteón.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Íñigo, tu mismo reconoces que las cosas son más complicadas, no se puede expropiar un bien privado así como así. Será difícil encontrar una solución. La bola crece, y cada año el deterioro es mayor. Se protege primero lo que da rendimientos por el turismo, y los cementerios no están en esa lista.

      Responder
  3. José (Grado)

    Aunque se le conocía como el chalet de Concha Heres de Oviedo, en verdad los construyo para sí Anselmo González del Valle y Carvajal, presidente por ejemplo de los Ferrocarriles Económicos de Asturias, y hermano del I Marqués de la Vega de Anzo, ella lo compró; si tuvo un chalet en Grado, que hoy no existe, estaba al lado de la actual iglesia, ella no era nacida en Belmonte, aunque los Fernández Heres, tenían un palacio en Rodiles (Grado) donde conoció a su primer marido Manuel, hoy hotel, en Grado existe una casa de los Fernández Heres, y los Rodríguez San Pedro procedían de Grado aunque la familia esta más relacionada con Gijón.
    Ella cuando ideó hacer su mausoleo, tuvo un conflicto con el Ayuntamiento de Grado, en la proyección de un nuevo cementerio para la villa moscona.

    Responder
    • Alejandro Braña

      José, gracias como siempre por los detalles, siempre pensé que el chalé de Oviedo lo había encargado ella, pero estaba equivocado.

      Responder
  4. Mª Luisa

    Es una pena, ver como se abandona el patrimonio asturiano, bien sea, como en este caso, un panteon digno de reyes, o palacios, ermitas, y casonas de indianos, cuyos herederos no pueden, o no quieren, hacer frente a los gastos que su restauración ocasionaria, pero que las administraciones deberían velar, porque este patrimonio no desapareciera.

    La primera vez que ví este panteon, fué en un libro que me regalaron en 2005, sobre La gran aventura de los indianos. Ya entonces la lampara estaba en el suelo, y una mujer con gesto triste, llevaba una cruz en las manos con toda la ruina a su alrededor. Me impacto aquella fotografia, y me impactan las que tú nos ofreces en esta entrada, ya que el deterioro ha ido a mas, y produce una gran tristeza.

    No sé, si son los signos del tiempo que nos toca vivir, pero cada ruina que vemos, es como un pellizco en el alma.

    Las fotografias, maravillosas como siempre.

    PD. Hce unos meses trasteando por internet, ví una fotografia del plano de la casa que Concha Eres tuvo en Oviedo. Me pareció interesante, y lo guarde para que lo vieras.

    Te lo mandaré al correo, para que le eches una ojeada.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias Mª Luisa, mándame el plano que lo pondré en A Pie de Página. Ya hablamos alguna vez de la tristemente desaparecida casa de Concha Heres en Oviedo.

      Responder
      • Mª Luisa

        Ya te lo he enviado esta mañana.

        A ver que te parece.

        Responder
        • Alejandro Braña

          Gracias, lo incluyo en el próximo A Pie de Página.

          Responder
  5. Ángel

    He estado hace unos meses realizando algunas de las rutas que señalas en tu libro y y siguiendo una de ellas me acerqué al cementerio de Grado. Me impresionó este panteón porque aunque en las fotos se ve su porte, en la realidad ocupa una posición muy destacada y la escultura bajo el pórtico es impresionante. Quizá se debería realizar una campaña para sensibilizar el Ayuntamiento de Grado y que realizara una protección especial de este bien concreto que aúna arquitectura, escultura y artes menores. Gracias a tus fotos acabo de reparar en las caras y las manos de los túmulos que desde la puerta y con la cadena apenas eran perceptibles. Enhorabuena como siempre.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ángel, no escondo que me hace ilusión haberte servido de guía a través del libro. Grado es un núcleo importante de casas de indianos, con ejemplos muy notables, y visitar el panteón de Concha Heres -aun estando en mal estado- completa muy bien el recorrido. Un saludo.

      Responder
  6. Guillermo Sarmiento

    Los indianos siempre rendían culto a su lugar de origen, de ahí que Doña Concha eligiese Grado para su eterno descanso. Tu magnífico reportaje, Alejandro, ilustra muy bien uno de los grandes vacíos culturales de nuestra sociedad: Por un lado, el afán de destrucción y pillaje que embarga a muchos y, por otro, la desidia y pasividad de las administraciones para preservar bienes de alto valor que en cualquier otro país de nuestro entorno estarían celosamente protegidos. Visto el estado del panteón, debemos suponer que hoy día no hay herederos vivos en la familia que puedan, si no restaurarlo a su original magnificencia, llevar a cabo los mínimos trabajos para preservarlo en un estado decente. Una pena, sin duda.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Guillermo, yo también asumo que los descendientes no tienen el dinero o no les parece importante gastárselo en conservar el panteón. En la cripta están enterrados otros familiares de Concha Heres. Sobre la distintas administraciones, se pasan la pelota eludiendo intervenir.

      Responder
  7. Nicolás

    Es un panteón que impresiona por si mismo y mucho más cuando es el protagonista de un cementerio que no le da opción a ninguna rivalidad . Es como el señor feudal que tiene alrededor a sus vasallos rindiéndole pleitesía .
    Absolutamente abrumador.
    Me gusta aún en su decrepitud. O puede ser que esa decadencia lo haga bello. No estoy seguro… Tengo grabada en la retina la imagen de la lámpara majestuosa desplomada en el suelo con los brazos totalmente deshechos ( y al parecer ya saqueada definitivamente del lugar ) . Esa fotografía es, sin duda, una de mis grandes favoritas del este blog.
    Y si he de poner algún pero se lo pongo a la escultura del ángel. Creo que esa posición imposible de sus alas le hacen extraño .

    SALUDOS

    Responder
    • Alejandro Braña

      Esa lámpara ha desaparecido y el interior parece aun más desnudo y desolador. A pesar de la situación dominante del panteón en el cementerio, me llama la atención que Concha Heres no eligiera un camposanto de más importancia (Oviedo, Madrid…) donde pudiera tener mayor eco su enterramiento. Al final pudo más el homenaje a su origen que la pura vanidad. Descanse en paz.

      Responder
  8. Jorge

    Cuando yo lo ví por primera vez ( mis abuelos tienen su panteón cerca) aún conservaba las cadenas y las Capilla estaba adornada con una gran lámpara de bronce que colgaba en el centro de la cúpula . Poco más tarde estaba en el suelo , y ahora veo que ya no está.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Jorge, la lámpara desapareció desde mi última visita. Creo que ya no queda nada que robar, apenas un trozo de las cadenas que cerraban el monumento.

      Responder
  9. Ramón Fernández Blanco

    Hola Alejandro , siguen penando esas construcciones. Apuesto, a que a sus moradores.., jamás se les pasó por la cabeza , que acabara así el panteón. Un abrazo y saludo a todos.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ramón, es la suerte que tienen, ya no pueden ver cómo ha quedado el panteón.

      Responder
    • Alejandro Braña

      Hola Regina, muchas gracias.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para siempre en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER