Seleccionar página

OTRA PERLA

OTRA PERLA

Se ha quedado atrapada, insignificante, entre los altos edificios de la ciudad y el tráfico intenso a cuatro carriles.

Al acercarme aún parece más delicada, y tan pequeña que imagino poder abrirla como una casa de muñecas. De estilo pintoresco, como Villa Anita, La Perla ha resistido los embates de una ciudad en crecimiento, desde 1873 en que uno de los hermanos Maribona la mandara construir en Avilés.

Ahora luce frágil, cobijada en su pequeño jardín.

A pesar de que sus interiores han sido transformados, se deja querer por los mil y un detalles de sus fachadas.

Cuando estaba escribiendo “Asturias, Tierra de Indianos”, aprendí que la cenefa de madera que recubre los aleros se llama guardamalleta. Parece como si una paciente abuelita se hubiera puesto a bordar una toquilla para abrigar la casa.

Su nombre hace referencia a Cuba, “la perla del Caribe”. Ya habíamos visto otra perla.

otra-perla-2c7c39

otra-perla-9ce51c

otra-perla-24e7ae

otra-perla-955d08

otra-perla-5e7c35

otra-perla-56b9da

otra-perla-fde3a5

otra-perla-3f23ad

otra-perla-4627e1

otra-perla-b01214

otra-perla-8daeff

otra-perla-6cc1d2

10 Comentarios

  1. Ramón

    Una casa muy coqueta, me enantan esos vidrios de colores aportando clase entre tanta » caja de zapatos con ventanas». Ha cumplido lo que dice aquella canción y que menciona Nicolás… Sobreviviré !!!. Saludos con este solecito de mediodía.

    Responder
    • Alejandro

      Ramón, era bonito ver como el sol proyectaba los colores de los vidrios hacia el interior, como un caleidoscopio. Saludos.

      Responder
  2. Nicolás

    Me encanta cómo describes el ornato de esta casa igual que si fuera una toquilla que la envuelve. Yo afinaría más y la asemejaría a la combinación de encaje y puntillas de la abuelita, llena de delicadeza y romanticismo. No cabe duda: La Perla es la reina de la fruslería. No conozco casa más «enjaezada» que ésta y, a pesar que a los eruditos les parezca que tal engalanamiento es una patada a la arquitectura , a mi me parece pura poesía. Unos amigos tienen una magnífica casa indiana que siempre me gustó, pero hace poco descubrí una foto de su estado original y tenía festoneado todo el alero con guardamalletas y celosías que ahora no hay ni el recuerdo. Nada que ver la casa antes y después. Ahora ya no la veo con iguales ojos. Por eso La Perla , aunque tenga un estilo pintoresco poco definido (es una extraña mezcla de colonial antillano , tirolés , incluso hindú) tiene el mérito de provocar emociones en quien la contempla. El abigarramiento de calados y filigranas y el juego de luces y sombras que proyecta en las fachadas , amén de las vidrieras coloristas, enamoran hasta el más impávido. Y, por si fuera poco, es más que centenaria y SOBREVIVE en la jungla urbana con todo su derroche ornamental.Tiene más chulería que la duquesa de Alba el día de su boda. Felicidades La Perla, si fueras humana te merecerías un homenaje. Saludos

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Nicolás, es una bonita elegía a una superviviente con muchos encantos. Tiene sus achaques, pero ahí está. Saludos.

      Responder
  3. Montse

    Como siempre Alejandro, haces que gracias a tus magníficas fotos podamos disfrutar de estos tesoros arquitectónicos. Dices que es pequeña pero sus detalles la hacen realmente grandiosa y además las imágenes, al menos a mí, me transmiten serenidad y calidez. Ir a verla en vivo y en directo es una muy buena excusa para pasarse por Avilés un día.

    Responder
    • Alejandro

      Hola Montse, la casa parece pequeña y frágil por su entorno, que la hace más delicada y vulnerable. Fue una mañana fría del pasado sábado cuando estuve allí, pero la luz era maravillosa y eso me hace entrar en calor. Un abrazo.

      Responder
  4. Lena

    Tantas veces como he estado en Avilés y no conocía esta casa tan bonita. Como tú dices Alejandro, tal parece como si estuviera envuelta en encaje de bolillos. Fue lo primero que pensé nada más abrir este enlace. Muchas gracias por descubrirme esta maravilla. La próxima vez que me acerque a esta ciudad la buscaré para deleitarme en vivo y en directo. Desde luego, con tus fotos puedo hacerme una idea. Enhorabuena, a veces no es posible reflejar lo maravilloso que es lo que tenemos ante el objetivo de nuestra cámara, pero tú has sabido recogerlo y transmitirlo a la perfección.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Lena, se me olvido decir que la casa está en la calle Gutiérrez Herrero, frente al Centro de empresas La Curtidora, que en su día fue una fábrica fundada por los hermanos Maribona, propietarios de La Perla. No tiene pérdida. Saludos.

      Responder
  5. David Franqueira

    Un pequeño capricho hecho con delicadeza, es una joya entre tanto edificio banal y sin ningún encanto. La verdad que las descripciones dicen que es una vivienda de pequeñas dimensiones pero creo que se ve compensado con la finura y el nivel de detalle de sus ornamentos. Los interiores originales debían de ser fastuosos igual que el mobiliario, o eso quiero creer. Es una pena que no haya fotos de época o que no sean conocidas.

    Algo que me intriga desde siempre es en que año fueron abandonadas una y la otra, pero no se quien podría saciar esa curiosidad.

    Unas fotos excelentes Alejandro, un saludo!

    Responder
    • Alejandro

      David, voy a indagar sobre eso de las fotos. Como sabes, la familia Maribona dejó una huella importante en Avilés y debe de existir alguna documentación pública o publicada. La casa es caprichosa en sus detalles y me encantó verla con detenimiento, abstraído de lo que la rodea. Saludos.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER