Seleccionar página

ME RESISTO A MARCHAR

ME RESISTO A MARCHAR
Llevo toda la semana sin salir de los alrededores -apenas un kilómetro cuadrado- pero me gusta.

El lunes estuvimos en el Palacio de Mohías, el miércoles en la Quinta Jardón, y hoy viernes -antes de marchar- quería mencionar la Casa Cancio, a sabiendas de que seguramente no te gusta.
Me explico, entre las más de sesenta entradas que tengo en cartera (sin publicar) para este blog, hay una que se titulará «Las que no te gustan». En ella te muestro las casas de indianos que se construyeron a partir de 1930 y que no suelen identificarse como arquitectura de indianos o que directamente te parecen feas.
Pero hay bastantes, son chalés levantados para indianos entre 1930 y 1960. Casa Cancio es una de ellas, se terminó en 1934 para este indiano de apellido Cancio, enriquecido en Argentina.
_AFB7157
En la foto puedes ver al fondo la Quinta Jardón. Casa Cancio se convirtió con los años en un restaurante para grandes eventos, con un añadido en la parte posterior poco afortunado. El negocio cerró hace un tiempo y ahora la casa espera mejores tiempos.
casa cancio
Nota: Creo que las últimas casas de indianos de esta época aclamadas por todos son las de Moros y Cristianos, en El Prestín, obra de Manuel del Busto hacia 1932.
[line]
Me resisto a marchar -a dejar el precioso pueblo de Ortiguera- sin antes rescatar otras dos fotos de la Quinta Jardón, tan evocadora.
a5875
_AFB7285
Al fondo de la calle, solitaria, Villa Arbosa.
_AFB7177
Lo prometo, ya me voy.
Puerto de Ortiguera
a13498

6 Comentarios

  1. Paloma

    Pues fíjate que esperaba algo más horrible. No se puede decir que esté entre mis predilectas, pero tampoco se puede decir que sea «fea». Y es que para gustos, colores.

    Claro, que también puede ser trampa, y que tus fotos le hayan añadido más belleza o elegancia de la que realmente pueda tener… Es lo que tiene estar ante un profesional, que pueden sacar lo mejor de ti. 😉

    Un pueblo bonito Ortiguera.

    Y estoy con Iñigo, Villa Arbosa, en su contundencia y sencillez, restaurada debe ser un caramelo. Ojalá alguien se atreva a rescatarla.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Paloma, había una luz de atardecer muy bonita, y eso siempre es muy favorecedor (para personas y cosas). Es una casona muy grande en un lugar privilegiado. Por supuesto la Quinta Jardón me gusta más. También echo de menos en la Casa Cancio algo de finca o jardín. Quizás en el pasado existió, ahora está en un cruce de caminos que la rodea.

      Responder
  2. Íñigo

    Bonito pueblo,marinero por lo que se ve en las fotos.Es cierto que solemos llamar casas de indianos a las construídas en ciertas fechas,entre 1890 y 1920,más o menos,pero seguro que hay casonas muy bonitas de fechas posteriores.La que nos muestras hoy Casa Cancio a mí me parece muy bonita,ni me había dado cuenta del añadido,lástima que esté abandonada o deshabitada,parece grande por dentro,estaría muy bien para un hotel,imagino que es el futuro que les espera a muchas de estas casonas,si hubiese más ayudas para los emprendedores.
    Me gusta mucho Villa Arbosa,bien restaurada y con una mano de pintura debe de quedar preciosa,ojalá alguien la pueda rescatar.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ignacio, el añadido no se ve desde este ángulo. Lo hice a propósito para disfrutar de la casa original. Ahora mismo parece que hay más hoteles que demanda, así que está difícil por ahora. Casa Cancio -de momento- está en buen estado.

      Responder
  3. Martín

    De momento diré que Casa Cancio sí me gusta (aunque es más elegante la Quinta Jardón). La torre me parece demasiado alta, está claro que conseguir esas vistas tenía un precio. Muy interesante ese pueblo. Gracias!

    Responder
    • Alejandro Braña

      Martín, creo que las vistas justificaban tanta torre, aunque igual sólo era por notoriedad…

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER