Seleccionar página

LLEVARLO DE CALLE

LLEVARLO DE CALLE

Hace poco, el trabajo y la casualidad me llevaron a contemplar esta vista sobre la calle.

Es en la calle Fruela de Oviedo, y lo que tiene de peculiar es que los tres edificios que están a la vista son de Manuel del Busto. Este arquitecto, del que tienes muchas referencias en el blog, fue el encargado de los planos de la sede del Banco Herrero.

Cuentan que su fundador, Policarpo Herrero, envió a Manuel del Busto a Londres para que se empapara del estilo de la arquitectura inglesa y trasladara esos conocimientos a su proyecto. Por cierto que el edificio cumple ahora 100 años. Del Busto no paró ese año.

Los otros dos, en la calle Principado haciendo esquina a Suárez de la Riva, son también obra suya. Las grandes fortunas de la época, entre ellas las de los indianos, invertían su dinero en grandes edificios urbanos para alquilar los pisos a la burguesía emergente del cambio de siglo.

Manuel del Busto lo llevó de calle en Oviedo. Hay otros muchos ejemplos que te iré enseñando.

Entretanto, una vista del otro lado.

LLEVARLO DE CALLE

LLEVARLO DE CALLE

LLEVARLO DE CALLE

LLEVARLO DE CALLE

LLEVARLO DE CALLE

16 Comentarios

  1. Martín

    El eclecticismo-historicismo recurrió a todo el lenguaje mitológico de la tradición europea. Así podemos encontrar ninfas, faunos, sátiros, atlantes… el «hombre barbudo» puede ser una representación del tiempo, o muy frecuentemente un dios fluvial. En estos edificios se solían utilizar como elementos decorativos, rara vez provistos de significado. Esta tipología se pone muy de moda a finales del XIX cuando crece el gusto por las leyendas nórdicas y centroeuropeas, óperas de Wagner, etc.

    Responder
    • Alejandro

      Martín, qué buen resumen!, da gusto tenerte a bordo. Gracias.

      Responder
  2. Lena

    Yo recuerdo haber entrado en el Banco Herrero muy de pequeña con mis padres y haberme causado una gran impresión. Recuerdo unos techos muy altos, una mesa redonda central muy grande y unos mostradores enormes de madera que rodeaban la sala principal. Y si no mezclo recuerdos también había unos suelos muy bonitos. Todo estaba reluciente, muy limpio y daba sensación de «poderío»… No sé que sensación me daría ahora, seguro que impactante igualmente.

    Responder
    • Alejandro

      Lena, aunque de pequeños las escalas son diferentes, a mi me sigue pareciendo un interior espectacular, con un patio de operaciones lujoso, las columnas, la escalera, los materiales empleados, precioso.

      Responder
  3. Ramón

    Hay un » barbudo» muy similar al de la última fotografía, en el chalet de La Plaza de Europa ; también obra de del Busto.

    Responder
    • Alejandro

      Es muy interesante esto de los motivos repetidos en los edificios de la época. En muchos casos tienen que ver con personajes mitológicos. No sé que representa el «barbudo», pero me resulta «familiar». Saludos Ramón.

      Responder
  4. Mariam

    Que curioso, cuando comentas arriba lo del viaje de Manuel del Busto para buscar ideas, me acordé de que a la vuelta de mi primer viaje a Inglaterra mi padre me hizo la tipica pregunta de «y cómo es Londres?» .Lo primero que me salió y sin pensarlo fué «pues mira, para que te hagas una idea, un estilo al centro de Oviedo, pero a lo bestia.». Mira que si al final aquel análisis de andar por casa tiene cierta base…
    Estos edificios son preciosos, y por supuesto que me encantaria verlos por dentro. Ya se que es dificil, pero estaria genial que se pudiera hacer algo parecido a lo de La Pedrera, en Barcelona, La Caixa, que es dueña de todo el edificio, reconstruyó en una planta un piso tal como era a principios de siglo cuando Gaudí lo diseñó y se levantó. Es una pasada, hasta los muebles son tal como los pensó el arquitecto (no sé si son los originales, no me acuerdo), los techos de escayola haciendo ondas (no hay nada recto es ningun sitio de todo el inmueble), la distribución original, es una pasada. Y lo recomiendo por si alguno de los habituales le da por pasarse por la ciudad, es visita indispensable.
    Y dentro de una semana, nos tomaremos unas margaritas en Colombres a la salud de todos los indianoadictos, no? Un abrazón.

    Responder
    • Alejandro

      Mariam, yo también tengo curiosidad. No sé si alguno de estos pisos se conservará parecido a sus inicios. El banco es muy bonito por dentro. Hace poco vi una foto antigua con la cúpula original, una preciosidad. En Cataluña creo que nos llevan la delantera en cuanto a conservación y exhibición del patrimonio. A ver si aquí mejoramos algo. Nos vemos pronto, un abrazo. 

      Responder
  5. David Franqueira

    Siempre he tenido debilidad por el banco Herreo, bueno más bien por los edificios con esquina en rotonda y con cúpila, pero el banco Herrero es uno de los ejemplos más bonitos. Además la sorpresa del interior porque el gran vestíbulo no desmerece. En general, Oviedo conserva esa imagen decimonónica que la convierte en una de las ciudades más bonitas de Asturias.

    Queremos entrada completa de Manuel del Busto jajaja

    Responder
    • Alejandro

      Tienes razón, los edificios en esquina resultan elegantes, y más si están rematados con una cúpula, y la del Banco Herrero es estupenda. Su interior es contundente, en plan «aquí estará seguro mi dinero». Espero poder hacer fotos dentro, cuando el veneno de hacer un libro sobre del Busto haga su efecto.

      Responder
  6. Lena

    En Cabo Noval hay varias casas interesantes. Enfrente de la que tú dices (haciendo esquina con Principado y Cabo Noval) hay una preciosa (esa terracita o balcón superior me encanta). Pero hay otras más austeras quizás en esa calle muy interesantes también. Y no hay que olvidar la calle Santa Cruz, un poco más arriba. Las casas de esa calle son para quitarse el sombrero…

    Responder
    • Alejandro

      Lena, sólo hay que tener cuidado de no tropezar de tanto mirar para arriba…

      Responder
  7. Lena

    Siempre me ha gustado esta calle y una vez más, que mala es la ignorancia, desconocía que estos otros dos edificios eran de don Manuel.

    Responder
    • Alejandro

      Lena, la ignorancia se cura, yo estoy a tratamiento permanente y hago progresos (pocos). En serio, Manuel del Busto tiene una lista larguísima de edificios a su nombre en Oviedo. Sin ir más lejos, subiendo la calle en la esquina de Principado con Cabo Noval (la que queda a mano izquierda según subes por Principado).

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER