Seleccionar página

LLAMAR LA ATENCIÓN

El valle se abre a la vista de repente, al tomar una curva, y la atención se divide inmediatamente entre el paisaje y las grandes casas que esperan al fondo.

A la derecha, erguida y orgullosa, como en un pedestal, está Villa Antolín, un chalé tan fotogénico que todos los ángulos le sientan bien. El indiano Antolín Menéndez Sordo murió antes de poder verla terminada, en 1930, y sus hermanas la habitaron durante años. Actualmente se alquila.

A la izquierda, uno de los ejemplos de regionalismo vasco en la arquitectura indiana, el chalé de Antonio Álvarez Tamés, terminada también en 1930. En mi opinión, una casa de espléndida factura.

Un camino casi imposible sube hacia el cementerio, y en una curva cerrada se encuentra la casa de Tomás Sordo, conocida como La Zorera de Arriba, y que actualmente está abandonada.

El chalé más cuidado de todo Purón, compitiendo en vistas privilegiadas con Villa Antolín,  es sin duda Vista Alegre, del indiano Antonio Merodio Sordo, cuya familia sigue residiendo en México y regresa puntualmente cada verano.

En la parte baja del pueblo hay dos chalés construidos en 1926. El más grande, conocido como La Casona, fue propiedad del indiano León Álvarez. Recientemente lo estaban transformando en apartamentos para alquilar, pero la persona encargada falleció y el proyecto quedó parado.

Al otro lado de la calle está El Corral de Abajo, del indiano Pedro Álvarez, un modelo de casa repetido muchas veces, con ligeras variaciones, en el Oriente de Asturias.

No hay que perderse el paseo con calma por Purón, hay otras casas más modestas con sabor indiano y muchas ganas de agradar.

Finalmente, uno puede hacer un alto en cualquier recodo del camino, y rendirse al paisaje que unos indianos vinieron a conquistar.

22 Comentarios

  1. Mª Luisa

    Es cierto que en el occidente se utiliza mas la palabra americano que indiano, y en Navia concretamente, habia mucha costumbre de nombrar al que estaba en America, con el nombre del pais al que emigro, e incluso, si abrian algún pequeño negocio, lo rotulaban con el nombre del pais que les acogió., Son pequeños matices, que enriquecen y amplian el vocabulario. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Saludos Mª Luisa.

      Responder
  2. Mª Luisa

    Vaya concentracion de casas indianas que hay en Puron; todas diferentes y cada una de ellas con su estilo y su propio encanto. Entre todas, me gusta Villa Antolin y El Corral de abajo,que me recuerda a La mansion del Abuelo, que con tanto esmero cuida Carmelina. Leyendo las distintas definiciones de Pendaz, Pendus, o Penduz y por la definicion y uso que se hace de él, me parece que es lo que en el occidente se denomina «Cabanon», y que es una estructura adosada en el lateral de la csa o cuadra, y que sirve para guardar aperos de labranza, utensilos varios, e incluso como cobertizo para el coche.Bonita e instructiva entrada Alejandro. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Mª Luisa por ampliar los términos. Muchas veces se me olvida que en el Occidente de Asturias, por ejemplo, siempre llamaron «americano» y no «indiano» al que regresaba de América con fortuna. Diferencias…

      Responder
  3. Maite

    Alejandro, supongo que lo del pago de tasas ya existiría y el «deporte» de intentar evitarlas no es de hoy, jeje… Se empieza por un permiso para un penduz y al final nos encontramos un extraordinario núcleo indiano. También esto nos habla de una inmensa nostalgia por la tierra de origen. Lena comentaba en otra entrada lo «entretenida» que es la carretera de acceso actual. Imagina en aquel tiempo las dificultades para allegar materiales de construcción y mobiliario con los que levantar la casa tantas veces pensada desde Méjico, Puerto Rico, Cuba o Montevideo. Y pasando tantas calamidades, con frecuencia. Por eso da tanto gusto verlas cuando se conservan en tan buen estado y produce inmensa desolación su progresivo deterioro o desaparición.
    Martín, gracias por tu comentario. Me voy a hacer una experta. Un abrazo.

    Responder
    • Alejandro

      A día de hoy, la carretera continúa siendo muy estrecha y sinuosa, es difícil imaginar ese transporte de materiales para casas de este porte. Así el tiempo para terminar una casa se alargaba durante años y, una vez finalizada, los interiores tardaban otro tanto. Precisamente ayer hablaba con un familiar de Antolín (Villa Antolín) y me decía que aunque la casa por fuera se terminó en 1930, por dentro quedó acabada en 1939, que fue cuando se fueron a vivir allí las hermanas de Antolín. Supongo que la guerra tuvo algo que ver, pero no sólo, las casas requerían grandes equipamientos, decoración, etc. Es ponernos en otro tiempo, en todos los sentidos.

      Responder
  4. Martín

    El penduz o pendús es una construcción auxiliar de la arquitectura tradicional asturiana. Consiste en una cubierta de teja sustentada por columnas de ladrillo que se adosa a una cuadra, con el objetivo de guardar ahí y proteger aperos, leña, maquinaria… suele tener un piso aunque a veces tiene dos. Si está abierto por tres lados se suele llamar también gobiau.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Martín por las precisiones, todos los días se aprende algo, no conocía el término.

      Responder
  5. Maite

    No pasa nada por el error, José, y gracias por la respuesta porque con eso -y tras dar unos cuantos paseos por los diccionarios- ya me queda claro. En el Diccionario General de la Lengua Asturiana «penduz» lo dan como localismo -de Llanes- de «pendús» (a su vez sinónimo de «gobiáu») y todo esto, en el del RAE significa «tendejón» 1: Tienda pequeña 2: Barraca mal construida. ¡Fijaos aquel permiso para construir una pequeña construcción en lo que -afortunadamente- se ha ido convirtiendo, jaja…! Perdón por mi minuciosidad por las palabras pero aunque entienda el sentido, a veces algunas palabras no significan lo mismo en Asturias o en Madrid -el sentido que se le da allí a «quintana», por ejemplo- y otras, directamente las desconozco. Así que me temo que -no es la primera- tampoco será la última vez que pida ayuda.
    ¡Ah, Alejandro, no te rindas tan pronto, que soy tenaz pero no adivina! Un abrazo a todos y gracias.

    Responder
    • Alejandro

      Maite, lo de pedir permiso para hacer un tendejón sería para despistar, ja,ja.

      Responder
  6. José

    Primero me equivoqué al trascribir, en pendúz en vez de pendaz, y yo no sé mucho de arquitectura, pero por lo que he visto se usa unas veces para cubrir un lavadero, como cenador, para aperos…. Y pido disculpas por el error.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias José por la aclaración.

      Responder
  7. Sara

    Gracias Alejandro, mientras tanto disfrutamos de las maravillosas fotos que publicas!

    Responder
    • Alejandro

      De nada, un abrazo.

      Responder
  8. Maite

    ¡Hola! Necesito ayuda de nuevo. Entiendo el sentido pero me gustaría saber exactamente qué es un PENDAZ. No encuentro la palabra en el diccionario de la RAE ni en el de General de la Lengua Asturiana. Gracias.

    Responder
    • Alejandro

      Maite, me rindo, si tú no lo has encontrado ya me parece raro. Yo preguntaré.

      Responder
  9. Sara

    Hola Alejandro,muchas de estas casas las he visto en los libros que tengo tuyos. Estoy loca porque pongas en tu blog las casas de Fios y tambien de Cangas de Onís que es un pueblo precioso. Espero por ellas. Saludos

    Responder
    • Alejandro

      Tardaré un poco, estoy terminando un libro y me falta tiempo, pero seguro que lo haré. Cuenta con ello.

      Responder
  10. Martín

    En verdad extraordinarios ejemplos de regionalismo, de muy buena factura. El afán de distinguirse y llamar la atención entre los vecinos queda logrado con creces. Villa Antolín es un caso paradigmático porque, si no me equivoco, la imitación a piedra de sus fachadas está hecha con un cemento de tan altísima calidad que no ha tenido que ser restaurado ni repintado desde que se construyó. En la plaza de Porrúa hay una casa que también tiene esta suerte y algo parecido también ocurre en otra casa de Balmori. ¡Un abrazo grande!

    Responder
    • Alejandro

      Creo que me doy cuenta de la casa que mencionas en Porrúa. El resultado y la apariencia de V. Antolín son espléndidos. Me cautivó Purón, esta vez, al verlo con más calma.

      Responder
  11. José

    Antolín Menéndez Sordo es declarado profugo por el Ayuntamiento de Llanes por no presentarse en el reemplazo de 1914, como a Tomás Sordo Antonio Álvarez Tamés, nació en 1899, volvio a irse a México desde Francia en 1938, estaba casado con una méxicana Virginia García. No sé si es la casa de la foto pero en 1928 la Comisión Provincial de Asturias le dío permiso para construir una casa de 15 m. de fachada y reformar una cerca de una finca, abriendo en ella 7 puertas de servidumbre y un tramo de verja de 30 m. en el camino de Puente de Purón a Purón. Tomás Sordo es declarado profugo por el Ayuntamiento de Llanes por no presentarse en el reemplazo de 1914. Antonio Merodio tenía residencia en la Calle República del Salvador de México D.F., que sirvió de apoyo a parientes incluso después de la Guerra Cívil para irse a México. Pedro Álvarez, tenía residencia en la Calle Los Alamos de México D.F., además en 1933 el Ayuntamiento de Llanes le da permiso para construir un pendaz en Purón

    Responder
    • Alejandro

      José, como sabes, entre los motivos que tenían muchos jovenes para emigrar en aquel tiempo, además del sueño de salir de la misería, estaba eludir el servicio militar, que duraba tres años en condiciones generalmente muy duras. Imagino por tanto que hubo muchas notificaciones de ese estilo en las que se declaraba prófugos a muchos de nuestros ilustres indianos. Sobre el permiso para construcción de la casa, coincide en fecha y características con la de la foto. Muchas gracias.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER