[

Seleccionar página

LA ÉPOCA

LA ÉPOCA

Este contenido sólo está disponible para suscriptores.


12 Comentarios

  1. Mariam

    No hace mucho salió la noticia en la prensa regional que la propiedad negociaba la venta de la finca para construir pisos y para un Mercadona, pero el Ayuntamiento, quizá escarmentado con la historia de La Talá y el Kaype habia denegado tal posibilidad y creo que tambien el Principado arrugó las naricillas ante la idea. No sé…por un lado es más de lo mismo pero por otro se matan varios pájaros de un tiro, la casa se rehabilitaría y se crearian puestos de trabajo. El caso es que lo que mas fastidia es que los ilustres próceres que nos (des)gobiernan exijen la conservación de estas casas de una manera estricta, frien a impuestos a la propiedad (os imaginais lo que pueden pagar de IBI?) y luego no te dan-dejan ninguna solución. La pescadilla que se muerde la cola o el dia de la marmota……

    Responder
    • Alejandro Braña

      Yo también había oído que la cosa estaba paralizada, y con el cambio de signo político en Llanes supongo que lo tienen aún más difícil. Sigo pensando que muchas veces el problema de estas casas es que tienen demasiados propietarios, imposible ponerse de acuerdo.

      Responder
  2. Íñigo

    Me gusta mucho esta Casona,a pesar de su aspecto abandonado,me impresiona verla,quizá influenciado por aparecer en cierta película de misterio y miedo a la vez.Ya no es lo que era,comparando con la foto antigua,han desaparecido partes de su arquitectura,por dentro debe de estar vacía de muebles,el jardín es todo un descampado,no me extraña que sea el marco ideal para rodar películas de terror.Y actualmente Alejandro se sabe cuál será su futuro,hay dueños o descendientes,o está ahí a ver qué pasa con ella,triste destino.Bien restaurada y con jardín sería un hotel estupendo,pero en Llanes ya hay muchos hoteles,y el gobierno del Principado no creo que la quiera usar como oficinas,no hay dinero supongo.Un saludo a todos.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ignacio, la casa sigue en manos de los descendientes que esperan poder vender parte de los terrenos para construir pisos. Un gran negocio cuando lo consigan. Ignoro si tienen algún proyecto para la casa.

      Responder
  3. Mª LUISA

    Es curioso. como una fotografia tomada desde un determinado angulo, puede cambiar la perspectiva de un edificio. Siempre he comentado aqui, en diferentes entradas que tú has puesto de Partarrio, la sensacion de desasosiego y abandono que me produce, pero al ver la casa con todos sus elementos estructurales casi parece otra; da la sensacion de movimiento con ese lateral en redondo, parece mas ligera y armoniosa. Es una pena que no se le haya dedicado la atencion que merece.

    Me ha encantado ver la casa sin desagajar.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Coincido contigo Mª Luisa, la casa ha perdido mucho lustre, está dejada y parece otra muy distinta. Al mismo tiempo, la que era una espléndida finca tiene bastante menos encanto a fuerza de abandonos.

      Responder
  4. José (Grado - Asturias)

    José Antonio no era arquitecto, había estudiado leyes, y fue político siendo diputado y senador por la provincia de Soria, como fue su padre pero fue diputado por Asturias, tenía una hermana Isabel Antonia.
    Es el estilo periodístico de la época y el que tenía Mascarilla, era Alfredo Escobar era el cronista de salones de La Época.
    De nada.

    Responder
    • Alejandro Braña

      José, se me olvidó mencionar que este artículo me lo pasaste tú. Lo tenía desde hace tiempo y no me di cuenta. Te pido disculpas. Muchas gracias.

      Responder
  5. Martín

    Interesantísimo el artículo, no lo conocía. Las fotos son preciosas, como siempre, aunque la casa también ayuda. El elemento más importante que perdió la casa fue la entrada original, que le daba una gran esbeltez a la fachada. Ahora no recuerdo los motivos pero está claro que fue una mutilación rápida, de cerca se ven las cicratices de lo que había en origen. No sé lo que opinaría Lavín Casalís sobre Parres Sobrino arquitecto… ¡Gracias!

    Responder
    • Alejandro Braña

      Esas líneas del artículo en las que se atribuye la autoría del proyecto al propio Parres Sobrino me llamaron mucho la atención. No sé si forma parte del estilo adulador del periodista o tiene más fundamento.

      Responder
  6. Ana Moro.

    Esta noche tendré dulces sueños!!! 😉

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ja,ja, me alegro.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para siempre en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER