Seleccionar página

LA CASA DE POSTAS

LA CASA DE POSTAS

Aquellas diligencias de las películas de vaqueros, al galope por los caminos polvorientos, transportando el oro de la Wells Fargo.

Aquí también las teníamos, las diligencias no las películas, aunque no andábamos a tiros con los indios. Durante la época de la Ilustración, en la primera mitad del XIX, la preocupación por modernizar el país empujó el desarrollo de las comunicaciones.

En Asturias se construyeron por entonces casas de postas en las vías hacia la Meseta y Galicia. Daban soporte a las diligencias que, tiradas por mulas, recorrían distancias de entre seis y ocho leguas (unos 30 Km.). También servían como “peajes” para abonar distintas tasas e impuestos.

Durante el reinado de Fernando VII, llegó a haber una diligencia desde Cudillero a Madrid para transportar el pescado fresco.

Nos quedan dos ejemplos estupendos de aquellas construcciones, levantadas bajo las directrices del arquitecto Juan Villanueva (autor de, entre otras obras, el Museo del Prado) y que fue durante un tiempo Inspector General de Caminos (bonito título).

La primera está en El Portazgo, entre Olloniego y Oviedo, y fue construida en 1833.

La segunda, imponente con sus dos columnas toscanas, se construyó en Cornellana, concejo de Salas, en 1835 bajo la dirección de Ramón Secades.

A este estilo de arquitectura se le denomina neoclasicismo romántico, mucho más interesante que los tugurios de las pelis de vaqueros.

la-casa-de-postas-511bd5

la-casa-de-postas-18dd19

la-casa-de-postas-eec501

12 Comentarios

  1. Ramón

    La segunda si la he visto , me hizo casi detener el coche al pasar junto a ella . Mis acompañantes se extrañaron de esa actitud tan curiosa, pero ese edificio allí colocado me llamó la atención. Supuse que sería algo relacionado con algún tipo de servicio público, dada su ubicación. Saludos.

    Responder
    • Alejandro

      Ramón, la de Cornellana es muy llamativa a pie de carretera, con esas columnas tan serias!

      Responder
  2. Martín

    Muy interesante. Desde luego se nota la calidad en los materiales y la elegancia en el diseño. Al menos se ven mantenidas, aunque no sé si se les dará algún uso vecinal. Sé de muchas casas de «peón caminero» que están en ruinas o a punto y quedarían preciosas restauradas. Gracias!!

    Responder
    • Alejandro

      Martín, la de Cornellana (con las columnas) lleva en venta desde hace mucho y está siempre cerrada. La de El Portazgo también está cerrada y no parece tener uso. 

      Responder
      • Arturo

        Puedes indicarnos donde ésta puesta en venta o algún dató de contacto con el vendedor (y preció de venta), gracias

        Responder
        • Alejandro Braña

          Hola Arturo, yo no tengo datos, pero se que había un cartel a la puerta con los datos de una agencia inmobiliaria, e ignoro el precio. Como es una casa singular, si llamas a algún teléfono de Cornellana estoy seguro de que sabrán decirte algo. Un saludo.

          Responder
  3. Faustino

    Magnífico trabajo Alejandro, enhorabuena y gracias por compartirlo con nosotros.

    Un saludo
    Faustino

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Faustino, un placer.

      Responder
  4. José

    Eran también casas de impuestos. A partir de 1850 si que empiezan a incrementarse la infraestructuras en Asturias, con la llegada del ferrocarril y los planes de carreteras, y en este caso no hay que olvidar a D. José Francisco Uría y Riego (El Uría de la calle Uría de Oviedo), director general de obras públicas. Es curioso como en ciertas zonas de Asturias todavía quedan lugares con el nombre de Venta que incluso nos lleva a epocas remotas como en «El Camín de la Mesa»

    Responder
    • Alejandro

      Gracias José, el Camín de la Mesa tiene historias estupendas que espero contar poco a poco.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER