Seleccionar página

EL PALACIO DE LA LUZ

EL PALACIO DE LA LUZ

El edificio me recuerda al puente de mando de una enorme nave, ideado para vigilar la vista del horizonte ante posibles contratiempos.

Fue concebido como residencia para el director de la fábrica de Duro Felguera, Buenaventura Junquera, en 1906. Esa sucesión de terrazas rematadas con una torre no tenía -seguramente- un fin lúdico si no jerárquico, remarcando la posición del hombre que velaba sin descanso por la empresa.

_AFB3795 _AFB3787

Desde la altura  del palacete dominaba esta vista de la gigantesca acería a principios del siglo XX.

Duro_1920

Una foto del palacete por entonces (gracias Maite)

Chalet de los Ingenieros

El proyecto es del arquitecto Manuel del Busto, quien por aquellos años se disponía a ejecutar sus mejores obras para clientes indianos.

_AFB3795

_AFB3837

El Palacio de la Luz es conocido también como el «Chalé de los Ingenieros» porque a partir de los años 30 se convirtió en residencia de directivos de la empresa.

Tras varios años de abandono, en el 2003 se reformó como hotel.

detalles

La panorámica ha cambiado mucho desde entonces. Hoy en día se divisa un polígono industrial que conserva en su interior dos vestigios de aquel pasado: una chimenea de ventilación y las antiguas oficinas. (ver Asturias, Patrimonio Industrial).

A 43397

duro

Nota: El Palacio de la Luz está situado en La Felguera, concejo de Langreo, en plena cuenca minera del Nalón. Hace unos días veíamos otro edificio de trasfondo industrial –el Chalé de los Figaredo– en la cuenca minera del Caudal.

 

 

8 Comentarios

  1. Maite

    Dices, Alejanro, que el edificio te recuerda al puente de mando de una enorme nave.
    Bueno, pues yo estoy como Lena. Desde que colgaste esta entrada me estoy rompiendo la cabeza sin haber conseguido -por ahora- identificar en qué edificio o lugar he visto yo unos remates decorativos como los de este palacio. Es como si los hubiese visto antes. Tanto los remates de las columnas y las intersecciones de las balaustradas como la decoración del inicio de la escalera.
    Ya sé… responde a un estilo claramente secesionista, pero digo exactamente ‘esa’ ornamentación.
    En la foto antigua, imprecisa, era imposible planteárselo. Pero con las tuyas -magníficas-, no hago más que darle vueltas y buscar obras de la época, a ver si doy con ello. Tengo una tremenda sensación de conocerlo. Y no es así.
    El palacio es imponente, por otra parte. ¿Sabes si la restauración es fiel al color original?

    Responder
    • Alejandro Braña

      Maite, espero que encuentres finalmente a qué te recuerda exactamente. Sobre el color, no lo sé, aunque parece improbable ese amarillo tan vivo. Con los humos que salían de la fábrica por aquel entonces -justo ahí mismo- tendrían que estar pintando todos los años. Más bien me imagino algo parecido a La Javariega.

      Responder
  2. LENA

    Nada más verlo me ha venido a la mente otro hotel, éste en Gijón, pero antes de comentarlo he querido comprobarlo y la verdad es que no sé realmente donde he visto el parecido, quizás en los colores de la fachada simplemente, porque realmente, lo que se dice parecerse, no se parece mucho… Pero cual ha sido mi sorpresa, cuando leyendo sobre la historia del hotel he podido comprobar que éste también esta relacionado con la familia Duro: A mediados del siglo XIX, la finca fue adquirida por Don Pedro Duro y hacia 1870 modernizó y amplió el edificio principal. En esta casa también vivió su nieto Don Jesús Fernández Duro. Siempre ha sido una propiedad familiar y se usó como casa de veraneo. Ahora es el Hotel Quinta Duro.

    Algo de la impronta familiar debe de quedar en ambas casas y eso debió de ser lo que yo vi…no encuentro otra explicación.

    Volviendo al Palacio de la Luz, las vistas de que dispone el hotel pueden echar para atrás a más de uno a la hora de escoger alojamiento. Personalmente, un hotel con bonitas vistas es algo a tener muy en cuenta.

    … y, por otra parte, coincido plenamente con el comentario de Martín: la anterior techumbre, mucho más bonita que la actual, pero es de agradecer que se haya hecho un esfuerzo por recuperar este edificio y no sea uno más de los perdidos con el tiempo.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Lena, si recuerdas tenemos una entrada en el blog sobre la Quinta Duro: aquí está Te agradezco la mención porque debería haberme dado cuenta y establecer esa relación en el texto de esta entrada. Nunca es tarde…Gracias. Como dices, no hay similitudes desde el punto de vista arquitectónico -la Quinta Duro es una hermosa casona asturiana reformada- entre ambas construcciones, pero es muy relevante seguir la estela de estas grandes familias asturianas.

      Responder
  3. Martín

    Un edificio muy elegante, con esas líneas sezession que tanto gustaban a Del Busto. Comparando la foto antigua con lo actual se advierte la pérdida de los pináculos de la torre. Recuerdan al Palacio de Sotiello, y la propia torre en sí me recuerda también al Palacio de la Marquesa de Argüelles en Ribadesella. Supongo que las humedades serían un problema y decidieron colocar la cubierta actual, que no le pega nada (creo). La chimenea de la izquierda tenía un copete mucho más airoso y más estético que lo que tiene ahora. En todo caso me alegro mucho de que esté restaurado y tenga vida. Desde luego entiendo el nombre, con tantísimas ventanas debe ser un edificio muy luminoso. ¡Gracias!

    Responder
    • Alejandro Braña

      Martín, hasta su restauración como hotel, el palacete debió de estar bastante tiempo abandonado y sufrió por las partes más débiles que mencionas. Es un sitio complicado para una casa de estas características.

      Responder
  4. José (Grado - Asturias)

    Buenaventura Junquera no solo trabajo en la Cuenca del Nalón, sino también en la del Caudal, siendo sub-director de la fábrica de Mieres, donde emparento con el ingeniero Jeronimo Ibrán

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias José, viendo la foto antigua de la fábrica, parece imposible dirigir algo así.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER