Seleccionar página

EL NOCEO, 1904

EL NOCEO, 1904

La casa a principios del siglo XX, cuánta vida!

 

Dos momentos de la familia Menéndez Viña disfrutando en Somao.

14 Comentarios

  1. David Franqueira

    Pues mira por donde a mi el cambio tampoco me disgusta. Si que es cierto que quedó demasiado remendada y poco coherente, ya que para ese remate tan clásico con esa bonita cornisa le falta un buen zócalo que corrigiese esa desigualdad de alturas ( la más bajita debería estar arriba del todo). Por lo demás paso de tener una imagen de casona asturiana a tener un cierto aire clásico aldeano (y no lo digo en tono ofensivo).

    Responder
    • Alejandro

      La planta baja quedó demasido encogida, pero supongo que no tenía remedio al reformar una casona anterior, o al no contar con un arquitecto.

      Responder
  2. Nicolás

    Supongo que esta casa al haber sido reconstruida partiendo de una ya existente condiciona el resultado final. Es bonita sin más , pero no es lucida . Me gusta más cómo estaba en estas fotos antiguas que como es actualmente . El buhardillón le da el encanto que le robó el añadido posterior. Demasiado volumen en el último piso . Visualmente pesa en exceso sobre el resto de las plantas, en especial la de abajo, que quedó paticorta para el mazacote de casa que es. Es curioso que pocos años después se diera un salto arquitectónico tan grande para las nuevas construcciones indianas venideras. SALUDOS

    Responder
    • Alejandro

      Nicolás, no podemos perdonar que nos quitaran la guardamalleta, le resta encanto.

      Responder
  3. Mª Luisa

    ¡¡Como me gustan estas fotografias antiguas!!, que nos muestran a los indianos y su familia, contentos y distendidos, disfrutando de momentos compartidos. Como tu dices; mucha vida, que tuvo que ser muy placentera. Yo cuento 15 personas dentro y fuera de la casa. A ver si siguen enviandote fotografias los familiares de todos ellos, para que las disfrutemos.Observando las fotografias, pienso, en como ha cambiado la indumentaria, tanto masculina como femenina en tan poco tiempo, porque en el computo de la historia 100 años no es nada. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Se nota especialmente en las mujeres, no tiene nada que ver la forma de vestir. El traje de los hombres, con cortes y largos diferentes, se parece más.

      Responder
  4. David Franqueira

    Me encantan estas fotos, como siempre nos dan ese testimonio del tiempo tan especial. Me sorprenden los miradores de hierro son bastante menos numerosos que los de madera. Tienen una expresión más esbelta y delicada que la madera. Seguro que esas habitaciones a las que dan tienen un efecto espléndido. Son muy similares a los de la casa de doña Basilisa aunque creo que esa ha perdido el encanto interior. Un saludo!

    Responder
    • Alejandro

      Coincido contigo sobre los miradores, los de hierro dan una sensación liviana, de ligereza y mayor luminosidad. Los dos miradores de la casa de doña Basilisa son muy curiosos porque están a muy baja altura, casi en planta baja, y pierden su función de contemplación del entorno, pero forman un conjunto precioso junto con la puerta de entrada y la gran galería del sur. La casa fue reformada hace un par de años y ya no guarda nada de su interior original, pero el exterior bien merece una entrada aquí, me lo apunto.

      Responder
  5. Jose

    José Menéndez Viña, fue consejero del Ferrocarril Vasco Asturiano, del Banco Asturiano, y actuó en política tanto en Oviedo como en Pravia.
    Y ahora la curiosidad, en la madrugada del día 18/11/1913, alguien tiró un petardo en jardín de su chalet en la calle Uría de Oviedo, que tuvo como victimas a un pobre árbol y los cristales de la casa, además de despertar al vecindario.
    En 1908 su hijo José era el tesorero de la Tuna de Oviedo.

    Responder
    • Alejandro

      Increible José, muy curiosas estas noticias. Parece ser que el consejo del Ferrocarril Vasco Asturiano estaba lleno de indianos, amor por el progreso!

      Responder
  6. Iñigo Sandoval

    Preciosas las fotos Alejandro,cómo se aprecia sus elementos originales,verdad?,seguro que David nos ayuda a distinguir las diferencias entre las fotos antiguas y las nuevas,las personas de las fotos son familia de mi bisabuelos Encarnación y Gabino.El señor del centro con bigote es José Menéndez Viña,y las señoras más mayores de la derecha son sus hermanas,Juana y Bernarda.Me alegro mucho de que hayas puesto estas fotos y seguro que nos tienes más sorpresas.Y también creo que nuestro amigo José de Grado nos sorprende con noticias de esta familia.Un saludo a todos y como te he puesto en el Blog felicidades Alejandro.

    Responder
    • Alejandro

      Ya imagino que hay parientes tuyos en estas fotos. Si que me parecía que el señor de bigote era José Menéndez Viña, por el cuadro que vi en la casa. Saludos.

      Responder
  7. La cocina mágica

    Hola Alejandro, me encanta cuando nos traes alguna foto antigua, parece que muchas veces se nos olvida que en esas casas maravillosas que fotografías, unas mejor conservadas, que otras había vida. Un abrazo, Esther

    Responder
    • Alejandro

      Hola Esther, siempre que sea posible, lo haré. Es muy interesante poder ver cómo era todo entonces. Un abrazo.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER