Seleccionar página

CIUDAD DE VACACIONES

CIUDAD DE VACACIONES

Este contenido sólo está disponible para suscriptores.


12 Comentarios

  1. Martín

    Me parece interesantísimo este tema. Efectivamente, como bien dices, hay diseños más o menos afortunados. Algunos han sido intervenidos con muy poco criterio, mientras que otros sobreviven con más dignidad. Creo que este tipo de arquitectura (con esa influencia internacional tan fuerte) recibirá en unos años la atención y el respeto que merece. En su contra creo que juega el uso, en ocasiones, de materiales económicos que implican un mantenimiento dificultoso. El clima de Asturias tampoco ayuda en este sentido a su conservación. Entiendo que el estado de abandono de la zona se deberá a los habituales líos empresariales. Espero que alguien ponga orden y se recupere la urbanización, desde luego tiene muchísimas posibilidades.

    Responder
      • Alejandro Braña

        Muy interesante el enlace, parece que alguien ya se ha molestado por hacer un trabajo previo de catalogación. Gracias.

        Responder
    • Alejandro Braña

      Lo extraño es que no se ponga remedio a este deterioro. Aquí no se puede hablar de «negocio ruinoso», seguro que hay formulas de explotación y de conservación razonables y rentables. Cuanto más tarden…

      Responder
  2. Marta Llado

    Yo no la conocía hasta hace poco, teniendo en cuenta que solo hace cinco años que vivo en Asturias, pero en cuanto pueda voy a conocerla. Que monada de casitas y cuanta felicidad en ellas en tiempo de vacaciones, junto al mar idílico. No tiene nada que ver pero te cuento, yo soy nacida en un pueblo minero en Súria, ahí la empresa que empezó a explotar la mina de potasa era belga, Solvay y creó toda la colonia Santa Maria, ya sabes los chalets de los directivos y así sucesivamente hasta los mineros, todo de estilo Belga, los chalets son preciosos, pero a lo que me refería es que en Torrelavega Solvay también hizo su colonia y que gracia me hace pasar por Torrelavega y ver las mismas casas que en Catalunya. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Hola Marta, no se si sabes que Solvay también se instaló en Asturias, y yo hice una entrada aquí sobre sus instalaciones, que son muy interesantes, y hay un comentario de Nicolás que hace referencia a las de Cantabria. Gracias

      Responder
  3. Lucía

    Yo pasé varios veranos allí. Era impresionante la cantidad de personas que había, los trabajos que se generaban, pues había dos comedores , una zona de tiendas, enfermería y bares, estaba también la residencia, que era como un hotel. Qué bien lo pasábamos allí. Era como un campamento para niños y adultos de toda España. Siempre que vuelvo me da una enorme pena el estado en que se encuentra.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Lucía, si lo conociste en pleno apogeo no me extraña que sientas pena. Literalmente era una ciudad de vacaciones con todos los servicios y en una preciosa zona de costa. Ojalá se pueda recuperar aunque solo sea en parte. Gracias

      Responder
  4. Íñigo

    Hola,yo he visto esas casas en alguna excursión que hacía con mis padres hace años,siempre me llamaron la atención y pensé que estaban habitadas,pero por lo que cuentas están abandonadas,una pena,con lo cara que está la vivienda ,y digo yo,el Ayuntamiento de Gijón o el Principado,podría tomar cartas en el asunto y ofrecer esas viviendas a un precio o alquiler razonable,porque como sigan así van a acabar por caerse de puro abandono.
    Me gustan mucho las viviendas tipo hórreo,en Somao por ejemplo,muchos Hórreos se rehabilitan para el turismo y que sirvan de vivienda.Me parece una entrada de lo más interesante,no siempre hay que hablar de Indianos o de Palacios,Asturias tiene maravillas que podemos conocer aquí gracias a tus fotos,escultores como Sebastián Miranda y pintores como García Sampedro .

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias Ignacio, en realidad no sé en qué año dejaron de usarse los chalés para las vacaciones de los trabajadores, pero ya hace bastante tiempo. El espacio está abierto porque da acceso a dos playas y a algunas instalaciones deportivas que siguen en uso. Coincido contigo en que no parece muy difícil encontrar una solución aceptable y que todo esto no se pierda.

      Responder
  5. Lena

    Pues a mi me resulta de lo más interesante, Alejandro.

    Desde muy pequeña oí hablar de Perlora, pero no ha sido sino ya de mayor, cuando lo conocí en primera persona y me sorprendió…y gratamente, he de decir… aunque he de reconocer que da mucha lástima ver como se ha dejado al abandono más absoluto…

    Hay casas muy interesantes y algunas otras menos, con la gran labor social que considero tuvieron en su época, no entiendo como no son mantenidas mínimamente y siguen teniendo utilidad para trabajadores y personas que pudieran hacer uso de estas viviendas, por ejemplo con precios asequibles a cambio de un compromiso de mantenimiento…Considero que hay muchas fórmulas para que entre todos, administraciones y particulares, contribuyeran a que no se perdiera este conjunto patrimonial….

    A mi personalmente me gustaron varias casitas y tienes razón, son de lo más variado…pero esas casas hórreo, yo creo que son fantásticas!!! ; )…aunque no son las únicas que salvaría del olvido…

    Responder
    • Alejandro Braña

      Lena, coincido contigo. No parece muy difícil encontrar alguna solución para mantener y mejorar este conjunto, ya sea de manera privada, pública o mixta. Dejarlo abandonado a su suerte solo encarece lo que se haga en un futuro.
      La interpretación del hórreo es estupenda, creo que hay al menos media docena. La riqueza de esta ciudad es en parte su variedad además del enclave costero y su amplitud. A diferencia de las urbanizaciones actuales, aquí hay mucho espacio entre construcciones.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER