Seleccionar página

B.B. Y LA PRIMAVERA EN FEBRERO

B.B. Y LA PRIMAVERA EN FEBRERO

La semana pasada estuve en Riocaliente.

Este nombre tan sugerente, como de buscadores de oro en el lejano Oeste, es el de un pueblo en el interior del concejo de Llanes.

Ajeno a los ajetreos turísticos del verano, Riocaliente se esconde en el fondo de un valle abierto.

Para ser tan pequeño, alberga numerosos recuerdos indianos tan interesantes como la casa de B.B. a la salida del pueblo.

Dintel de la casa El Pedrero en Riocaliente, Llanes

CASA INDIANOS EL PEDRERO

Las siglas B.B. corresponden al indiano Benito Buergo, y su casa es conocida como El Pedrero, ignoro por qué.

Puerta de entrada a la casa de indianos El Pedrero en Riocaliente

Esta época de la arquitectura indiana, la primera década del siglo XX, es especialmente interesante por la variedad de proyectos, estilos, tamaños y tendencias.

Desde las casas faraónicas de las grandes fortunas a las más vivibles como ésta, una adaptación razonable de las casonas en formato cubo anteriores a 1900.

Fachada principal de la casa de indianos de Benito Buergo en Riocaliente, Llanes
Galería de la casa de indianos El Pedrero

Pasé un rato muy agradable merodeando la casa con mi cámara.

En el feudo de B.B. había estallado la primavera en Febrero.


ESPLENDOR DE LA MAGNOLIA

El protagonismo se lo lleva desde luego la magnolia en flor a un lado de la casa.

Sus flores se abren como cuencos frágiles, en un degradado de color que va del blanco al rosa.

Magnolia en flor de la casa de indianos El Pedrero

Es un espectáculo contemplar estas flores tan efímeras de casi 10 cm de diámetro.

Detalle de las flores de la magnolia en Llanes

Otras más modestas -que no sé identificar- reclamaban mi atención con sus pequeños brotes en rojo y en blanco.

Unas palmeras a medida de la casa completan la armonía del paraíso de B.B.

La ilusión de una tarde cálida esquivando el invierno.

Paisaje de Riocaliente, pueblo en el Oriente de Asturias

10 Comentarios

  1. María

    Es una casa muy elegante, me encanta, no sólo sus líneas sencillas, también su carpintería en blanco y en gris, como apuntaba Nicolás.
    El jardín me parece precioso, muy equilibrado. Admiro mucho una buena composición paisajística en los jardines, teniendo en cuenta no sólo la variedad de flora, sino también donde ubicarla según donde pueda crecer mejor o resaltar más la estética teniendo en cuenta la época de las floraciones, algunas especies se adelantan más a otras.

    Aquí empezaron primero el almendro, el peral silvestre, el ciruelo japonés y el árbol del amor, por ese orden. Los rosales en cambio son sorprendentes en estas latitudes extremeñas, son muy prolíficos y en cada época del año tienen alguna floración.
    Tengo mucha ilusión puesta en otras especies más norteñas y de umbría, aprovechando que la zona está inclinada orientada al norte. El niño de mis ojos es el pequeño avellano. Le está costando crecer más, pero ahí va, ahora tiene sus preciosas hojas verdes en forma de corazón. Le pongo sombra extra cuando hace más calor…. Quizás debiera procurarle más abrigo, un semicírculo de alguna especie arbustiva que le de más humedad y sombra.
    Agradecida si alguien tiene sugerencias al respecto.

    Responder
    • Alejandro Braña

      María, yo en eso no puedo ayudarte. Solo soy un admirador de jardines y paisajes pero sin conocimientos prácticos.

      Responder
  2. Mª Luisa

    Vaya explosion de color ,que lo inunda todo, . Me imagino, que,aromatizara todo el entorno, porque son magnolios altisimos, que parecen un tapiz.

    A ver si esto se normaliza, y podemos reacrearnos con todas las maravillas que fotografias, a lo ancho y largo de de esta tierrina tan hermosa.

    PD: Yo estuve hace 2 años en los jardines de la Fonte Baixa; me encantó la visita que dura casi 4 horas, pero según mi punto de vista, le sobra el mobiliario. Me desconcerto la Virgen, con tantos enigmas.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Mª Luisa, dan ganas de volver a salir y normalizar un poco, pero todavía falta, al menos en Asturias. Una de las visitas que haré será a los jardines de la Fonte Baixa, con cámara incluida. Riocaliente es un lugar apartado de Llanes, muy tranquilo incluso en verano. La ruta por los pueblos de esa zona merece la pena. Otra excursión pendiente!

      Responder
  3. Juan José

    Os comunico que los Jardines de Fonte Baxa en Luarca ya están abiertos en su totalidad, después de haberlos puesto a punto

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias por el aviso Juan José. Yo vi la noticia en la TPA y tengo ganas de hacer mi pequeño reportaje para publicarlo aquí. Es sin duda un jardín singular que merece una visita con calma.

      Responder
  4. Nicolas

    ¡¡ Es precioso el «feudo B.B. ,!!

    Me gusta mucho ese tipo de casa Indiana : de tamaño adecuado , proporcionada , de línea sencilla y atemporal . Además , la carpintería en blancos y grises le hace ser muy elegante.

    El jardin parece encantador : la mezcla de especies caducas con perennes , la combinación de floraciones ,…todo un acierto .

    un acertado jardin , por sencillo que sea , viste y engrandece una casa Indiana más que la propia arquitectura.

    La magnolia rosa es la especie «liliiflora», todo un espectáculo, es la más bonita de todas ,

    Lo que parece palmeras (aparte del palmito ) son , realmente, yuccas., originarias de Centroamérica.

    Las flores de color coral son las del membrillero japonés , que al igual que la magnolia rosa , despliegan su floración en febrero para inmediatamente después de que caigan los pétalos den paso a las hojas verdes . Tanto el uno como el otro son , como dices , una «ilusión» por lo efímero de su floración y porque son el «pistoletazo» de salida de la primavera .

    SALUDOS

    Responder
    • Martín

      En estos meses el jardín revive y forma un verdadero paraíso. No conocía esta casa y me ha encantado, tan equilibrada y armónica. Tiene buena factura e introduce algunos detalles modernistas, que siempre se agradecen. Las yucas tienen un gran porte, quizá sean originales. En lugar de la palmera canaria (más frecuente) veo una palmera excelsa, más manejable. Sin duda la magnolia destaca sobre el resto. Me encanta tu metáfora de «cuencos frágiles», efectivamente son flores preciosas con un olor muy sutil, pero tan efímeras… ¡Gracias!

      Responder
      • Alejandro Braña

        Martín, creo que la primera vez que vi esta clase de magnolias en flor fue en el jardín de la Quinta Guadalupe. Coincidió así y la sorpresa fue mayúscula porque las magnolias de esa finca son grandísimas y es todo un espectáculo verlas cubiertas de flores.

        Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias Nicolás por las aclaraciones como siempre. Yo coincido en los de la casa atemporal y sencilla. Es el tipo de casa que yo me animaría a habitar. Otras casas indianas las admiro mucho pero nunca viviría en ellas.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para siempre en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER