Seleccionar página

EN EL CAMINO DEL FIELATO

EN EL CAMINO DEL FIELATO

Confieso mi frustración cuando no puedo acceder a una casa y hacer las fotos que me gustaría.

Estoy mal acostumbrado!

En este caso debo sumar -además- el hecho de que no hay un nombre, una villa tal o quinta cual.

exterior de la casa de indianos en el pito cudillero

Al menos estoy seguro de que es una casa de indianos y de que por la pinta se construyó a mediados de la década de 1920, por su estilo inconfundible de arquitectura regionalista.

verja y cierre de casa de indianos en el pito cudillero

Ese aspecto recio, sólido e imponente de esta arquitectura se acentúa con los numerosos penachos en muros, escaleras y cubiertas.

Anuncian desde lejos la importancia de la casa y el estatus de su dueño.

fachada de la casa de indianos en el pito cudillero

Pero aun tengo más dudas.

Cada vez que veo una casa de indianos cerrada y/o abandonada, alguien en los alrededores me dice que la han comprado y que van a hacer un hotel.

Si fuera siempre verdad no habría más que hoteles en Asturias.

CASA DE INDIANOS EN EL PITO, CUDILLERO

La casa sin nombre de la que te hablo hoy está en El Pito, Cudillero, haciendo esquina entre la Avda. Selgas y el Camino del Fielato.

Me gusta mucho -además de la casa- la disposición de las palmeras grandes y pequeñas, que sí parecen conservarse bien.

palmeras en la casa de indianos en el pito cudillero

Forman, junto con una pérgola arrimada al muro de cierre, un conjunto sencillo pero armónico de jardín, necesario para enmarcar la casa.

Junto a ella un gran árbol. Debe de ser cosa mía pero a los árboles se les pone una mueca de dolor cuando la casa queda vacía.

Las vistas posteriores nunca son muy favorecedoras pero en este caso nos dan una idea de las verdaderas proporciones de esta casona.

Por supuesto, si alguien puede facilitarnos datos sobre la casa, el indiano, etc., le quedo muy agradecido.

10 Comentarios

  1. maria

    Buenos días Alejandro:

    Efectivamente, escribí dos veces porque pensé que, la primera vez, había hecho algo mal y que el comentario no se había publicado. Lo siento!

    Continuaré siguiendo tu blog, con mucho interés, que me encanta; pero, lamentablemente, no podré poner muchos comentarios porque aún me queda mucho por aprender.

    Buen día a tod@s! Saludos

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias María por visitar y seguir el blog.

      Responder
  2. Maria

    Buenas tardes Alejandro y visitantes del blog:

    En primer lugar, muchas gracias por tu maravilloso blog y magníficas fotos.

    Llevo un tiempo visitando tu blog porque, aunque viva en Suiza, quiero aprender más cosas sobre mi tierra, sobre todo, para transmitírselas a mis hijas y que no olviden sus raíces asturianas.

    Nunca escribí un comentario porque el nivel del blog es muy alto y espero estar algún día a la altura del mismo; pero aún me queda mucho por aprender.

    Sobre esta casa he encontrado la siguiente (y, lamentablemente, escueta) información:

    La casa fue mandada construir por D. Gonzalo Rosal Fornier hacia 1930, quien fue emigrante a Cuba. En la actualidad (supongo que se referirá a la década de los ochenta) es propiedad de su hijo D. Alfonso Rosal.

    Muchos saludos desde Zürich a todos

    Maria

    Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias María, supongo que escribiste dos veces al ver que no se publicaba tu comentario. La primera vez que alguien escribe tengo que autorizar el comentario y a partir de ese momento ya se publica de forma automática. Gracias

      Responder
  3. Maria

    Buenas tardes a Alejandro y al resto de visitantes del blog:

    Lo primero, agradecer a Alejandro su maravilloso blog y las magníficas fotografías con las que nos deleita en él. Hace unas semanas que comencé a “estudiar” un poco esta temática y la verdad es que gracias a este blog he aprendido cosas nuevas e interesantes sobre mi tierra, que, desde la lejanía, cada vez admiro más. Sobre todo, estoy intentando conocer más cosas de Asturias para poder inculcarlas a mis hijas, para que no pierdan sus raíces asturianas, a pesar de ser también suizas.

    Sobre esta casa, encontré la siguiente y escueta información:

    la casa fue mandada construir por D. Gonzalo Rosal Fornier, quien fue emigrante a Cuba, hacia el año 1930. En la actualidad (no sé la fecha de dicha “actualidad”, supongo que será la década de los ochenta) es propiedad de su hijo D. Alfonso Rosal.

    Muchos saludos desde Suiza

    Maria

    Responder
    • Alejandro Braña

      María, mucha gracias, pues ya tenemos una pista del indiano y de su procedencia. La casa estaba habitada los veranos hasta hace poco. Gracias también por participar en el blog.

      Responder
  4. lidia

    Buen día, Alejandro. Mil gracias por esta nueva entrada. Dices ‘Debe de ser cosa mía pero a los árboles se les pone una mueca de dolor cuando la casa queda vacía’. Estoy tan de acuerdo contigo. Creo que a los árboles y a la propia casa se les pone esa mueca de dolor por la soledad. Como te gustan tanto las casas te sugiero que leas o releas AL FARO, de Virginia Woolf. La parte central del libro está dedicada a describir lo que pasa dentro de una casa cuando se queda sola, abandonada por varios años. Es impresionante cómo describe las muecas de dolor de la casa. Un saludo cordial para ti y para los amigos del blog.

    Responder
    • Alex

      ¡Otro descubrimiento! en esta zona he visto que hay muchas. Confieso que cuando “nuestras” casas no tienen nombre siento que falta algo. .

      He hecho una pequeña investigación y la casa al parecer si estuvo a la venta, ya que he visto un anuncio con una fotografía y la dirección parece corresponder, pero salvo la información de las estancias pocos datos más tenemos, desconozco si lo está en este momento.

      Es curioso el tema de los árboles que comentas, desde que leí las entradas de Villa socorro y lo desnuda que se vía la casa cuando se construyó , nunca me había parado a pensar en la función de embellecimiento o de ocultamiento que pueden tener.
      Las palmeras por ejemplo, son el símbolo de una casa Indiana. La emoción de otra una palmera en el horizonte y el descubrimiento que puede conllevar pero si está no está cuidada la casa te da una sensación de fuerte abandono.

      Ojalá le encontremos historia a esta casa.

      Un saludo.

      Responder
      • Alejandro Braña

        María ya ha comenzado aportando algún dato, al menos el nombre del indiano. Yo me crucé también hace tiempo con un anuncio de venta de esta casa, pero las páginas de las inmobiliarias se copian unas a otras y muchas veces no están actualizadas respecto a casas que ya se han vendido o que fueron retiradas del mercado.

        Responder
    • Alejandro Braña

      Gracias por la sugerencia Lidia. Leí otras cosas de Woolf pero no recuerdo ese libro. Lo miraré.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para siempre en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER