Seleccionar página

CAE LA TARDE EN COLUNGA

CAE LA TARDE EN COLUNGA

Y me quedo prendado del balcón de esta casa, como si me recordara a uno de esos hombres intrépidos que llegaron a las Indias hace cinco siglos.

Sólo quería mirar, dejarme llevar por los detalles de las casas, hacer alguna foto, y seguir mi camino mientras anochece.

Me paro delante de la Escuela de Colunga, fundada por el indiano Luis Montoto, y al componer la foto con el camino de entrada, apenas me falta el coche de época para dar un salto en el tiempo. A su lado, otro chalé con un jardín extenso y cuidado. Podría ser indiano, pero nadie sabe decírmelo con certeza.

Me voy al centro de Colunga. Aquí está la Casa de los Pablos, obra realizada por Manuel del Busto para clientes indianos, que instalaron comercio en los bajos y vivienda arriba. La casa está parcialmente modificada, después de haber sido dañada durante la Guerra Civil.

Al otro lado, una pequeña sorpresa modernista, con sus flores y su alegría.

Ya sin luz, en el cruce de la carretera que conduce a Lastres, estos miradores de hierro, a punto de reflejar la noche.

12 Comentarios

  1. Cayetano Pérez-Cubillas

    Gracias a ti, Alejandro.
    Cuando quieras algo, ya tienes aquí mis datos

    Responder
    • Alejandro Braña

      Muchas gracias Cayetano, lo tendré en cuenta.

      Responder
  2. Cayetano Pérez-Cubillas

    Buscando otras informaciones me encuentro después de varios años (cuatro) con estas fotografías y sus comentarios.
    Iré por orden.
    La primera fotografía corresponde a la casa que Leopoldo Fernández «Poldo», el marmolista, construyó .
    La otra «casa» son las Escuelas de la Doctrina Cristiana (las de los curas del baberu) según siempre oí, edificadas a expensas del Sr. Montoto que, que yo sepa -aunque no con certeza- nunca fué indiano. Pertenece a la Fundación Montoto.
    Ese chaletón con el gran jardín nunca fué la casa de Jorge, sino de Fermín Vigón, otro de los hijos de Braulio. Don Juan, el Ministro del Aire y Marqué de Vigón, construyó la suya en Caravia y Jorge, el otro Ministro, aunque de Obras Públicas, siempre fué transeúnte por Colunga, aunque muy colungués. El estilo de la casa, como tantos de la época, es montañés, o cántabro.
    La casa de los Pablos, que nunca fueron indianos, sino colungueses de proyección nacional, fabricantes de la premiadísima Sidra Champagne «El Hórreo», hombres de negocios con su Banca Hijos de Pablo Pérez, constructores de la Junta General del Principado, del Palacio de Comunicaciones de Madrid, de la reforma de las Salesas (Palacio de Justicia, sede del Tribunal Supremo) impresores de Gráficas Campomanes, y adjudicatarios de numerosas Obras Públicas , etc, etc, fué un encargo efectivamente realizada por Manuel del Busto, que ya había colaborado anteriormente en obras de los Pablos y era consuegro de uno de ellos, concretamente de Cayetano Pérez de Velasco, que era quien tenía allí su vivienda y, en un lateral que da a los actuales Jardines de Tomás Montoto, sus oficinas centrales. La casa «fué ardida» en 1937, antes de que las tropas franquistas tomaran Colunga. Era una «o» cuadrada con un gran patio central de la que sólo se salvaron del incendio las fachadas de piedra. También tenía un cuerpo superior con cuatro construcciones tipo pegoyos, otro gran cuerpo central y una gran terraza. Quien si era indiano era Manuel Busto, pues había nacido en la Cuba aún española.
    La otra casa junto al «Monumento» , hoy propiedad de los herederos de Gonzalez Vigil, si fué edificada por un indiano, Toyos, que salió de Libardón y llegó a poseer la mina de cobre más importante de sudamérica. Decían que también fué proyecto de Busto (yo no lo se) y que se aprovecharon algunos detalles de la casa de los Pablos.
    En cuanto a la última fotografía, con esos preciosos miradores de hierro acristalados, también la edificó un indiano , esta vez Victorero, luego fué la casa de su hija doña Pilar Victorero (Isla) y de don Gonzalo Tapia, el médico. En sus bajos se instaló el actual café de La Esquina, en sus orígenes Bar Hispano. Esquina que efectivamente trazaba la carretera de Ribadesella (entonces calle Pidal) , el muro de los jardines de la casa del actual parque Hernán Pérez Cubillas (que era en esos tiempos la casa de otro de los Pablos) y la salida de la carretera a Lastres.
    Preciosas fotografías, Alejandro.
    Lo he pasado fenomenal repasando lo que me contaron.

    Responder
    • Alejandro Braña

      Muchas gracias Cayetano. Fantástico repaso con muchísimos datos. Agradezco que te tomes la molestia de aportar tantos nombres y relaciones, contribuyes a enriquecer este blog. Saludos.

      Responder
  3. oscar

    Pues muy buen encuadre, viendo la silueta del balcón casi se imagina uno la proa de un barco de formas
    redondeadas y con muchas ganas de contemplar el horizonte.Un saludo

    Responder
    • Alejandro

      Oscar, esos balcones tan volados y en esquina, si que tienen algo de proa de barco frente a la inmensidad del paisaje, bastante poético.

      Responder
  4. Ana

    Preciosas fotos de Colunga!.
    Pego aqui un enlace sobre Colunga y los indianos, por si puede interesaros.
    http://www.buscolu.com/index.php?contenido=1949.

    Algunos detalles de la tipologia constructiva de la casa de Jorge Vigon (colungues, como su hermano Juan que tambien fue ministro de Franco y monarquicos ambos, hijos de Braulio Vigon, estudioso y alcalde de Colunga, republicano y mason) me hacen pensar que ese estilo estuvo en boga en la zona hacia 1930-1950, pues hay en La Isla una casa, mas reducida, de solo 2 plantas, pero que repite el tema de las columnas y el aire vasco-frances en la fachada, que fue construida en 1932 por Pablo Martinez-Hombre.

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Ana,pego el enlace aquí. La casa está muy cuidada y el jardín también. Te agradezco que nos aportes más datos. Es una maravilla contar con vosotros para aprender más y más. Un saludo.

      Responder
  5. Martín

    ¡Qué bonita la escuela indiana! Trabajar ahí sería un placer… ¿Qué uso tiene hoy? Me ha gustado ver por fuera la Casa de los Pablos, una pena que no restauraran las torres. Es una obra un tanto «rara» para Manuel del Busto, con esos interiores tan compartimentados y con estancias pequeñas. Supongo que estaba condicionado por la planta o por los propietarios.

    Responder
    • Alejandro

      El indiano creó la Fundación Montoto para fomentar la instrucción de los niños. No sé si existe todavía, pero ese día que pasé por allí había bastantes niños. En cuanto a la casa de los Pablos, estoy de acuerdo en que es muy peculiar, más desde que fue dañada. Aún hoy me sigue impactando ese edificio tan urbano en medio de un pueblo pequeño. 

      Responder
  6. Ascen

    ¡ Que sorpresa! En una ocasión te comente que de vez en cuando soñábamos con una casita de indianos y mira por donde la veo aquí, todavía el sábado pasado nos acercamos y volvimos a fotografiar el balconcillo. Nos enteramos que la construyó Leopoldo Fernández que fue emigrante en Argentina. De la casa del gran jardín nos dijeron que no es indiana ya que la construyó Jorge Vigón que fue ministro de Franco. Un beso

    Responder
    • Alejandro

      Ascen, recuerdo tu comentario. Que pequeño es el mundo…indiano. Este balcón es un regalo, por el sitio donde está, las vistas, y como suaviza las aristas tan fuertes de la casa. Gracias también por la información. Un beso.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER