CADA AÑO A LA MISMA HORA

In Indianos by Alejandro Braña10 Comments

La casa se asoma discreta al fondo de la plaza ovalada de Colombres, en el concejo de Ribadedeva.

Fue la mansión de un pionero, uno de los primeros aventureros de apellido Noriega que cruzaron a vela el mar para abrirse camino en México.

Sobre la casona de Iñigo Noriega, grandona y solitaria cuando fue construida en 1877, se ha hecho el silencio que acompaña al tiempo detenido.

De puertas para afuera, linda con la Quinta Guadalupe y con la plaza presidida por el indiano Manuel Ibáñez Posada. Aquí mismo, alrededor de su estatua, se celebra cada año la Feria de Indianos de Colombres, una pequeña fiesta que recuerda la extraordinaria huella que dejaron los indianos en el Oriente de Asturias.

Yo estaré allí este fin de semana, como cada año a la misma hora, y me encantará saludarte si decides ir.

-cada-ano-a-la-misma-hora--6a4719

-cada-ano-a-la-misma-hora--41b437

A 39436

A 39438A 39439

A 39452

A 39455

A 39456

A 39472-cada-ano-a-la-misma-hora--77c92f

 

 

Comments

  1. Esa sencilla fachada despista y hace que sorprenda más su interior, que aunque no sea tan espectacular como otras casas que nos has mostrado, tiene un indudable encanto. Gracias Alejandro por dejar que nos colemos en su interiror, de otro modo nos sería imposible conocer esta parte oculta a los ojos de los curiosos como yo.
    Me encantaría poder acercarme mañana a Colombres, pero aun no sé si me será posible acudir a la feria, ya que dependo de que me acerquen en coche. Si finalmente me paso, me acercaré sin duda a saludarte. Si no puede ser, espero que nos cuentes que tal ha sido y nos muestres un amplio reportaje fotográfico del evento. ¡Que disfrutes!

  2. Que pena vivir tan lejos y no poder acompañaros en esa feria con ese marco tan especial. Haz muchas fotografias Alejandro, para que podamos disfrutar de todo eso quienes no podemos asistir. Un saludo.

  3. Alejandro, que bien el haber estado en Colombres un ratin contigo y que pena que despues no hubiesemos podido tomar el cafetin, pero, por supuesto, habrá mas ocasiones. Pasamos un dia estupendo con Ascen y Roberto y sus chicas, a pesar del mal tiempo de la tarde.
    Ah! y aviso a Nicolás,de Santander, «indianu» elegante y majo donde los haya (no sabeis lo guapetón y curioso que iba): me alegro un montón haberte conocido y sales en unas cuantas fotos en «El Comercio», muy propios los tres.
    Y a Fernando de la Hoz, que aunque no comenta, sé que es seguidor de este blog y de «El jardin de Villa Excelsior»: Oscar todavia se está riendo, ibas de 10, chaval.
    Que fantástico es pasar unos ratinos agradables con gente estupenda. Con que poco puede uno ser feliz…Besos a todos.

    1. Gracias Mariam, siempre es emocionante volver a veros. Muchos besos.

  4. Esta vez no ha podido ser, me ha sido imposible acercarme a Colombres. Espero sin embargo poder ver las fotos que hayas hecho de la feria y del entorno, Alejandro y así al menos poder disfrutar con esas imágenes.

Leave a Comment