Seleccionar página

ÁNGULOS EN UNA CASA

ÁNGULOS EN UNA CASA

Quizá fue el día de lluvia, de cielo pálido y gotas en los cristales, pero la casa me pareció distante, señorial, y demasiado grande.

Otro García de la Noceda construyó este chalé a pocos metros del de su hermano, en Pravia. Está lleno de ángulos, entrantes bruscos, líneas agresivas que sólo se suavizan en la escalinata redondeada que te invita a entrar y conocerla.

Ese acceso tan agradable, te aupa sin esfuerzo hasta un porche de columnas de hierro y techo de cristal. Es entonces cuando se puede apreciar de cerca el revestimiento tan original de su fachada, en tono casi rosáceo y de inspiración modernista.

En otro ángulo, una camelia acaricia la pared, emulando los dibujos de la fachada. La casa por fin se deja querer, ya no es tan fría, ni el día tan gris.

Dentro quedan pocas cosas de lo que fue la casa tiempo atrás, pero el zaguán me vuelve a sorprender, otro quiebro a lo convencional.

Finalmente, en el porche posterior vuelve la solemnidad de columnas, de aspiraciones palaciegas, frente a un jardín invernal.

A 38506 A 38513 A 38508

10 Comentarios

  1. Maite

    Comentario muy tardío, ya lo sé, pero… ¿os habéis fijado en el suelo del porche posterior? Está hecho con la técnica del «trencadís», propia del modernismo catalán, y nada habitual en las casas indianas del Cantábrico. En este caso en un trencadís muy sobrio. Con los colores rosados de la fachada, crema de los esgrafiados y los grises de las columnas. Pero trencadís, al fin. Curiosa idea.

    Responder
    • Alejandro

      No se conoce el arquitecto de esta casa, y yo no he visto esta solución de recubrimiento de la fachada en ninguna otra casa de indianos de Asturias. También sorprende el tono rosa del fondo, que suaviza las lineas duras de la casa. Es curioso y atractivo.

      Responder
  2. Ramón

    Contrasta la ligereza de las columnas a la entrada con las imponentes del porche posterior. También me gustan mucho las puertas blancas de lamas que dan acceso a ese jardín. Un saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Ramón, a mí también me gustaron mucho esas puertas, tienen el encanto de las villas mediterráneas.

      Responder
  3. Lola

    Si la cocina resulta ser uno de los lugares más encantadores de la casa, la conozco personalmente y, en general, convina ese aire antiguo con la prácticidad actual.

    Responder
    • Alejandro

      Lola, gracias por comentar y bienvenida al blog. También recuerdo que la cocina tenía mucha luz, un sitio muy acogedor. Saludos.

      Responder
  4. Martín

    Me ha encantado, como bien dice David la casa es muy elegante. La verdad que se ve bien conservada y la fachada me encanta… lo que no quiero imaginar será la factura cuando digan de pintarla de nuevo, jeje.

    Gracias!!

    Responder
    • Alejandro

      Está bien conservada, y es mucho más grande de lo que aparenta a primera vista. Por cierto, tenía el espacio dedicado a la cocina más grande que yo haya visto en una casa de indianos. Saludos.

      Responder
  5. David Franqueira

    Esta casa es muy agradable, es el típico palacete que irradia elegancia y empaque. Lo que más me llamó la atención cuando lo vi fue ese revestimiento tan poco frecuente en Asturias. Parece uno de esos esgrafiados que abundan en Barcelona. Es paradógica la lucha que hay en ese tiempo entre el eclecticismo, tan arraigado en Asturias, y ese modernismo que trata de abrirse paso con menor éxito. Una lástima lo de los interiores. Las casas de los Arias de la Noceda no tuvieron finales tan felices como La Casona o La Javariega, pero ahí siguen que es lo importante.

    Un saludo Alejandro.

    Responder
    • Alejandro

      David, supongo que para muchos, en aquel tiempo, las corrientes modernistas eran una extravagancia. Lo «serio» se decantaba por el historicismo y un cierto regionalismo impregnado de otras cosas. Visto ahora, el modernismo tiende a alegrarnos la vista más que otras cosas en arquitectura. Saludos.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER