Seleccionar página

ÁLBUM DE FAMILIA

ÁLBUM DE FAMILIA

En Enero te hablé de la casa de Pedro Sarmiento en Cangas de Onís. Casualidades del destino que Ángeles y Luz Sarmiento, nietas del indiano, visitaran la página y comentaran sobre sus recuerdos:

 «Mi abuelo trajo los planos de Chile y era copia de una existente en ese pais. El tejado de colores, mi abuelo lo hizo traer de Italia, se puso así simplemente por estética. Ya hace muchos años que Cangas de Onís es la capital del turismo de Asturias, y desde siempre hubo turistas que nos pedían amablemente fotografiarse, ya que el jardín, del que no se conserva nada, era una preciosidad, aquellas palmeras altísimas, los parterres, los macizos de hortensias que con tanto mimo se cuidaba, a nosotras no nos dejaban cortar ni una simple hoja. .Para mi padre y nosotras es parte de nuestra infancia, y aunque vivíamos en Madrid, la casa de Cangas, era nuestra casa. Mi padre, una vez heredada por mi tía, nunca quiso volver a Cangas, y menos mal que no volvió, porque en muy poco tiempo fue deteriorándose por la falta de interés, dejadez…en fín abandono y le hubiera dado muchísima pena . Nosotras todos los años vamos a Cangas de Onís a pasar unos días , nos consideramos de allí, y siempre los cangueses, nos hacen recordar «aquellas épocas» de nuestro abuelo, de nuestro padre, y aquellos maravillosos veranos en aquella casa».

Yo me puse en contacto para agradecérselo y preguntarles si tenían alguna foto antigua de la familia o la casa que se pudiera publicar. Me enviaron hace poco unas imágenes entrañables de Pedro Sarmiento, su mujer, y sus hijos en aquellos tiempos.

Esta es la descripción que ellas hacen de las fotos: «Te enviamos alguna fotos antiguas, una es de mi abuelo Pedro, el que mandó construir la casa de Cangas de Onís, otra de su mujer Luz canguesa de toda la vida y perteneciente a una conocida familiar, pues su padre, nuestro bisabuelo, fue alcalde de Cangas y en su mandato se hicieron muchas cosas importantes, como el parque, que lleva su nombre, y tambien  el que consiguió para Cangas de Onís los títulos de  Excelentisimo Ayuntamiento y Ciudad. En otra foto aparecen el matrimonio de Pedro y Luz con sus hijos Guillermo, nuestro padre, y su hermana Lucina, tristemente fallecida a la edad de 12 años de tétanos cuando pasaba el verano en Cangas, y la última foto en la escalera de la casa donde posan Guillermo, mi padre vestido de marinero, Lucina y una hermana de mi abuela que había quedado recientemente huerfana, de ahí su vestido de luto. Las fotos son tristes pues, hacía menos de un año que había muerto el primogénito de mis abuelos, un niño de tres o cuatro años llamado Pedro».

Yo he puesto la de la preciosa escalera, aunque no parece la misma en la que posan las niñas. Gracias Ángeles y Luz y un abrazo.

 

album-de-familia-2c409e

album-de-familia-11aab3

album-de-familia-b47aed

album-de-familia-41e55b

15 Comentarios

  1. Anuska Hernandez-Coronado

    Hola, yo era compañera de colegio y ademas intima amiga de Luz, he pasado mucho tiempo en esta preciosidad de casa y me encantaria tener noticias suyas,

    Un saludo

    Responder
    • Alejandro Braña

      Ahí queda su llamada, gracias.

      Responder
  2. maria lujan braña

    hola Alejandro,..estaba buscando información referente a la familia braña y en google imágenes te encontré,…..tu apellido es braña? mi nombre es maria lujan braña,..vivo en argentina y estoy tratando de armar mi árbol genealógico y encontrar antepasados y orígenes,…podrias ayudarme??? seriamos familia??

    Responder
  3. Eduardo Fernandez Sarmiento

    Hola. He visto esta página. Y dar mi opinión. Soy otro de los nietos de D. Pedro Sarmiento. Efectivamnente la casa se construyó después de su paso ,Pedro Sarmiento,por Chile.Haciendo las americas. Aunque la casa está situada en Cangas de Onís, su residencia estaba en Madrid.A su vuelta de Chile creó una empresa de ferreteria que se ubicó en Madrid ,junto a la puerta del sol (calle peligros). Tuvo otra más en Madrid y una tercera en Cangas de onis, justo al lado del citado Chalet. Hoy en día sólo quedan los recuerdos. Se cerraron allá`por los años 70. La casa la heredó mi madre en esa época. Aquel glamour de los años 50-60 con servientes ,nurse.etc. Dió paso a una época de austeridad. Sinceramente yo no conocí esa etapa. Tengo conocimiento de ella através de vecinos ,amigos y familiares. Ya que nosros vivíamos en Mexico desde el año 50 (aproximadamente) hasta el año 68 en que regrasamos a España. La casa estuvo habitada y siempre bien conservada hasta el año 96 en que falleció mi madre. Tengo muy buenos recuerdos junto a mis hermanos ,sobrinos y padres en esos jardines y en esa casa. Finalmente eldestino hizo que la vendieramos en el año 2000. Asií que su deterioro fue progresivo hasta que se inicio la obra. La verdad es que desconozco por que está parada la obra. Y aunque lo que está hecho hasta ahora nada se parece a la de antaño. Ya que perdió aquellos jardines tan bonitos que tenía. Un saludo .E.F.S

    Responder
    • Alejandro

      Muchas gracias Eduardo por visitar el blog y contar más cosas sobre la historia de la familia y de la casa. Tu abuelo fue un gran emprendedor y, de alguna manera, la casa de Cangas de Onís es el mejor recuerdo de su esfuerzo y de su éxito. Ojalá que puedan terminar su rehabilitación. Un saludo.

      Responder
  4. Luz Sarmiento

    Hola Alejandro : El otro día escribí un comentario y no lo veo publicado, puede ser que no pusiera bien el correo o alguno de los datos. En la casa antiguamente, cuando vivía mi abuelo tenía dos palmeras enormes una a cada lado de la puerta de la verja. no sé porque se quitaron, pero fue una lastima porque eran preciosas. Yo siempre escuche a mi abuelo y a otros indianos que el el hecho de poner palmeras era par hacer ver a la gente que el dinero que ganaron trabajando lo habian conseguido con esfuerzo, y sobre todo»honradamente»
    Un abrazo. Luz Sarmiento .

    Responder
    • Alejandro

      Gracias Luz, está publicado en la entrada «Aquí estoy yo». Un abrazo.

      Responder
  5. Guillermo Sarmiento

    Hola Alejandro,

    Ante todo, felicidades por tu blog y por acercar a la gente las casas de indianos, uno de los tesoros de Asturias, y que para muchos está aún por descubrir…Soy Guillermo Sarmiento, el hermano mayor de Luz y Ángeles, y al igual que ellas, tengó siempre vivos en la memoria los gratos recuerdos de los veranos de mi niñez en Cangas, los largos veranos de cuatro meses en la casa del abuelo Pedro, los juegos en aquél jardín, «la huerta» la llamábamos, y que nos parecía enorme, los miedos cuando al caer la noche aquella casa se tornaba aún más grande, con zonas llenas de misterio, como los sótanos, o el desván, que en nuestra época daba albergue a las habitaciones del servicio…

    En la actualidad resido fuera de España por motivos de trabajo, pero sigo yendo todos los veranos a Asturias, mi paraíso particular, el lugar de encuentro y de donde fluyen los ríos de la memoria, aquellos que alimentan y mantiened despiertas vivencias de tiempos tan felices, como lo fueron los de mi niñez en Cangas. Tengo alguna foto de la casa en los años veinte, con la arquitectura original, ya que la casa sufrió una reforma a finales de los años cincuenta. Si me das un contacto de correo electrónico, tendré mucho gusto en compartir contigo esas imágenes. De nuevo, felicidades por tu trabajo y tus excelentes fotografías.
    Un cordial saludo.

    Responder
    • Alejandro

      Qué alegria Guillermo!, no debo añadir nada a tu hermosa evocación de la casa y de Asturias. Será emocionante ver fotos de como era. Mi correo es info@edicionesnuevedoce.com. Muchísimas gracias y hasta pronto.

      Responder
  6. Mariam

    Pues sí que han sido majas, porque en muchos casos no quieren saber nada ni de enseñar fotos ni de compartir recuerdos con gente interesada de verdad en estas casas y su historia.
    Cangas de Onis es hoy mi segunda casa, me encanta y muchas veces bajo desde mi pueblin simplemente a tomar un café, comprar el periodico y dar un paseo, aunque por el verano acabas de los nervios por la falta de aparcamiento, los lios de tráfico y la cantidad de gente, cosa por otra parte bien recibida, con la que está cayendo.
    Esta casa la conocí ya cerrada y bastante chuchurría. Espero de corazón que esta puñetera crisis pase y vuelvan a retomar la obra para verla de una vez acabada, porque el edificio lo vale.
    En cuanto a las fotos, preciosas, nunca me canso de ver fotos antiguas, así todo me pasa algo que no sé si le pasará a alguien más, cuando veo que salen niñinos pequeños y te enteras de que nunca llegaron a mayores, siento una congoja tremenda, como en el caso de esta familia, que de 3 hijos se les murieron 2, que horror.
    Un abrazo. Y que cunda el ejemplo de estas dos señoras tan estupendas.

    Responder
    • Alejandro

      Mariam, espero que esto se repita muchas veces, yo estoy poniendo todo mi empeño en ello. Un abrazo y buen paseo!.

      Responder
  7. Mª Luisa

    A veces nos quejamos de internet porque tiene muchos peligros, pero tambien da muchas satisfacciones. Quien les iba a decir a las nietas de Pedro Sarmiento, que un día iban a ver publicada en la red una semblanza de su abuelo, su casa y las fotografias familiares. Es fantastico, porque tambien nos ha permitido a todos los amantes de estas casonas, acceder a ellas, y disfrutar a traves de tu trabajo y dedicación, con la contemplación de estas casas de ensueño que se completan con tus maravillosos libros. Magnificas las fotografias, tanto por su calidad de imagen como por su tamaño. Un saludo.l

    Responder
    • Alejandro

      Ángeles y Luz Sarmiento han sido muy amables. Las fotos son entrañables. Gracias Mª Luisa.

      Responder
  8. Martín

    ¡Qué entrañables los niños de la última foto! Parece que están en la escalera derecha. Los edificios cobran nuevos significados cuando los vemos llenos de vida. Gracias por compartir esto!!

    Responder
    • Alejandro

      Martín, espero que poco a poco vayan surgiendo muchas más cosas, una historia paralela a la arquitectura. No se entiende todo esto de las casas de indianos sin la gran aventura vital de las personas que llegaron a erigirlas.

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de lo establecido en la RGPD, le informamos que sus datos serán tratados en nuestros ficheros, con la finalidad del mantenimiento y cumplimiento de la relación con nuestra entidad, incluyendo el envío de comunicaciones en el marco de la citada relación.

Así mismo, puede ejercitar sus derechos ARCO (acceso, rectificación, cancelación y oposición) ante ALEJANDRO BRAÑA, S.L, con dirección en Avda. de La Camocha 335 33391 Vega – Gijón, Asturias, adjuntando fotocopia de su DNI.

CATEGORÍAS DEL BLOG

SUSCRÍBETE A ASTURIAS POR DESCUBRIR




Consigue acceso inmediato a la colección Arquitecturas Olvidadas y un 10% de descuento para tu primera compra en nuestra tienda.



ÚLTIMOS COMENTARIOS

ACCEDER