_AFB8893

El palacio de San Justo también es conocido como palacio de los Menéndez de Luarca.

Es una construcción de finales del siglo XIX -en estilo ecléctico francés- situado a las afueras de Luarca.

El reportaje que realizamos forma parte de un posible tercer tomo de Palacios Rurales de Asturias que todavía está lejos.

Referencias

Compartir

Alejandro BrañaPALACIO DE SAN JUSTO

Comentarios

  1. Maite - Madrid

    ¡Qué bonito! Le proporciona mucho encanto la enredadera que lo recubre. Si no fuese por la galería, te diría que le veo un cierto aire medieval.
    Espero que ese “posible tercer tomo de Palacios” sea realidad no a tanto tardar.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Maite, en mi primera impresión -no había estado antes en la casa- me recordó rasgos de Villa Rosario (El Villar) y algo de Las Baragañas (Villaviciosa). Reconozco que estas asociaciones que hago muchas veces no tienen fundamento, quizás son sólo pequeños matices.

  2. José (Grado - Asturias)

    En ese palacio residió algún Diputado a Cortes por Asturias. Y un Menéndez de Luarca será el segundo marido de Concha Heres, que tendría casa en Grado y en Oviedo, ninguno de los 2 existen hoy, el de Oviedo era él que hizo Anselmo González del Valle y Carvajal, donde hoy esta la sede del Banco de España.

  3. Íñigo

    Un Palacio precioso,pero al contrario que nuestra amiga Maite yo prefiero una fachada limpia,sin vegetación,tengo la impresión de que tanto verde le da más humedad a este tipo de casas sobre todo con un clima como el asturiano,pero a parte de ésta opinión personal por dentro debe ser una maravilla,ojalá algún día puedas entrar y mostrarnos los interiores.Yo te diría Alejandro que aparte de un tercer tomo de Palacios todavía te queda algún libro más de Casonas de Indianos,hay tantas que no has fotografiado los interiores,que malo soy,verdad?,jajajajajajajajajajajajaja.Recuerdos a todos.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Eres malo, malo Ignacio, no me pongas más trabajo. En éste entré, el mismo día de esta foto, y realizamos un reportaje muy extenso porque está muy bien conservado.

    2. Maite - Madrid

      Íñigo, a mí, más que la humedad -que añoro con frecuencia porque el clima de Madrid es muy seco-, lo que me haría desistir de tener una fachada con hiedra o enredadera en mi casa sería la cantidad de “bichitos” que atraen ( y que sólo me gustan en las películas de Walt Disney, ja ja ja… ) ¡Pero me gusta mucho el efecto visual!

  4. Esther

    ¡Qué palacete tan bonito! Cuántas cosas nos descubres, pues he pasado cientos de veces por Luarca y no sabía de su existencia. Espero que ese libro pueda ver la luz en un futuro muy próximo y seguir conociendo tantos sitios maravillosos a través del objetivo de tu cámara. Un abrazo, Esther

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias Esther, pero ese tercer tomo va a tardar. Respecto al palacete, aunque vayas a menudo a Luarca, no es fácil de ver. Está muy cerca pero a la vez apartado, no es una zona tan visitada como la de las casas de indianos en El Villar.

  5. Paloma

    Viendo tus fotos, tanto estas como las de las barcas…creo que tengo que volver a hacer una escapadita a Luarca.

    El palacio muy vistoso. Si el interior dices que se mantiene muy bien conservado, estoy esperando por tu reportaje y ese tercer tomo.

  6. Nicolás

    No eres el único que al ver este palacio por primera vez te trae a la mente el de Las Baragañas… Tienen los dos un marcado aire medievalista.

    Tampoco nos dejas de sorprender por la cantidad de Palacios y casonas que vas sacando de tu chistera mágica de construcciones maravillosas y desconocidas para mostrarlas aquí …
    Ya veo que nuestros amigos no son demasiado partidarios de las fachadas vegetales. Tendré que actuar ,entonces, de abogado del diablo y defenderlas. Si yo fuera casa pediría que la hiedra me enredara como lo hace con este palacio . Afortunadamente gracias a ella tiene ese carácter encantador que tanto nos gusta. Costaría ver una imagen dulce y bucólica de este “casoplón” pétreo y gris si no fuera por ese tono verdi-rojo que templa tanta frialdad . Realmente no es hiedra lo que la recorre. Es “Parra virgen ” o “ampelopsis” una trepadora que tiene vida y color según la estación que estemos. Hay que plantarla y mimarla para que empiece a cubrir una fachada. La hiedra suele aparecer sin ser llamada. Viene al festín de las casas heridas. Es agresiva con las paredes e invasora. Si no que se lo digan a la pobre ” Villa Teresa”, también en Luarca.
    No me imagino de otra manera las fachadas de algún sitio que me viene a la cabeza, como la torre de Villademar , de Cudillero, palacio Cutre o la idílica torre de La Atalaya de Ribadesella ( la que todos recordamos al subir por el camino que va a la ermita de la Virgen y que parece el refugio de Julieta y Romeo)
    Es curioso que casi ninguna casona Indiana se deje tapar sus coloridas paredes por algo más que no sea una bouganvilla . En cambio , la austeridad de la piedra de las casonas hidalgas prefieren , en muchas ocasiones, la compañía de la parra virgen o de la romántica glicina .

    Así que Maite… Anímate con la ampelopsis… La fachada de tu casa tendría verde primavera, verdísimo verano y rojizo otoño ( y ya en invierno los bichitos se van.. :)

    SALUDOS

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Nicolás, has puesto ejemplos muy guapos del efecto de estas plantas trepadoras. La Torre de Villademar es un pegote de hormigón que se transforma en la primavera y luce como un faro a finales del otoño.

    2. Maite - Madrid

      Pues no sabes, Nicolás, cuánto me gustaría una casita así -preferiblemente en Asturias- recubierta de ampelopsis, ahora que ya sé las diferencias. (Total, por soñar…)
      Da gusto con este blog en el que se aprenden tantas cosas. Yo no tengo ni idea de jardinería o similar. Sólo sé lo que me gusta o no, y voy intentando aprender. Pero está claro que hace falta alguien entendido que te indique las diferencias o las “trampas” de lo aparentemente bonito.
      Me ha impresionado tu frase “la hiedra viene al festín de las casas heridas”. Creo que ahora la miro con otros ojos.
      Pero saber que hay trepadoras amigables para estas casonas es muy reconfortante. Yo tampoco imagino algunas de las que conocemos (como este mismo Palacio de San Justo) sin este cálido manto vegetal.
      Recuerdo otra foto que ví. Es una preciosa casona de Cantabria por cuya fachada posterior, sobre el jardín, trepa hasta el tejado un tapiz vegetal -de los más vivos colores, del verde al púrpura- de lo que yo entonces pensaba que era hiedra. Espero que sea esa bendita parra.
      (Alejandro, tú sabes LA casona a la que me refiero. ¿No te animarías a comprobar si es hiedra o parra? Seguro que te dejarían. Ya ves que no pierdo ocasión, jajaja… ) A lo mejor también tienen buganvillas…
      Gracias por tu defensa de las fachadas vegetales, Nicolás. En mi próxima vida de millonetis con casona, ya sé cómo abrigarla :)

  7. Ramón

    Me gusta esa cubierta vegetal ,parece que les dan un poco de vida a las casas.., y como a en varios comentarios.., también me recuerda a las Baragañas.., saludos a todos.

  8. Claudia

    Hola,

    Me gusataría saber si este palacio se alquila para celebrar eventos. ¿Alguien tiene esa información o el contacto?
    Gracias

  9. Claudia

    Gracias por tu respuesta Alejando. ¡Qué pena! Porque es un sitio precioso.
    Tal vez tu puedas decirme si en esa zona habría alguna casa o palacio de este estilo que se pueda alquilar y esté fuera de los canales habituales de anuncios.
    Muchas gracias

Dejar un comentario