volver-a-la-vida-5e3ef8

VOLVER A LA VIDA

En Indianos por Alejandro Braña32 Comentarios

Los cristales de las ventanas aún lucen parches, como si fueran las últimas tiritas de un enfermo que ha logrado curarse y está a punto de recibir el alta.

Ya te he hablado de Villa Rosita en otra ocasión. Es una buena noticia que se haya vendido, después de 10 años con el cartel en la puerta.

Hoy, volviendo de Galicia, me hice el propósito de parar a verla y hacer unas foto aunque estuviera lloviendo. No lo estaba pero casi. Fue casualidad encontrarme con su nuevo dueño, además de una legión de profesionales trabajando en el interior.

Como ves, el exterior está rematado quitando unos pocos detalles. Su propietario, que la ha comprado para vivienda particular, tuvo la gentileza de enseñarme el interior. Queda aún mucho por hacer, pero espera instalarse ya en el verano.

Larga vida a Villa Rosita (Otur, concejo de Valdés), y que cunda el ejemplo (de rehabilitar, quiero decir).

volver-a-la-vida-1aa429 volver-a-la-vida-89e969 volver-a-la-vida-a3b21c volver-a-la-vida-adbc53 volver-a-la-vida-e76d4f volver-a-la-vida-e886e0

Alejandro BrañaVOLVER A LA VIDA

Comentarios

  1. Vanessa RG

    Esa es una de mis casas. Cada vez que he pasado hacia Galicia a lo largo de mis 29 años siemrpe decía que sería mi casa. La última vez que pasé la vi con andamios y en obras y me alegré casi o tanto más como si yo la hubiera comprado. La inversión no debe ser pequeña sobretodo si quieren conservar la estructura básica y rehabilitarla. Chapó para los nuevos dueños que hacen ese esfuerzo titánico en los tiempos que vivimos.

    1. Alejandro

      Vanessa, la obra es de calado: nueva cubierta, caldera, baños, electricidad, etc. La lista es muy larga para una casa de este tamaño y estos años. Por eso es de agradecer que aparezcan valientes que se atrevan con estas magníficas casas. Pero todavía te quedan muchas…

  2. Lena

    Me encanta esta casa (¡como no!)…y para variar, tengo también una anécdota. Volviendo hace unos años de Galicia con unas amigas en coche hacia Oviedo, les hice parar para poder hacer unas fotos (compartimos vicio como puedes ver Alejandro). En aquel entonces estaba muy deteriorada pero aun así se veía impresionante. La cuestión es que debimos parecer sospechosas y se nos acercaron unos guardias o policías de tráfico para saber que demonios pasaba…Menos mal que la conductora fue rápida en contestar y justificó el asunto con que una de nosotras se había mareado y necesitábamos parar, de lo contrario, hubiera resultado aun más sospechoso decir la verdad: “Nada señor policía, aquí la loca de mi amiga que es una forofa de las casas indianas y me ha obligado a para en el arcén…”. Por desgracia, yo solo pude fotografiarla por fuera…

    1. Alejandro

      Lo peor que tiene la casa es el sitio donde está, tan pegada a la carretera. Es bastante complicado parar en esa recta y soportar el rebufo de los camiones mientras intentas hacer fotos. Cuando terminen la autovía, todo quedará muy tranquilo.Gracias por la anécdota, Lena. 

  3. Mª Luisa

    Me alegro muchisimo de que por fin esta casa haya vuelto a la vida. Estos tonos anaranjado y verde son luminosos y le dan alegría a la fachada, y no aquel gris mortecino que parecia revoco de cemento. Durante mis vacaciones paso casi a diario por delante de esta casa indiana, y me producia tristeza verla tan apagada y abandonada. A ver si el nuevo dueño cuando esté ya instalado, te permite fotografiarla por dentro, que será el colofon de esta vuelta a la vida. Un saludo.

    1. Alejandro

      Mª Luisa, por lo que he visto, la casa por dentro tiene un aire moderno y funcional que no tiene mayor interés para mi. Sin embargo, me alegro mucho que se rehabilite. Cuando vayas este verano, la verás casi terminada, un saludo.

  4. oscar

    ¡Menos mal!. Tenía toda la pinta de acompañar a Villa Excelsior en su letargo. Me alegro que Villa
    Rosita nos vuelva a deleitar las vistas al pie mismo de la carretera. Un saludo.

    1. Alejandro

      Es estupendo, después de tantos años cerrada. Las pretensiones económicas de sus anteriores dueños se adaptaron finalmente a las circustancias actuales. Ojala ocurra más a menudo. Saludos Oscar.

  5. Lena

    …”por lo que he visto, la casa por dentro tiene un aire moderno y funcional que no tiene mayor interés para mi”… Yo solo conozco el interior gracias a las fotos que nos mostraste en otro enlace y aunque bien es cierto que ha perdido mucho del encanto de otras épocas, los techos y los suelos son una maravilla, y aunque no se conserven muebles u otros enseres, que dan vida a estas casas, en cierto modo, o quizá, por la forma que tienes de fotografiar y el estilo que imprimes en tus imágenes, a mi encantó. Eché de menos fotos de la zona abuhardillada…En cualquier caso, enhorabuena por un trabajo tan bueno, Alejandro.

    1. Alejandro

      Lena, gracias. Es cierto, me refería a los muebles y lo que entendemos por el ambiente original de la casa. Su nuevo propietario la ha adquirido casi vacia y tiene mucho que arreglar para hacerla confortable. La zona abahardillada no la he visto nunca. En todo caso, admiro lo que está haciendo.

  6. Martín

    Bueno, ya veo que esto es motivo de alegría para todos. El patrimonio cuidado y en pie. Los elementos antiguos, respetados.

    ¿Han conservado las carpinterías interiores y las pinturas de los techos?

    ¡Muchas gracias!

    1. Alejandro

      Martín, se han conservado todas las pinturas de techo,las más interesantes son las del comedor, y las carpinterias también, incluidas todas las ventanas que han sido restauradas.

  7. Ramón

    Una noticia así me alegra el día. Desconozco si el propietario entrará por aquí a visionar tus fotos, tanto si lo hace como si no, me gustaría felicitarle por su casa y por su valentía conservacionista. Saludos.

  8. Martín

    De casualidad he encontrado este blog (no sé si será de una prima tuya, jeje). Ahí aparece Villa Rosita, aparentemente habitada. Me gusta mucho la restauración, aunque para mi gusto el color está algo subido…

    1. Alejandro

      Martín, gracias, el enlace está aquí. No es mi prima, más bien yo soy el primo, porque me coge fotos del blog sin atribución y sin permiso. Ya ves…

  9. Roberto

    No te quejes que a ti sí te cita al final, a mí no. Ya ves que todavía hay categorías.
    Un saludo

    1. Alejandro

      Roberto, no me había fijado que también hay fotos tuyas. Hay algunos que se dedican a arrasar. Un abrazo.

  10. Martín

    Sí, entre tanta foto pixelada las tuyas brillan con luz propia. Habrá que recordarle aquello de la propiedad intelectual… jeje

  11. Xurde P.

    El hecho de que una casa de estas características, con su historia y su belleza cautivadora, vuelva a respirar y a ser habitada es una oda al optimismo en unos tiempos en los que es un bien en franca decadencia. Cada fin de semana que paso por delante, pienso en la suerte que ha tenido esta casa, y albergo la esperanza de que no sea la única ni la última. Estas casonas se merecen un pulmón nuevo que reanime su, demasiadas veces, maltrecho corazón indiano.

    1. Alejandro

      Xurde, parecía difícil, después de tantos años, ver a Villa Rosita recuperar su esplendor. Pero ha habido suerte, y ya la podemos sacar de la lista de “especies amenazadas”.

  12. Mariam

    Que bien, una menos que se va a perder, ahora le quedaran otro buen puñado de años envolviendo las vidas de los nuevos propietarios. Hay que quitarse el sombrero y felicitar a la persona que compró la casa y la rehabilitó con tanto mimo. Ultimamente me llevo unos sustos con determinados espantajos que se levantan en medio de los praos, que me hago cruces al pensar en que cabeza cabe conceder licencias para ese tipo de construcciones minisGuggenheims. Respeto todos los gustos, pero cada cosa en su sitio y cada mochuelo en su olivo. Pues nada, por si el dueño lee este blog, mucha suerte y mucha felicidad y a disfrutar de la casa.

    1. Alejandro

      Mariam, parece que el dueño está muy ilusionado, yo lo encontré a pie de obra, y con ganas de pasar el verano en su nueva casa y con su numerosa familia. Larga vida a V. Rosita.

  13. Maria José Diaz Arias

    Desde que se puso a la venta deseé tener dinero para poder comprar esta maravilla y hacerlo un hotelito diferente a todo . Pero como no juego a la loteria me quede con las ganas. Yo tambien fui de las que paré mucha veces a hacer fotos, que guardo con interes especial. Felicito al nuevo propietario y a ti por hacernos participes de estas maravillas. Un abrazo

    1. Alejandro

      María José, bienvenida al blog y gracias por suscribirte. Es lo que tienen estas casas, nos hacen soñar con imposibles y nos permiten viajar en el tiempo. Un lujo.

  14. Nicolás

    !!!Qué bien!!! ,¡¡¡ Villa Rosita vive¡¡¡ Me pone mucho más contento eso que la Selección gane o deje de ganar ninguna copa. Ya se le ven relucientes la cúpula y sus remates de zinc . Me encanta verlos brillar cuando el sol los refleja al atardecer, mientras uno los adivina a los lejos de la recta de Otur . Me sumo a las felicitaciones a sus nuevos moradores.SALUDOS

    1. Alejandro

      Las cúpulas han sido restauradas completamente. Yo vi una de cerca, guardada en el garaje, a la espera de ser colocada en su sitio. Es casi como una armadura. Saludos.

  15. Bibi

    Por fin!Llevaba años viendola y oyendo a mi marido decirme:si un dia nos toca el euromillon,te la regalo.Y aunque no sea mia,me ha alegrado exactamente igual verla resplandecer de nuevo (y eso que tampoco me hace mucha gracia ese naranja que le han puesto).
    Tenia la esperanza de que la hubiesen comprado para hacer un hotelito,para poder pasar una noche en ella,no podrá ser,pero sigue siendo una alegria.
    Felicidades por este blog tan agradable.

    1. Alejandro

      Hola Bibi, gracias por visitar el blog. Los colores, según la pantalla de cada ordenador, pueden variar. El color “real” es más o menos un caldera, en esa gama. Un saludo.

Dejar un comentario