TRES TESOROS EN LA RÍA

In Asturias, Indianos by Alejandro Braña18 Comments

Esta barca me hizo sentir como el último mohicano, pero mi viaje fue en coche, por aquello de no mojar las cámaras.

1_ Primero hay que detener la vista en el paisaje de esta Ría de Villaviciosa. Intangible y siempre cambiante con el flujo de las mareas y el cambio de las estaciones. Una inmensa bañera natural que se llena y se vacía cada día. Pequeñas lanchas de pescadores y una construcción interesante que pertenecía a El Gaitero.

2_En la ribera oriental hay que detenerse primero a contemplar La Enciena, una casa que en marea alta parece flotar sobre el mar, siempre de blanco impoluto. Fue levantada sobre un antiguo molino de marea hacia 1915. El camino que lleva hasta la casa está marcado por una hilera de eucaliptos centenarios que lo separan de la Ría.

3_Más adelante, camino de la playa de Rodiles, está Villa Misiego, construida en 1895 por encargo de un indiano como casa de baños. El lugar es encantador, al borde mismo de la Ría. Ha sido restaurada recientemente, y debes de incluirla en tus rutas indianas.tres-tesoros-en-la-ria-a399c0

tres-tesoros-en-la-ria-261274

 

Comments

  1. Preciosa la ruta por la ría de Villaviciosa. Me encantan los viejos pabellones de El Gaitero. Demuestran que la construcción industrial no tiene por qué ser siempre horrible. Me los imagino remozados y lucidos para uso hostelero. La Enciena no la tengo localizada. Eso me obliga a una próxima salida y batida de la zona. Me parece muy elegante y evocadora. Lo que si recuerdo perfectamente es una impresionante casona totalmente derruida al borde de la carretera y medio comida por la maleza. Y qué decir de Villa Misiego, mi “niña bonita”. Desde luego que es para descubrirla porque está muy escondida, pero merece la pena porque es un regalo para la vista tanto la casa como su envidiable enclave . Desde que vi su fotografía en tu libro me cautivó. Tenía que dar con ella y asegurarme de que era tan bella como aparecía en la foto. Efectivamente así fue. Es tan caprichosa y diminuta que dan ganas de extender los brazos para atraparla y darle un beso. Me encanta porque es ,además ,desconcertante. Uno no sabe bien si está delante de una casa para vivir, si es la casita de los niños bien o un delirio inexplicable. Es gracioso que haya servido de inspiración a la construcción que hay en la vecina playa de Rodiles,que alberga el bar y demás servicios .Gracias por acercarnos estos tesoros. SALUDOS

    1. Nicolás, hace poco que estuve fotografiando esa casona en la carretera, tiene algo especial. La gente de la zona recuerda cuando no había carretera hasta la playa de Rodiles, y sólo se llegaba a ella en barca, por la Ría. Eran los tiempos de Villa Misiego, de una zona que disfrutaban cuatro privilegiados en su pequeño paraíso. Es lo que me evoca V. Misiego, un tiempo lejano de largos veranos junto al mar…Un saludo.

  2. Cada vez que pasamos por delante de la casona del Tornón es inevitable admirarla y sentir lástima por ella, Todavía el viernes ante el asombro de una amiga que la veía por primera vez y el comentario de que le gustaba mucho más que otras que habíamos visto ese día le dije que somos unos cuantos los enamorados de ella. Hay vista espectacular de la ria y en concreto de La Enciena desde las inmediaciones de la iglesia de Pando,siempre rodeada de flores. Un beso

    1. Gracias Ascen, pienso sacar la casa de Tornón en la serie de “el paraíso perdido”. Yo me cuento entre los enamorados de esta casa. Gracias por la pista sobre la vista de Ría, subiré hasta allí. Un beso.

  3. Las veces que he puesto rumbo innecesario a Villaviciasa desde Rodiles sólo por admirar la tímida belleza de Tornón. Siempre aumenta la tensión al volante deseando que llegue la curva que anticipa los misterios y secretos que atesora. Tuve la suerte de conocer Villa Misiego envuelta en un atardecer de verano envuelta por un concierto de música clásica organizado por los actuales propietarios…una delicia. Gracias por transporme una vez más.Un saludo

    1. Qué envidia!, eso es lo que se llama un “marco incomparable” para un concierto. Me alegro de que te haya traido ese recuerdo. Un saludo.

  4. Me sumo al grupo de admiradores de esa casona de Tornón que asoma a la carretera y que pocos días parece que le quedan para poder seguir aguantando…Siempre que me dirijo hacia Rodiles, disfruto de unos segundos contemplándola (afortunadamente no soy yo la que conduce), no sabía que tenía tantos admiradores, aunque por otra parte no es de extrañar. En sus mejores épocas debía de ser espectacular. Sin embargo me ha sorprendido el molino de “La Enciena” que no conocía ni de oídas y que obliga a acercarse una vez más a esa zona tan mágica (que por algo es una de las preferidas de artistas en general y pintores y acuarelistas en particular). Si que conocía Villa Misiego a la que he hecho multitud de fotos para intentar dibujarla después, pero he de reconocer que “La Enciena” me ha conquistado. Gracias Alejandro por enseñarme cuanto me queda aun por descubrir. Espero dar con el molino en mi próxima escapada.

    1. La Enciena no tiene pérdida. Está en la recta que va hacia Rodiles, a mano izquierda una portilla muy modesta con el nombre en pequeños azulejos. Ese camino es público, y te acerca lo suficiente para poder verla bien.

  5. ¿En que parte de la recta, Alejandro?. ¿Una vez pasadas las glorietas y la casona de Torcón?. Si me pudieras dar alguna pista más te lo agradecería. He pasado muchísimas veces por esa zona y no me suena nada de lo que comentas y querría acercarme al molino. Gracias.

    1. No sé cómo explicártelo. Está después de la casona de Tornón, en una larga recta, más o menos a la mitad, en un entrante de la Ría, y hay que ir despacio ya que la entrada es muy pequeña. Espero que esto te ayude.

  6. Perdona la insistencia Alejandro, después de la casa de Tornón y ¿antes de pasar el puente sobre la ría o después?. Gracias.

    1. Es antes, bastante antes. Si paso otro día por allí, prometo darte indicaciones más precisas. Lo siento.

  7. La construcción de El Gaitero estuvo envuelta en alguna polémica, creo que se utilizaba por un club de remo y me parece que lo dejaron debido al estado de ruína. Saludos.

    1. Ramón, creo que la polémica continúa. Las lanchas de los remeros siguen allí, aquello está en malas condiciones, y hay un litigio entre El Gaitero y los clubs de remo.

  8. Desde hace años El Gaitero patrocina el club de piraguas de Villaviciosa, y tambien desde hace años cedió al club el uso de los almacenes de El Calieru, para guardar piraguas, y como embarcadero para los entrenamientos, vestuarios, duchas…. Con la entrada en vigor de la ley de costas en los 80, el Estado se atribuyo la propiedad de esas instalaciones, lo que llevo a la sociedad a litigar en los tribunales. Como podeis imaginar este litigio duro años, y aunque El Gaitero tenia todo dispuesto para rehabilitar el edificio y adaptarlo para el nuevo uso, pero las obras no fueron autorizadas ya que “no eran los propietarios”. Se llego a tal deterioro que para los niños era un peligro estar alli. Ahora creo que hay alguna posibilidad de que pueda rehabilitarse. Ya veremos si se salvan el edificio y el embarcadero.

    1. Gracias Mario por aclarar la situación que, como en la mayoría de estos litigios, se prolonga durante años y años. Lo principal sería que no se perdiera el edificio.

  9. V. Misiego, un regalo para la vista y el oido.
    Lo descubrimos en un paseo y fué magico. Un atardecer de Agosto mientras llegaba la puesta de sol ensayaban en el jardin de la casa para un concierto, uno de esos momentos irrepetibles inesperados y perfectos.

    1. Author

      María José, me lo puedo imaginar. Lo propietarios actuales son músicos y todos los años ofrecen un concierto abierto al público en el jardín de la casa. Inolvidable.

Leave a Comment