RETORNO A LA CASONA I

In Indianos by Alejandro Braña16 Comments

Esta vez me quedé prendado de la belleza de Encarnación y del panteón que ella mandó construir a la puerta de casa.

La tímida luz de una tarde gris apenas ilumina su retrato, devolviendo el reflejo de los techos pintados del salón de La Casona. Encarnación ya es viuda, tiene tan sólo 23 años, una fortuna de 6 millones de pesetas, y corre el año de 1905.

A un lado, la ventana adornada de grandes cortinas parece una lupa de aumento. Acerca la vista del gran panteón que ella mandó construir para honrar la memoria de su marido, y donde hoy también está enterrada.

Nota: a finales del verano Iñigo y Alma me invitaron a visitar de nuevo La Casona, a escasos días de cerrarla para el invierno. Recorrimos la casa y las historias de la familia a un tiempo. Otro día las contaré aquí.

retorno-a-la-casona-i-c78880

retorno-a-la-casona-i-08bfe0

retorno-a-la-casona-i-69409f

retorno-a-la-casona-i-bab68c

retorno-a-la-casona-i-cee6ec

Comments

  1. Es muy interesante ver el retrato de doña Encarnación Valdés. Ver las caras de los protagonistas de estas historias es siempre mucho más agradable porque sacia la curiosidad y pone rostro a esas vidas. Lo mismo me pareció de doña Socorro y de la marquesa de Argüelles. Nunca vi ninguno de Concha eres, ese es otro de mis enigmas. Un saludo desde la más sana envidia por haber vuelto a esa gran casona.

    1. Creo que hay retratos de Concha Heres, ya lo buscaré. A mí me pasa igual, siento curiosidad por poner cara a estas personas.

  2. Llevo toda mi vida enamorada de ese panteón. 29 años viéndolo casi cada día desde lejos. Cuando mis padres compraron la enciclopedia de historia de Asturias me quedé enamorada más aún cuando descubrí una foto del panteón y de la casa y algunas fotos detalle de ambos. Siempre he querido visitarla, al igual que el resto de Somao. Crecer diciendo “quiero una casa así” es algo bastante usual en Pravia. Podría decirte que, pese a estar enamorada de muchas casonas a lo alrgo y ancho de Asturias, ese panteón me tiene enamoradísima desde que empecé a andar. Gracias por compartir unas fotografías tan buenas y bonitas con los que no podemos pisar ese prado.

    1. Vanessa, seguro que algún día podrás entrar a visitarlo con tu cámara. Acércate por allí en verano y pregunta, igual te llevas una sorpresa.

  3. Imagino que debía estar muy enamorada para querer tener tan cerca y tan presente el recuerdo del marido. En cualquier caso la vista de ese panteón desde la casa es espectacular. Me encanta que en las casas de indianos haya un lugar preferente para el retrato de los dueños originales… ¡qué menos! ¡Gracias!

    1. Martín, son dos retratos parejos en tamaño y realizados por el mismo autor. El de Gabino Álvarez es el que aparece en la foto de portada de “Un Viaje en el Tiempo”. En cuanto a la cercania del panteón a la casa, tarda uno en acostumbrarse, porque se hace muy presente.

  4. Hola Alejandro, mi hermana y mi cuñado me contaron de tu visita a la casona en esos días en los que la melancolía de dejarla es casi abrumadora, y todo para regresar al futuro (como en la película), ya que el ambiente y la paz que se vive en este hermoso lugar parece de otra época, espero con ansias los comentarios de lo platicado en esa visita, y también mas de esos lugares maravillosos que compartes con nosotros, gracias.

    1. Gracias Julio. Alma e Iñigo fueron unos grandes anfitriones, y conocen al detalle la historia de la familia. Fue una tarde estupenda.

  5. Creo que somos muchos los enamorados de esta casa y su panteon. A mi me gustan todos los interiores, pero sobre todo esas mecedoras de la galeria, de las que me pedí una hace tiempo, pero no la he recibido; que conste en acta. Ja,ja,ja. El retrato tambien es precioso, y Dª Encarnación muestra una gran serenidad en su rostro. Estuve este verano en Somao, pero dejé el coche abajo a la entrada, y me puse a andar para poder ver todas las casas, pero solo pude ver desde la verja El Marciel y la casa Amarilla , porque al ser carretera no dejaban de pasar coches. ¿Por donde tengo que entrar para poderlas ver de cerca sin que los coches me molesten Alejandro.? Es que este proximo verano quiero volver, a ver si puedo disfrutar de la visita. Un saludo.

    1. Mª Luisa, lo mejor es dejar el coche junto a la iglesia, en un aparcamiento que hay en medio del parque que está al lado. Desde ahí puedes ir paseando (hacia arriba), girar a la izquierda en el lavadero, y visitar La Casona y Villa Radis. Ya contarás. Un saludo. 

  6. Gracias Alejandro. Pienso volver el proximo verano, porque este pasado no pude ver de cerca todas las maravillosas casas que tu nos has mostrado, y me hace una ilusion enorme. Un saludo.

    1. Es un recorrido de los mejores en cuanto a calidad y cantidad de casas de indianos. Saludos.

  7. Hola Alejandro feliz año!! Hemos andado un poco alejados pero estamos de vuelta, recordando con agrado tu visita a casa, gracias por tus comentarios y tu cariño , que el año que empieza sea lleno de triunfos y proyectos nuevos exitosos!! Un abrazo des Madrid, Ignacio y Alma

    1. Muchas gracias a vosotros, lo mismo os deseo y espero que volvamos a vernos el próximo verano. Un abrazo.

  8. Hola Alejandro soy Ïñigo,sólo quería contarte que tuve un fabuloso regalo de Reyes,tu libro Palacios
    Rurales de Asturias,estoy encantado,me ha gustado mucho y te doy la enhorabuena.
    Tengo pendiente mandarte algunas fotos muy antiguas de La Casona,un abrazo muy fuerte y Felíz Año

    1. Gracias Iñigo, algo sabía de lo de tu regalo!. Me alegro de que los Reyes hayan acertado. Cuando puedas mándame esas fotos, seguro que son muy interesantes. Un abrazo para los dos.

Leave a Comment