PASEANDO PRADO

In Indianos by Alejandro Braña15 Comments

Me gustaría que alguna vez visitaras Prado, en Caravia. Como tantos otros enclaves indianos tiene -además de las casas- muchos otros encantos.

Si no puedes ir o ya has estado, aquí tienes un video para soñar un poquito. Disfrútalo!

Comments

  1. Esto es soñar mucho más que un poquito, Alejandro. ¡Lo que daría yo por estar ahora mismo paseando por ese precioso camino del inicio, o en la zona boscosa del Palacio de las Mieres, o refugiada en todos los matices verdes del paisaje de La Raposera!
    Desde un Madrid abrasador, tu video es un alivio de frescor y humedad, cuánto se agradece.
    La música, acertadísima. Tan evocadora…

    1. Author

      Maite, paciencia con el calorcito! Este video es un experimento, un inicio para hacer más en el blog, con temas que pueden quedar mejor en este formato. Quiero ver si os gusta. Gracias por expresar tu opinión.

  2. Muy bonito el video , las siempre vistosas ventanas y esa silla en el refrescante jardín…, si es que da gusto disfrutar esta tierra. Saludos a todos.

  3. Gracias por estas imagenes, llenas del frescor que transmite ese verde maravilloso de nuestra tierrina, porque desde una Zaragoza abrasadora (hoy 38º) este video, y la musica que lo acompaña, es un soplo de aire fresco, y una deleite para los sentidos.

    Ya estoy contando los días que me faltan para las vacaciones, que este año se han adelantado a Julio, y casi las puedo tocar, con las puntas de los dedos. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡QUE GANAS !!!!!!!!!!!!!!

  4. Uffffff…. Qué bonito el video…!!!
    Bien que merece la pena ese paseo por Prado. Buen puñado de grandes casas.
    Ahí sí que surgen los afectos y, además , van de la mano. De repente, en medio de Asturias , uno se encuentra transportado a alguna parte de la Italia romántica. De un lado se enseñorea el Chalet de los Prieto, que tal cual parece salido del Renacimiento italiano por majestuosidad, elegancia y colorido cálido (en las caídas de sol se alumbra como si estuviera prendido). Y justo enfrente, compitiendo en señorío, asoma el Palacio de los González -Cutre, entre altas tapias e un interminable paseo de cipreses . Nada que envidiar a esas estampas idílicas que estamos acostumbrados a ver de la Toscana. Esto es más bonito, más verde y, encima, se divisa el Cantábrico …
    La finca del palacio bien podría ser jardín botánico porque tiene maravillas: un robledal que forma un auténtico bosque dentro de la misma, un eucalipto , que aunque les deteste, el de esta finca es muy singular por su enorme porte y un cedro monumental que de tan grande que es se ve ya inmenso desde el cercano mirador del Fito, en plena Sierra del Sueve.

    Lo siento Maite… No te envidio nada Madrid…¡! Escápate …!¡

    SALUDOS

    1. Author

      Prado no está entre los lugares indianos que primero nos vienen a la mente, pero cuando te das una vuelta tiene mucha más miga de lo que parecía. Y la guinda lo pone por supuesto el palacio de Las Mieres y su gran finca.

    2. En cuanto pueda, Nicolás, te lo aseguro 😉 Madrid en estas fechas no es nada envidiable.

  5. Yo sí que te hice caso y me paseé por Prado, todo un gran descubrimiento. Y seguro que repetiré no dentro de mucho. Tengo una visita pendiente… 😉

    Me ha gustado también mucho la música con la que has acompañado el vídeo.

    Gracias Alejandro.

  6. Yo si que he visitado Prado, pero he de repetir porque …¡no he visto todo lo que sale en el vídeo!.
    Paloma y yo seguimos tus consejos, como en tantas ocasiones, y Prado no defrauda.
    Algo de cierto tiene que haber cuando he pensado (como Nicolás) que algunas casas de este lugar recordaban mucho a la Toscana italiana. El palacio “Villa Luisa” con esos colores al atardecer la evoca a las mil maravillas.

    Muy recomendable también Duesos y Carrales que están justo al lado, para dar un agradable paseo.

  7. Me gustan sitios como Prado donde coinciden casas palacio tan dispares como el de la finca de Las Mieres y el de los Prieto. Casona noble hidalga y casona burguesa Indiana. Siglos de historia frente a principios de siglo. Tradición y novedad. Encaradas y casi desafiantes. La una medio oculta por tapia alta de piedra rotunda, asomando tímidamente a lo lejos,queriendo mantener las distancias. La otra ahí cerca, bien plantada para que se le vea y pueda lucirse a través de su airosa y artística reja. Si continuamos paseo por Prado encontramos a un tercero en discordia , casi alineado a los otros dos : un “chaletón” contemporáneo y descomunal con fincona ( propio de nuevo rico??) que quisiera continuar la historia en este pueblo.
    Aquí hay para todos los gustos…!¡

    SALUDOS

    1. Author

      Yo he necesitado varias visitas para apreciar todo lo que hay en un sitio que no deja de ser muy pequeño. Al principio tuve de sobra con admirar Villa Luisa, tardé en fijarme en Las Mieres y lo demás.

Leave a Comment