DSC_4885

PALACIO DE LA ZOREDA

En Palacios por Alejandro Braña22 Comentarios

Si tienes un minuto, me gustaría conocer tu opinión sobre esta casa, ¿te gusta? Te pregunto sobre todo porque yo no lo tengo claro.

Vamos por partes. El Palacio de La Zoreda es un proyecto de Manuel del Busto, y aquí estamos empeñados en desgranar poco a poco la extensa obra de este arquitecto.

En este caso no se trata de una casa para un indiano. Se construyó para el prestigioso abogado y empresario Graciano Sela y Sela, emprendedor emparentado con la familia Figaredo.

El Palacio se empezó a construir hacia 1920 pero nunca se terminó y por tanto nunca se habitó hasta que setenta años después una empresa hotelera rescató el edificio y lo convirtió en hotel. Se dice que Graciano Sela pudo pasar una mala racha -bordeando la ruina- de la que se recuperó años más tarde, desistiendo entonces de concluir su soñada residencia de verano.

No se puede entender esta casa sin su increíble emplazamiento. Ocupa el centro de una propiedad de treinta hectáreas de denso bosque, entre abedules, robles y castaños. Está situado a las afueras de Oviedo, en la parroquia de La Manjoya.

DSC_4832

DSC_4857

Impresiona ver aparecer entre los árboles este inmenso palacio. Mis fotos no consiguen reflejar con acierto su magnitud.  Cuando estás delante es mucho más grande. Es, si me lo permites, algo así como el Palacio de Sotiello en esteroides.

DSC_4864

DSC_4953

Desde luego que recuerda enseguida a dos de sus obras para indianos: el Palacio de Sotiello y la Quinta García-Sol.

Palacio de Sotiello, Sevares, Piloña

Palacio de Sotiello, Sevares, Piloña

Quinta García-Sol, Granda, Gijón

Quinta García-Sol, Granda, Gijón

Manuel del Busto manejaba en los años veinte todos los lenguajes arquitectónicos, y estaba a punto de dejar Asturias para comenzar las obras del Centro Asturiano de La Habana.

DSC_4917

DSC_4932

DSC_4922

DSC_4961

Si tienes interés, hay un libro muy completo sobre la historia del Palacio y su rehabilitación, reproducido íntegramente aquí. También puedes acercarte a visitarlo, está abierto todo el año como hotel y no hace falta estar alojado para disfrutar de un café en su terraza.

Una obra singular, sigo sin saber si me gusta, ¿qué opinas?

PD. Gracias a Juan Narváez por facilitarme datos y pistas.

DSC_4873


 

Alejandro BrañaPALACIO DE LA ZOREDA

Comentarios

  1. Matías

    Yo me quedo con Sotiello. No por ello digo que no sea un gran edificio, máxime siendo su artífice el Sr. del Busto, -al que por cierto, le tocó llevar a los tribunales al Sr. Sela-.

    En ocasiones, -muchas de ellas por deseo del propietario-, algunas propiedades acababan siendo algo “empalagosas” a causa de la profusión de la decoración, la cantidad de vanos, etc… que como digo, respondería más al gusto -o al ego- del que pagaba, que al del arquitecto.

    Para mí, esta propiedad es uno de esos ejemplos en el que se ve materializado el deseo de un tipo de persona que ha hecho fortuna recientemente. Ese nuevo rico que o bien se compraba el palacio histórico o se construía uno a su gusto, como si así estuviera comprando ese linaje o abolengo del que carecía. Para muchas de esas personas seguía latente esa idea, herencia de tiempos pasados, en los que el castillo era el símbolo del poder. Es fácil toparse con algunos de estos edificios, que aunque alejados varios siglos del medievo, en ellos señorea una gran torre -a modo de torre del homenaje- que además en este caso, va coronada con un almenaje con aspilleras cuasi fortaleza medieval.

    Evidentemente no todo podía ser simbolismo ya en el siglo XX, y como el edificio requería de ser comodo ya lejos del feudalismo referido, aquí aparecen por doquier las ventanas que iluminarían las estancias, y que tan pronto se presentan con estilo románico, con guardapolvos incuidos como en esa especie de galería trífora de la torre -para mi gusto algo exagerada- como de repente pasan a convertirse en grandes ventanales o balcones con frontones curvos al gusto barroco. Si te detienes un poco, puedes llegar a identificar hasta un arco Tudor!
    El eclecticismo era un estilo que ya se iba alejando, pero sin duda aquí hizo una parada.
    En la sentencia a favor de Manuel del Busto, se detalla que la propiedad se encuentra ubicada en el sitio de “El Condado”. La verdad que el nombre y el edificio casan a la perfección.

    Creo que este edificio, si hubiera tenido una torre algo más “discreta” me hubiera gustado mucho más, pues la línea general con guiños a esa arquitectura mas rural o montañesa, -que aparece reflejada en los cortafuegos-, con tintes palacio, si que me gusta. Tampo cuenta con un revoco, como aliado para aligerar un poco la imagen tan pesada de la imitada sillería, cosa que a aunque no lo parezca, cambia mucho la imagen de un edificio. (anda que no cambiaría la imagen de la casa de piedra de Colombres…)

    En fin Alejandro, pedías opinión y ésta es la mia…

    Por cierto, si alguien se anima a visitarle, es posible que se encuentre el establecimiento cerrado ya que ha cambiado de propietarios y al parecer iban a hacer una “puesta a punto” para seguir con la actividad hotelera.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Muchas gracias, Matías. Siempre me ha intrigado esa relación -que nunca conoceremos- entre arquitecto y rico propietario. No sé hasta qué punto el proyecto original se transformaba por los caprichos o deseos de uno u otro. Por un lado está el arquitecto y su idea, no exenta de ganas de lucimiento, y por otro el propietario y sus sueños de grandeza plasmados en un edificio. Manuel del Busto tuvo muchos de esos “encontronazos” en las casas que proyectó para los indianos más ricos, y supongo que aprendió a tener cintura aunque a veces terminara en los tribunales. El emplazamiento de la casa es algo único, y en eso tuvo mucha vista el señor Sela. Creo entender su sueño: una fortaleza en la cima de un bosque, como en los cuentos…

  2. José (Grado)

    Por este palacio terminaron pleiteando Manuel del Busto y Graciano Sela, al principio el nombre era palacio de El Condado, el juicio lo gana Busto teniendo que darle Sela 29387,78 pesetas, incluso Sela en el juicio fue declarado en estado de rebeldía.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      José, hay una casa con capilla, conocida como El Condado o Santa Elena, muy cerca del Palacio de La Zoreda. Ahora está en ruinas y era también de la familia de Graciano Sela.

      1. José (Grado)

        Yo creo Alejandro que se refiere al Palacio de Zoreda, porque lo define como construcción de un hotel, y en aquella época, era habitual llamar a ese tipo de edificaciones como hoteles, además la zona era conocida como El Condado – La Manjoya. Ah durante la Guerra Civil, fue juzgado de la República.

        1. Autor
          Alejandro Braña

          José, ambas propiedades eran de la familia. En el libro sobre el Palacio de La Zoreda, comentan que a Graciano Sela le gustaba este nombre -Zoreda- por sus resonancias cinegéticas.

  3. Juan Perez

    La mujer de Graciano Sela era Teresa Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles, nieta del marques de Camposagrado y propietaria del palacio de Carrio (también remodelado por Manuel del Busto), según el libro que cita Alejandro. Graciano Sela esta enterrado en dicho Palacio.

    Sacado de Wikipedia (pagina sobre el marquesado de Camposagrado):

    Los Garcia Carraffa enuncian los doce hijos de este matrimonio, que fueron: 1. Maria Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles que nacio en 1883. 2. María Teresa Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles, casada con Graciano Sela y Sela, de quien enviudo sin sucesión. Graciano era hermano de Julia, la mujer del siguiente, y también de José, alcalde de Mieres (1923-30), y de María de los Angeles Sela y Sela, que casaron respectivamente con los hermanos Amparo y Vicente Figaredo Herrero. Los Sela, y sobre todo los Figaredo, eran dos familias de banqueros y empresarios hulleros de gran influencia en la zona de las cuencas. 3. José María Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles (Pepón), ingeniero agrónomo, que heredó el palacio de Carrio y lo reformo de nuevo después de la guerra, encargando el proyecto a Manuel del Busto. Caso con Julia Sela y Sela, ya citada, y tuvieron por única hija a Magdalena Bernaldo de Quiros y Sela, que fue la ultima dueña hereditaria del Palacio de Carrió. 5. Concepción Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles, que caso con Roque Pidal y Canga Argüelles, su primo carnal (hijo de su tía Ignacia), que fue erudito bibliófilo y el ultimo particular que poseyó el códice del Poema del Mio Cid. 9. Mercedes Bernaldo de Quiros y Canga Argüelles, mujer de Luis Gonzalez Herrero (Banco Herrero).

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias Juan, siempre me ha interesado el Palacio de Carrió por su relación con del Busto. Tengo entendido que ahora es propiedad de la familia Masaveu pero sólo he podido verlo desde lejos.

  4. Mª LUISA

    A mi no me gusta Alejandro. Se dá un aire al Palacio de Sotiello, pero al contrario que este, que es armónico y dá sensacion de ligeraza, el de la Zoreda visualmente resulta pesado; quizas sea la torre que es demasiado ancha y transmite esa sensacion al resto del edificio. No esta entre mis preferidos de Manuel del Busto.

    Interesantisima la informacion apartada por José y Juan Perez.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias por expresar tu opinión, Mª Luisa. El edificio tiene ese aire de fortaleza defensiva, y reitero que es mucho más grande al natural de lo que parece en mis fotos.

  5. Nicolás

    Cuanto más grande es una casa tanto más difícil es hacer de ella un lugar acogedor o con encanto . Estas construcciones tan palaciegas de Del Busto pierden la dimensión humana de hogar. Pasan a ser monumentos a la ostentación de cada uno de sus promotores.

    Estoy muy de acuerdo con Matías : la ausencia de revoco en las fachadas aumenta la sensación de frialdad y le suma pesadez. Al menos, el palacio de Sotiello y la quinta Gacia Sol lo tienen y les suaviza las formas..

    Al primer vistazo de la torre me recordó a la de Belén en Lisboa. Más que una casa para vivir una familia parece que hubiera querido ser ya , desde un inicio, algo parecido a un Parador Nacional.

    Saludos

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Nicolás, tiene gracia eso del “Parador Nacional”. Al final ha resultado algo parecido, un hotel de cinco estrellas.

  6. Íñigo

    A mí me parece que al señor Sela se le fue de las manos esta construcción,quiso hacer algo que demostrase su poder económico ante la alta sociedad de aquella época y como después se quedó sin medios económicos pues sus sueños se hicieron añicos.Yo lo veo muy grande,muy estilo Parador Nacional,como bien dice Nicolás ,a mí no me gusta,y hacer un hotel es la mejor solución porque de no ser así estaría en la ruina más absoluta,como su dueño.A mí me recuerda un palacio de cuento de hadas o un castillo,me parece a mí que Don Graciano tenía muchos sueños de grandeza y después le pasó lo que en el cuento de la lechera.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Ignacio, Graciano Sela vivía en Madrid y esta casa iba a ser su residencia de verano. No sabemos si no llegó a terminar la casa sólo por motivos económicos, o porque finalmente se dio cuenta de que la casa era un poco excesiva.

      1. Matías

        Resulta curioso que para no haber acabado la casa de veraneo, en el año 1924 se hablaba de que se encontraba veraneando el Sr. Sela en su palacio situado en “El Condado”, y de esa misma manera se nombra a la posesión que seguiría utilizando años después. Anteriormente para referirse a la otra propiedad, situada también en esa zona, se hacía referencia a “Villa Elena”.

        1. Autor
          Alejandro Braña

          Matías, parece que a la otra propiedad de la familia se la conocía por ambos nombres: El Condado y Santa Elena.

          1. Matías

            Lo que quería decir es que me resulta curioso que a partir de una fecha concreta se decía que el señor Sela veraneaba en su Palacio del condado, mientras que en años anteriores no hacían mención a ningún palacio ya que se referían a su propiedad como Villa Elena simplemente, o sin dar un nombre concreto.

            Se me olvidó comentarte que la casa donde murió Graciano Sela, en Madrid, se encuentra muy cerca de donde estuvo el palacio de La Huerta. Se trata de un edificio señorial de gran porte y como se dice en el libro al que haces referencia, está justo al lado de otro interesante edificio que había construido Manuel María Smith Ybarra.

          2. Autor
            Alejandro Braña

            Gracias Matías, al final era/es un pequeño mundo, repleto de coincidencias y parentescos.

  7. Juan Perez

    Si os fijáis en el libro que cita Alejandro en el post hay una foto de esta casa antes de la rehabilitación. Es una casa muchísimo más bonita de lo que es ahora.

    Por otro lado aunque Graciano Sela dejase la construcción de esta casa a medio terminar siguió veraneando en la finca conocida como el condado o santa Elena que esta lindando con la Zoreda y que había construido su padre, Don Inocencio Sela. Esta segunda casa tiene una capilla preciosa (llamada Santa Elena en honor de la madre de Graciano que se llamaba Elena). En el año 1918 Graciano Sela donó las escuelas de Bueño (Ribera de Arriba), a día de hoy aun se siguen llamandose escuelas Graciano Sela y tienen una placa que recuerdan la donación que este hizo del edificio donde se ubican las mismas.

    Un saludo

    1. Autor
      Alejandro Braña

      JUan, seguramente los arquitectos que llevaron adelante el proyecto de adecuación como hotel tomaron decisiones que poco tenían que ver con la intención de Manuel del Busto. Desde luego es una pena que no se completara la obra original en su momento.

  8. Juan Perez

    Nota de su boda aparecida en el comercio en marzo de 1913:

    De paso para Paris llegaron ayer en viaje de novios, que hacen en automóvil, el acaudalado abogado ovetense Don Graciano Sela y su bella esposa, Doña Teresa Bernaldo de Quiros. La ceremonia nupcial se verifico el martes en la capilla del suntuoso palacio que los señores Bernaldo de Quiros, una de las familias de más rancio abolengo de Asturias, poseen en Carrio. Al acto asistió toda la nobleza asturiana. Nuestra enhorabuena a los desposados y a sus distinguidas familias.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias Juan, a ver si algún día puedo hacer fotos en el palacio de Carrió. Tiene aspecto -desde lejos- de estar en muy mal estado. Lleva muchos años cerrada.

Dejar un comentario