DSC_8218

PARECIDOS RAZONABLES

En Palacios por Alejandro Braña12 Comentarios

Algunas restauraciones son tan impactantes a la vista que entran en la categoría de recreaciones o reconversiones.

Cuando el bien a restaurar está muy desfigurado, queda mucho margen para la invención y el atrevimiento.

Es lo que ocurre en este Palacio de Anleo (Navia) y su versión siglo XXI.

DSC_8230

anleo 2

Admito que esta preciosa luz de primera hora de la mañana lo hace aún más irreal, y que si estuviera pintado de marrón podríamos pensar que ha salido de la imaginación de un pastelero para un escaparate de Pascua.

Todo sea en bien de recuperar nuestro patrimonio, aunque podamos discrepar sobre el resultado final.

DSC_8234

anleo 1

El Palacio de Anleo data de principios del siglo XIV. Fue mandado construir por D. Juan Alonso de Navia. En 1521 el Palacio sufrió un incendio y fue nuevamente reconstruido.

palacio


Alejandro BrañaPARECIDOS RAZONABLES

Comentarios

  1. OSCAR

    Pues NO SE Alejandro. Creo que al Palacio de Anleo le han desprovisto de sus señas de identidad. Incluso en ruinas transmitía mucho más que en la actualidad. A veces es atrevido opinar sin conocer las razones arquitectónicas que llevan a un equipo de profesionales a realizar una rehabilitación aparentemente tan agresiva, pero habiendo conocido las dos versiones de este Palacio ME QUEDO CON LAS RUINAS. Un saludazo que aunque no escribo te sigo habitualmente

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Al igual que tú, trato de ser prudente por falta de todos los datos. Pero podemos opinar tranquilamente que no nos gusta sin que nadie se ofenda. Queda dicho.

  2. Mª Luisa

    Este Palacio yo creía que era del siglo XIII, porque se cree que pernocto en él en 1213, San Francisco de Asis, en su peregrinacion a Santiago de Compostela, pero si se edifico un siglo mas tarde es imposible.

    La restauracion que han hecho es un verdadero horror. Mi hija mayor es licenciada en Historia del Arte, y no daba credito a lo que veía cuando estuvo terminado.Ese color albero de la zona almenda lo desvirtua por completo. Creo como Oscar, que estaba mejor y mas fiel a un Palacio de la edad media cuando era casi una ruina. Desgraciadamente, barbaridades como esta ya se han dado en España. Recordemos la restauracion del Teatro romano de Sagunto, que despues de terminado tuvieron que levantar absolutamente todo lo hecho.

    Esperemos que en Asturias, no vuelva a ocurrir un caso semejante.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Mª Luisa, ese dato que citas sobre San Francisco de Asís aparece en distintas referencias al Palacio, aunque lo mencionan con cierta prudencia ante la falta de documentos que lo verifiquen.

      1. Liana

        Estoy de acuerdo en que este palacio está muy reformado. Mi abuela nació en él alrededor de 1900 curiosamente por estar la casa que sus padres iban a ocupar pegadita al palacio, aún en construcción o reparaciones. Estuvo tantos años abandonado! Mi abuela también hablaba de que aún existia entonces el clavo donde San Francisco de Asís había colgado su sombrero cuando se había hospedado en el palacio. Leyendas supongo… siendo tan antiguo ha tomado mucho prestado de muchas épocas, por tanto, es normal que esté muy… cambiado aunque a mí también me resulta raro verlo tan… bien vestido?

        1. Autor
          Alejandro Braña

          Gracias Liana por compartir recuerdos. Supongo que cuando el estado anterior era tan ruinoso, es posible luego hacer una interpretación más libre al reconstruir.La anécdota sobre San Francisco de Asís es preciosa.

  3. Nicolás

    No conozco este palacio más que por las fotografías que nos muestras ni lo conocí en su estado ruinoso. A priori no es una construcción que me gusta .Siendo objetivo, la primera impresión que me dió es la de ser un decorado de cartón piedra . Podría ser, por ejemplo, la recreación del Palacio de Herodes , ideal para un Belén a escala real .

    Está claro que en este mundo nunca llueve a gusto de todos. Nunca estamos contentos. Si existen Palacios en ruina nos lamentamos del descuido y poca protección de nuestro Patrimonio . Si se hacen restauraciones o teconstrucciones torcemos el morro buscando siempre el “pero”. Somos eternos insatisfechos.

    Pues yo lo siento , pero disiento : aún no gustándome la construcción en sí ( ni arreglada ni sin arreglar) , porque echo en falta elementos tan familiares en nuestra arquitectura como el tejado además se resultarme desproporcionadas las torres almenadas para el resto del conjunto, me doy cuenta que se ha hecho una reconstrucción impecable.

    No soy experto en arquitectura ni licenciado en Bellas Artes, pero tengo ojos que me distinguen lo que es bonito de lo que no y lo que está bien construido de lo que no.

    Desconozco si es una reconstrucción fidedigna de la original . En principio parece que si porque no hay elementos disonantes ni añadidos extraños. Quizás sea el revoco blanco de las paredes el que despista y nos hace dudar. El palacio en ruina carecía de él. No sabemos si porque nunca lo tuvo o si lo perdió a lo largo de su historia.
    Lo que está claro es que cuando se hace una reconstrucción hay que tomar una serie de decisiones. Una de ellas, clave probablemente, fue ésta . Y para gustos están los colores. Si de mi hubiera dependido , optaría por el revoco de la piedra de mampostería , dejando vista sólo la de silleria ( tal y como así se hizo).
    Esa misma opción tomaron quienes reconstruyeron el Palacio Gastañaga, en Llanes. Impecable obra y excelente resultado. A nadie incomodó su nuevo y reluciente revoco blanco.
    Probablemente el ojo humano sea perezoso y se acostumbra a ver algo de determinada manera que le cuesta aceptar cambios radicales.

    Por cierto M. Luisa , si no me equivoco, el tono Alberto que comentas, me da la sensación que es el tono dorado de la propia piedra de silleria bien fregada. Incluso parece notarse ya un toque de verdín en los remates de las almenas.

    Yo le daría un tiempo a este palacio . Le falta precisamente lo que le han robado : la pátina del tiempo . Esa que tanto nos gusta y nos ablanda la mirada.

    SALUDOS

    1. Autor
      Alejandro Braña

      De acuerdo contigo en nuestra insatisfacción perpetua. Como escribo en la entrada, yo pongo por delante la idea de rehabilitar el patrimonio y darle nuevos usos, aunque el resultado final guste más o menos.

  4. David Franqueira

    Este tipo de rehabilitaciones de tal envergadura siempre son polémicas ya que la imagen que teníamos del edificio era una completa ruina…el resultado final iba a ser muy diferente al volver a darle uso. En este caso yo opino como Nicolás. Hace falta que pierda el aspecto de recién salido del horno. Eso si sí, el color blanco no creo que haya sido una buena elección, quizá un tono tierra para el revoco no daría esa imagen tan impactante y si no recuerdo mal en el cuerpo central había restos de una cubierta a dos aguas que desconozco el por qué de su eliminación. No creo que sea para catalogarlo como barbaridad, no parece haber nada irreparable en la actuación, parece bastante rigurosa la intervención. Pero como siempre agradar a todos es complicado.

    Saludos!

  5. Lena

    Las rehabilitaciones raramente dejan conformes a todos. Lo cierto es que cuando el resultado es un aspecto” tan nuevo”, chirría demasiado …pero hemos de pensar que la otra opción (la pérdida del edificio por derrumbe y abandono) es mucho peor.
    No soy especialista en el tema pero desde luego y como dejó apuntado Nicolás, quizás con el tiempo recupere esa pátina del paso de los años y no nos resulte tan chocante. Quizás los técnicos que acometieron la obra contaban con datos que nosotros desconocemos y el Palacio de ANleo no fuera muy distinto a como luce hoy en día.

    Me ha gustado la frase de Nicolás: “Le falta precisamente lo que le han robado: la pátina del tiempo. Esa que tanto nos gusta y nos ablanda la mirada”. ¡Que razón tienes!. Me han venido a la mente tantos ejemplos…

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Terminaré por convencerme. Le daremos tiempo. Entretanto, desde luego que prefiero que se recupere el patrimonio y que se le encuentre nuevos usos. Gracias Lena.

Dejar un comentario