Iniciales de la Marquesa de Argüelles en las sillas del comedor

LA MARQUESA Y EL COCINERO

En Indianos por Alejandro Braña33 Comentarios

Sé que el título de la entrada puede dar lugar a engaño -por folletinesco- pero sólo esconde el relato de una vida azarosa.

Entre todos vamos construyendo en este blog un anecdotario de la Marquesa de Argüelles, y doña Josefa Argüelles nunca nos defrauda. Nuestra admiración e interés va en aumento a medida que conocemos nuevos detalles de su vida y obra.

Martín me pasó ayer un enlace a un artículo muy interesante titulado Llanes y el cocinero de Azañapublicado en el Diario del Oriente. Te recomiendo que lo leas.

Cuenta la peripecia vital del cocinero Epifanio Huerga y la lealtad y generosidad de la Marquesa hacia él a lo largo de su vida.

Captura de pantalla 2016-06-06 a las 16.49.43

Fotografía reproducida en el Diario del Oriente

La foto en blanco y negro que reproduce el periódico es del Palacio de La Huerta, pero yo inmediatamente recordé las fotos de su comedor , más modesto, en su Palacio de Llanes.

Indianos1508

palacio de la marquesa

Como rica indiana y maestra en el arte de recibir, agasajar y fortalecer relaciones y alianzas alrededor de una mesa, estoy seguro de que la Marquesa supervisaba personalmente los detalles de los menús, consciente de su capacidad de seducción con una cocina esmerada y una impresionante puesta en escena.

Indianos1519

Indianos1512

Lástima este dormitorio de la Marquesa ahora vacío. Cuánto nos podría hablar del personaje!

Indianos1532

_AFB9982

PD. Magdalena acaba de mandarnos una foto del comedor de este Palacio de Llanes. Es la primera vez que podemos verlo con vida propia. La foto corresponde al banquete de la boda de sus padres. Muchas gracias.

Comedor Casa Madre bueno


 

 

Alejandro BrañaLA MARQUESA Y EL COCINERO

Comentarios

  1. Lena

    He seguido tu consejo y he leído el artículo del Diario del Oriente…y merece la pena leerlo, es verdad. Cuanto guión para una película o libro hay en estas historias. Siempre me ocurre lo mismo…
    Esta casa de Llanes es preciosa. Austera y elegante por fuera (dentro de su aparente sencillez) y lujosa y soberbia por dentro, como corresponde a la marquesa. No se podía esperar otra cosa viendo la casa (palacio, en realidad) que ocupaba en Madrid. Lástima que se haya perdido. Dices que ahora es la Embajada de EEUU, ¿solo el solar o respetaron el edificio minimamente?.

    ¡Menuda vida la de esta mujer!. Pero es que además parece que era generosa y atenta, cualidades que a veces parecen ajenas a las personas con tanto dinero y poder.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Lena, el Palacio de la Huerta en Madrid se derribó, la Embajada de EEUU ocupa ahora el solar y es un edificio moderno. Como dices, la Marquesa parece que se preocupaba por su gente y que mantenía los afectos hasta el punto de mover sus influencias para sacar al cocinero de prisión.

  2. David Franqueira

    Siempre sorprendente, nunca falla y cada dato que aparece de ella, más engancha. Nuestra muy querida Marquesa es una caja de sorpresas. Quién diría que con tanto ajetreo tendría tiempo a ponerse a los fogones.

    Por cierto Alejandro, ¿Cómo es el resto de la casa? A pesar de estar vacía, ¿ el resto de las habitaciones tienen pinturas o papeles? Quién vería ese dormitorio con el mobiliario, sabiendo su gusto por lo recargado…. debía de quitar el hipo (no se si para bien o para mal). Un dormitorio de La Espriella me recuerda mucho al estilo del comedor. Igual entre mudanza y mudanza, algo acabó por allí….

    1. Autor
      Alejandro Braña

      David, la casa está vacía, la última vez que estuve había un piano abandonado junto a la escalera y algún cuadro de grandes dimensiones descolgado y apoyado en la pared. En el Palacio de La Espriella -según me contó su propietario- hay algunos muebles del Palacio de La Huerta, creo que uno de los dormitorios al menos, y más cosas. Trasmite ese gusto por lo recargado de la Marquesa. Desgraciadamente hasta la fecha no han aparecido fotos del interior de su Palacio en Llanes, seguramente existen en alguna parte, quizás en los archivos de la familia. Ya sabes que esto no acaba aquí, sabremos más…

  3. José (Grado)

    Curioso desde finales del s. XIX Lhardy es propiedad de asturianos de ascendencia vaqueira.

  4. Verena

    Hermoso artículo, me encantan estas historias. Una historia de amistad en las que la distancia y el tiempo no borran los verdaderos sentimientos. Ideal para sentimentales.
    El comedor pone en marcha mi imaginación y lo lleno mentalmente de mantelerías bordadas, cuberterías de plata, delicado menaje y suculentos platos. Todo bañado por la luz, esa luz que acaricia a partes iguales alzapaños y cortinón, que entra tímidamente en tan noble sala para satisfacer nuestra necesidad curiosa de saber qué se esconde más allá de lo muros.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Verena, es una preciosa historia sobre la lealtad y el cariño, que cuando son de verdad no se borran ni con el tiempo ni con la distancia. Seguimos soñando con los interiores de las casas. Un abrazo.

  5. Magdalena

    Buenas noches, Alejandro:
    Me alegro de que les haya gustado el artículo. Yo soy la autora, y bisnieta de la marquesa de Argüelles. Tengo muchísimos datos, documentos, anécdotas y fotos de mi bisabuela. Soy periodista y llevo años investigando y recopilando información entre mi familia y otras fuentes. Además hice mi tesis doctoral sobre los indianos.
    A veces he echado un vistazo rápido al blog, y en cuanto a información hay algunos errores. Intentaré aclaralos. Otras son opiniones, de las cuales discrepo…
    Las fotografías del blog ¡preciosas!
    Esa foto del interior, no es un dormitorio, nunca lo fue, es el salón. Y sí, también tengo fotos de los interiores. Conozco la casa hasta el último rincón. Esas fotografías corresponden al estado actual de la casa con el nuevo propietario.
    No recuerdo quien dice que si mi bisabuela no tendría tiempo de ” bajar a los fogones”. Pues sí lo tenía, y era una gran cocinera. Tengo sus recetas que solemos hacer. Se sorprenderían de todo lo que hacia. Recuerden que como digo en mi artículo, ella siempre decía que: para saber mandar, primero hay que saber hacerlo. Y como dato curioso les diré que la cocina de La Huerta estaba arriba.
    Hay una entrada con foto de un torreón , casa que jamás perteneció a la familia. No sé quien le informó en Llanes, pues es de todos conocido.
    Intentaré contactar con usted personalmente.
    Saludos cordiales.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Magdalena, si echó un vistazo al blog se habrá dado cuenta de que somos un gran grupo de admiradores de la Marquesa y de que yo aprovecho la más mínima oportunidad -como la aparición de este artículo- para volver sobre su historia. Seguimos reclamando -también- una biografía sobre ella por ser un personaje realmente apasionante. Ojalá aparezca pronto. Sobre el resto de opiniones, el blog es y ha sido siempre respetuoso con todo el mundo, otra cosa es que afortunadamente discrepamos en muchas cosas. Seguramente hay inexactitudes -lo del Torreón me lo aclaró otra persona en los comentarios aunque nunca modifiqué la entrada porque se me olvida- como el caso del dormitorio, la persona que me enseñó la casa -ya había sido vendida a su actual propietario- me dijo que era el dormitorio de la Marquesa. Tenía sentido para mi por su ubicación y porque los cuartos anexos podían corresponder a un vestidor y a un aseo. Le agradezco mucho la visita al blog y me encantaría entrar en contacto cuando lo desee. Mi correo es info@edicionesnuevedoce.com. Por cierto, ¿su tesis doctoral sobre los indianos está publicada?, me gustaría acceder a ella. Gracias.

  6. Magdalena

    Buenas tardes, Alejandro:
    Evidentemente las opiniones son libres… Me molestó sobre manera una de un señor del cuál no recuerdo el nombre que parecía mofarse del aspecto de mi bisabuela, diciendo algo así que “parecía una aldeana de Garaña”. Me parece un insulto hacia la personas que son de un pueblo o aldea. Pero bueno..seguro que dicho señor es un adonis y su familia son todos modelos…je..je..je en la mía no. Son personas normales. Es una simple anécdota.
    Revisaré con calma el blog, ahora no dispongo de mucho tiempo.
    Lo de la biografía llevo años recopilando datos, sólo falta quién la publique.
    No sé quién le enseñó la casa, pero discúlpeme porqué no tenía ni idea. El dormitorio de mi bisabuela estaba en otro sitio. Ese es el salón y las habitaciones de los lados dormitorios, uno era el de mis padres. La gente tiene mucha imaginación…je..je es una pena que estando la familia en Llanes, y donde es fácil encontrarnos no se nos pregunte. Pero ya sabe Ud. lo que nos gusta fabular…

    Mi tesis, por desgracia, no está publicada. Busco editor. Pero si se puede consultar en Internet. Busque ” La oligarquía indiana. ASturias-Cuba. Opinión pública y propaganda (1898-1899), Universidad Complutense. También puede poner mi nombre en Google y le llevará a ella.
    Contactaré con usted. Muchas gracias.
    Un saludo cordial

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Muchas gracias Magdalena. Ya tengo su tesis, está disponible en formato PDF en este enlace (Universidad Complutense de Madrid) para todo el que le interese. Yo me la voy a leer. El palacete de Llanes me la enseñó una persona que está al servicio del nuevo propietario, está claro que no conocía la historia de la casa.

  7. David Franqueira

    No he podido evitar releer mi comentario y espero que Magdalena no malinterpretase mi comentario (“Quién diría que con tanto ajetreo, tendría tiempo a ponerse a los fogones”). En todo caso, si así ha sido, le aclaro que no es ninguna burla a La Marquesa, ya que considero su gusto por la cocina otro aspecto que la hace aún más interesante. Es una suerte tener por aportaciones testimonios de los familiares que siempre son bastante más rigurosos. Así que todo lo que quiera aclarar o mostrarnos de la Marquesa, sería una delicia como ese artículo publicado en el Diario de Oriente.

    Un saludo!

    1. Autor
      Alejandro Braña

      David, yo había interpretado tu comentario como un halago hacia la Marquesa. No sabía hasta ahora que a la Marquesa le gustará cocinar, pero estaba seguro de que -como buena anfitriona- supervisaba todos los detalles. Es probable que Magdalena nos ayude a conocer más aspectos de su vida.

  8. Íñigo

    Hola a todos,me alegro mucho que tengamos a Magdalena en nuestro blog,siendo bisnieta de La Marquesa podemos tener información y documentos gráficos de mucha importancia.Es una alegría contar con la ayuda de los descendientes de los indianos,porque ellos más que nadie pueden opinar y contar cosas de su familia.
    Siempre me gustó esa casa,debió ser preciosa,sus interiores decorados con un gusto exquisito,finos muebles,porcelanas,arañas de cristal,.esos suelos de madera brillantes,en fin,soñar es gratis.A ver qué va a hacer el nuevo dueño,miedo me da.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Ignacio, en cuanto al nuevo dueño, el millonario mejicano Pérez Simón compró la casa sobre todo por los terrenos que están detrás de la casa y donde hizo una urbanización de chalés. No creo que tenga planes para la casa, pero sería estupendo que volviera a tener vida.

  9. Matias

    Hace algún tiempo te hablé sobre este cocinero y el episodio de la cárcel, Alejandro. Te comenté que estaba tras la pista de un libro con sus recetas. Recuerdo que también te hablé de una película donde aparecía La Huerta. Saludos.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Matías, me disculpo porque no lo recordaba. Según Magdalena parece que el libro de recetas está aún por publicar, tanto las del cocinero como las de la propia Marquesa. Sí recuerdo en cambio que me comentaste lo de la película sobre La Huerta. Muchas gracias.

      1. Matias

        No hay nada por lo que disculparse, simplemente te lo recordaba. Existen algunos libros dedicados a la cocina de la República donde además de hablar de este cocinero, creo que aparecen recetas suyas.

        1. Autor
          Alejandro Braña

          Gracias Matías, tú eres un gran conocedor de estas cosas y capaz de encontrar cualquier cosa.

  10. Magdalena

    Buenos días,
    David, ningún problema, no se preocupe. Yo también me asombro de todo lo que hacía mi bisabuela. No sé de dónde sacaba el tiempo, la verdad. Bueno, no dormía mucho…
    Yo tengo la suerte de poseer muchos recuerdos suyos. No sólo muebles u objetos, sino cosas personales, como ropa, y muchas otras cosas que para mí tienen un valor excepcional. Les diré que quién mejor la conoció, fue su nieta predilecta, que aún vive y con una memoria extraordinaria. Es mi fuente de referencia, junto con mi madre que también es una fuente de conocimiento y a las que no me cansó de preguntar. Siempre vivieron con su abuela.
    Efectivamente hay una película donde sale La Huerta. Del libro de las recetas de Epifanio no tengo conocimiento. Yo tengo sus recetas y las de mi bisabuela, pero sin editar.
    Alejandro, muchas gracias por leerse mi tesis. Los indianos tuvieron un papel fundamental durante las negociaciones de paz que pusieron fin a la guerra hispano cubana norteamericana. Y también en el año siguiente cuando España abandona Cuba, un indiano se queda allí para defender los intereses de los españoles, ese indiano fue Ramón Argüelles Alonso, I marqués de Argüelles. No dejço desamparados a sus compatriotas, y pudo venirse a España. España sí abandonó a sus súbditos. Mi tatarabuelo no lo hizo buscando un favor o privilegio, nunca recibió nada, ni lo pidió, lo hizo por puro patriotismo. Lea su carta justo tres días antes de que Cuba perdiese la soberanía española, carta cargada de sentimientos y pesimismo. Es un documento único.
    Un saludo a todos y muchas gracias por su acogida.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias Magdalena. Quiero pedir disculpas a todos porque mis respuestas no salen en el orden adecuado (ya está solucionado, menos mal), detrás de cada comentario, y estoy tratando de resolverlo. Sobre la Marquesa, una de las primeras cosas que me llamó la atención al ir publicando pequeños retazos en este blog, era su apabullante actividad en diferentes campos.

  11. Magdalena

    Sí, hacía de todo. Incluso ganchillo, y otras manualidades. Les pondré foto de unas frutas que hacía, de una especie de pasta, y que yo conservo. Es algo curioso porque la gente suele tener una idea muy distorsionada de mi bisabuela. Muchos piensan que por su posición y fortuna sólo se dedicaría a vivir, y a fiestas…y no es así.
    Este verano me sucedió algo muy curioso. Un día llamaron a la puerta , un matrimonio mayor con acento francés quería hablar con alguien de la familia. Resulta que ese señor había nacido en una casa de mi bisabuela durante la guerra, su padre creo que fue cristalero o vidriero de ella (en casa había personas contratadas todo el año como carpinteros, electricistas, etc..) Este señor quería saber en qué casa había nacido, venía a buscar su pedacito de historia. Y me contó lo agradecido que estaba su padre a mi bisabuela por todo lo que le había ayudado. Fue una grata sorpresa.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Magdalena, es que lo más normal era que gente de esa posición se dedicara a disfrutar de su fortuna sin otras preocupaciones. Por eso resulta tan interesante que alguien como la Marquesa desplegara tanta y tan variada actividad.

  12. Magdalena

    Buenas noches,
    Discrepo, esa es una imagen que se ha creado en el imaginario popular, sin embargo mucha gente con gran fortuna, aparte de disfrutar de lo suyo, se dedicó a ayudar a los demás . Sobre todo en esas épocas donde el Estado no cubría esas necesidades. Crearon, patrocinaron, finaciaron obras de beneficencia, escuelas, etc, etc. De verdad que no es nada raro…mi bisabuela es un ejmplo de esto que digo. Lo que pasa es que no se conoce lo que hizo, pero ya irá saliendo…

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Magadalena, hay demasiados casos, entre los indianos por ejemplo, en que la segunda generación -con una fortuna en sus manos- se dedicó a a dilapidarla sin tregua. La carne es débil, y hasta cierto punto es comprensible. Desde mi punto de vista, ejemplos como el de la Marquesa son minoría y por eso son más sobresalientes.

  13. José (Grado - Asturias)

    Existe un dicho sobre la empresa familiar “el padre la crea, el hijo la mantiene y el nieto la destruye”, quizas también se podría aplicar a los indianos, hay un factor que es el reparto de la fortuna entre los descendientes aunque no dilapiden se diluye, después la mayoría de las fortunas venían de la agricultura (caña, tabaco..) y el comercio, quizas varía un poco más en los que se enriquecierón en México, pero por ejemplo en los casos de Nueva York y Florida el tabaco es pieza fundamental, y con el tiempo estos sectores han cambiado mucho, y Cuba bastante, y cuando volvían a España algunos compraban acciones de compañias mineras, siderúrgicas, ferrocarriles (Anselmo González del Valle, Gabino Álvarez, Menéndez Viña…) pero casi como rentistas más que como empresarios.
    La solidaridad no se produjó solo en Asturias, sino que también donde consiguieron fortuna, y no solo los asturianos sino que también de otras zonas de España, solo hace falta mirar el caso de Nueva York, (“Sociedad de Beneficencia Española de Nueva York”, “La Nacional”, “La América”)
    Al final cada caso es cada caso.
    http://historiasjasm.blogspot.com.es/2016/04/indiano-de-pote-y-mucha-honra.html
    http://historiasjasm.blogspot.com.es/2016/04/asturiano-del-13-regimiento-de-brooklyn.html

    Perdón Alejandro y a los lectores, por el rollo y por volver a poner los enlaces,

    1. Autor
      Alejandro Braña

      José, no hay rollo que valga, os agradezco lo mucho que aportáis al blog con vuestros comentarios. Gracias.

  14. Magdalena

    Hola,
    Quizás no me expliqué bien. Claro que las firtunas indianas se diluyen. Existe la llamada “Ley de las tres generaciones” que explico en mi tesis, la cual se resumen asi:
    1 Acumulación y desarrollo decuna oractica económica activa
    2 Dedicación a la política y consolidación de la pirámide social
    3 Disfrute o lapidación de las rentas generadas
    Ya indicaba el general Lersundi su asombro al poco de llegar a Cuba. Decia que los hijos dilapidaban la fortuna ganada por sus padres, y que solo una minoria de nietos conservan algo de sus abuelos. No es a esto a lo que me refería, sino a la idea de que alguien por tener dinero o ser aristocráta no sabe hacer nada. Es una imagen muy geberalizada, y muchas veces incierta.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Un gran esfuerzo que se esfumaba demasiado rápido. Por eso en muchos casos es bueno que la primera generación no llegue a ver el final de la historia, se les partiría el corazón.

  15. Magdalena

    José y claro que la solidaridad no es un tema sólo de asturianos. Pero desde luego que estos formaron un grupo muy cohesionado y activo en la Cuba colonial.
    Y de rollo, nada, es muy interesante.
    Un saludo

  16. José (Grado)

    El 10/1904 los Marqueses de Argüelles compraron un coche eléctrico en París, a los pocos días de recibirlo el chófer y el cochero de la casa, salieron a probarlo y al intentar entrar en la propiedad de los Marqueses “Las Huertas” midieron mal y chocaron contra uno de los pilares que guarnecían el pórtico, resultando heridos y el coche con graves destrozos.

Dejar un comentario