LA CASA DE LA LECHE

In Asturias by Alejandro Braña8 Comments

Algún ministro despistado podría confundir estas construcciones con “soluciones habitacionales” , uno de esos eufemismos con los que nos castigan los políticos ahora que se ofertan ¿pisos? de catorce metros cuadrados para alquilar por precios disparatados en las grandes ciudades.

Estas pequeñas cabañas aparecen diseminadas por las carreteras del interior del concejo de Ribadedeva -la zona de la que hablo estos días- y no las he visto en otras partes de Asturias.

Mi curiosidad fue en aumento, sobre todo por esas dos puertas contiguas -tan juntas- que recuerdan a un teatro de vodevil donde los personaje entran y salen continuamente para enredar la trama. Finalmente pregunté a un vecino para qué servían estas cabañas a pie de carretera y me dijo que eran para almacenar y distribuir la leche en tiempos en que no había camiones frigoríficos y demás adelantos.

No supo explicarme lo de las dos puertas -así que me quedo con el vodevil- una de las razones que las hace tan fotogénicas. Especialmente ésta, junto al cruce de Villanueva,  con el encanto añadido de la escalera de madera colgando en un lateral, protegida por el castaño.

No siempre van a ser mansiones…

Comments

  1. Muy curioso e interesante. A ver si alguien aventura el posible significado de las dos puertas. Igual está dividida por dentro y son dos almacenes independientes. ¿De quién serán? Una de ellas parece atendida. ¡Muchas gracias por tus preciosas fotos!

    1. Author

      Martín, no sé de quién son, alguno parece tener un uso privado y otros están abandonados, pero crearon una “red” para un territorio muy pequeño.

  2. Alejandro, por graciosa que pudiera parecer tu comparación de estas “casitas de la leche” con un teatrillo Vodemil va a resultar que llevas buena parte de razón .

    Estas casitas eran , sencillamente , puestos de recogida de leche.

    Hoy en día ya sabemos que cada estabulación cuenta con su propio tanque de leche perfectamente refrigerado y es el camión cisterna el que se acerca a recoger el contenido. Pero no hace tanto tiempo esto no era así . Yo mismo recuerdo – a mis 50 años recién cumplidos – acompañar a mi madre cargada con un caldero lleno de leche en cada mano, yendo a la recogida de la leche. El pueblo no contaba con esas casetas tan graciosas, así que el puesto de recogida estaba en un cuartuco habilitado como tal en los bajos de una casa particular en el centro del pueblo. Era un rito que se repetía día a día. Yo era muy niño, pero en mi mente quedó el recuerdo de muchas mujeres que ,como mi madre, se juntaban en aquel lugar donde a una hora determinada se acercaba ” la furgoneta” con ollas vacías que se iban llenando poco a poco con aquella leche. En la casa había una de las mujeres que media previamente la leche en un medidor ( parecido a una olla, pero más pequeño y con un flotador que marcaba la cantidad depositada) y se apuntaba convenientemente la medida en la “libreta” que cada persona llevaba consigo. Allí me juntaba con más niños del pueblo y jugábamos hasta el momento de llegada del camión . Las mujeres , en la espera, hablaban y miraban . Era un auténtico lugar de encuentro social , lo mismo que ocurría con el bar, la Iglesia o el lavadero .

    En Cantabria este tipo de puestos es muy frecuente verlos por todo el territorio . Pensaba que lo mismo ocurriría en Asturias . Es posible, entonces, que el concejo de Ribadedeva cuente con ello por mera proximidad geográfica.
    Los puestos , al igual que las ollas ( cedidas a cada ganadero para uso exclusivo de esa actividad ) pertenecían siempre a alguna fábrica de leche. El color identificaba la fábrica a la que pertenecía : los puestos pintados en azul eran de Nestlé , los verdes a SAM y los rojos a Clesa y Morais.
    Las casas de la leche que muestras en las fotos son azules así que no hay duda de su propiedad. La que carece de color ,porque el tiempo quizás lo borrara, con toda seguridad también lo fue ya que tiene dos puertas , característica de los puestos Nestlé .

    La fábrica de leche Nestlé se estableció en 1905 en La Penilla de Cayón , en pleno corazón de Cantabria . Una importantísima industria cuyo radio de acción llegaba perfectamente hasta buena parte de Asturias ( hoy es el día que uno de sus camiones cisterna llega en su recorrido diario hasta Nueva de Llanes ). La fábrica Nestlé en Sevares no lo fue hasta 1972 ( que , por cierto, surgió de otra que fundó un Indiano de Piloña tras la Guerra Civil ).

    Como todo aquello que venía del centro de Europa – en este caso de Suiza- Nestlé fue un ejemplo de empresa modélico ( al igual que Solvay , que nos mostraste en una entrada hace meses ). Todo estaba perfectamente pensado : la fábrica con todos los avances del momento, las viviendas de obreros, ingenieros y directivos, el economato, el centro social , etc… ¡Cómo iban a descuidar un detalle tan importante como el de la recogida de la leche! que a fin de cuentas era la materia prima imprescindible para semejante industria . El eslabón de una cadena perfecta . Asi pues idearon unos puestos de recogida acordes a la necesidad que tenían . De ahí esa “red” que comentas .

    ¿ Cómo se resuelve el misterio de las dos puertas ?
    Conozco muchos puestos con una sola puerta , pero es verdad que coinciden con los que no son propiedad de Nestlé . Y todos los azules tienen dos , que son precisamente los de Nestlé . Normalmente van acompañados de un pequeño muelle de carga que facilitaba el trabajo de bajar las ollas para luego volver a subirlas llenas El interior de los puestos es diáfano . No hay división de almacenes ni compartimentos . En el centro se colocaba el medidor , que era manejado por una persona del pueblo designada previamente por la fábrica y que era la portadora de las llaves . No faltaba nunca un cajón-pupitre donde se guardaba el agua oxigenada y alcohol para limpiar el medidor ni , tampoco, el estadillo donde estaban registrados los ganaderos con las medidas diarias de la leche recogida.
    Las personas guardaban riguroso orden de llegada . Entraban por una puerta,se les media la leche que traían y salían por la otra puerta . De sea manera nadie tropezaba con el caldero de otro Todo un ritual . Supongo que forme parte de esa herencia germano-helvética de disciplina y civismo que nos quiso dejar Nestlé .

    Hoy día estas encantadoras mini casas están caídas en el olvido . Son el vestigio de la arquitectura industrial de una época . Algo que no debiéramos olvidar ni perder. La mayoría fueron cedidas a los ayuntamientos o juntas vecinales . Algunos intentan recuperar su recuerdo arreglándolas para algún servicio municipal . ¡¡Ojalá tengan suerte !!

    SaLuDoS

    1. Author

      Nicolás, te agradezco muchísimo tu explicación tan detallada e interesante. Que yo sepa, esta solución de recogida solo se llevó a cabo en esta zona de Asturias. Yo no lo he visto en otras zonas aunque también puede ser que desaparecieran una vez cumplida su función. Me llamó la atención -también- lo cerca que están unas de otras en esta carretera que pasa por Villanueva y Noriega. Toda una infraestructura en el medio rural.

  3. Una lección magistral. Ahora que conozco su significado las valoro mucho más. ¡Gracias Nicolás y Alejandro!

  4. Nunca habia visto estas casitas, y no podía imaginarme, cual era su cometido. Es algo entrañable, y sería una pena que desaparecieran, porque son el recuerdo, de una epoca muy cercana en el tiempo, vinculada a la vida de muchas familias en su día a día.

    Gracias a Nicolas, por esta exposicion tan detallada, que es una leccion magistral, de como se recogía la leche, no hace tanto tiempo, que nos hace darnos cuenta, del salto abismal, que se ha producido en ·España, en menos de medio siglo.

    Este maravilloso blog, ademas de descubrirnos casas indianas, ermitas, y paisajes de la tierrina, tambien nos da la oportunidad, de averiguar cosas y hechos tan curiosos, como el proceso, que permitia la entrega de esta materia prima, tan vinculada a Asturias y Cantabria principalmente, como es la leche.

    Me ha encantado, esta entrada tan curiosa.

    1. Author

      Mª Luisa, estoy de acuerdo contigo, son temas marginales dentro del blog pero interesantes.

Leave a Comment