LA CASA DE DON PEPÍN

In Indianos by Alejandro Braña12 Comments

Cuando yo la conocí, ya no quedaba en su interior nada de lo que había sido la residencia de uno de los asturianos más ricos de Cuba.

Al entrar, al fondo de un gran salón vacío, un hombre arrodillado terminaba de sacar brillo al parqué. La venta y reforma de la casa había borrado definitivamente el rastro del indiano Pepín Rodríguez.

Su chalé en Colloto, Oviedo, era el eslabón perdido de nuestro concurso del otro día.

La foto que correspondía al negativo sale en el libro Casonas de Indianos, Cuaderno de Fotografías.


Pepín Rodriguez (1866-1954) fue un emigrante privilegiado. Reclamado por su tío Antonio Fdez. Roces cuando sólo tenía 9 años, se educó en los mejores colegios de La Habana y se formó en el negocio del tabaco.

Años más tarde, ya convertido en Don Pepín, compró la marca Romeo y Julieta y llegó a ser el mayor vendedor de habanos conocido. Tras llevar el negocio a lo más alto, abandonó Cuba y se instaló en Villa Montmorency, en el famoso distrito XVI de París, cerca del bosque Boulogne, el estadio Roland Garros, y el hipódromo. Don Pepín era muy aficionado a las carreras de caballos y fue propietario de una yegua pura sangre de nombre, como no, Julieta.

“Don Pepín”, otra de sus marcas de habanos, con su retrato.


Durante sus años en Europa, intentó comprar el Palacio di Capuletto de Verona, donde protagonizaron Romeo y Julieta la tragedia de Shakespeare. Quería organizar una feria permanente de cigarros y un salón de fumadores, pero la firme oposición de la prensa y las autoridades se lo impidieron.

Una de las presentaciones de los puros Romeo y Julieta.

La fábrica Romeo y Julieta en La Habana en 1917.


En su pueblo natal, Colloto, Don Pepín reformó la antigua casa familiar añadiéndole varios cuerpos hasta crear un gran volumen sin mucha gracia. Financió una escuela, que aún lleva su nombre, y una Fundación. Pasó sus últimos años en Cuba.

La Fundación es ahora una residencia de ancianos que conserva una placa en la fachada que le recuerda “a su collotense de La Habana”

Poco se sabe de su vida privada. Tuvo una hija y quizá una esposa. El nombre de Villa María que luce en la elegante entrada parece que alude a su madre.

Al otro lado de la calle hay otro interesante chalé, también dedicado ahora a residencia de ancianos, que podría haber sido el de su mentor, su tío Antonio Fdez Roces.

Y ya para acabar, con el retrato de Pepín Rodríguez como testigo, toca resolver el concurso del otro día. Hubo 7 acertantes, por orden de aparición, Ascen, Maite, Manu, Esther, Lena, Paloma, y David y ha salido el número 4 que corresponde a Esther. Enhorabuena y gracias de verdad a todos por participar en el juego. Gracias doblemente a Maite por facilitarme datos de Pepín Rodriguez.

fuente: http://www.jaberni-coleccionismo-vitolas.com/1C.5.09_Jose_Rodriguez_Fernandez_Don_Pepin.htm

Y añado dos fotos más que me manda José. Otro retrato de Pepín Rodríguez, y una vista del edificio de la Fundación, ambas publicadas en 1915. Gracias José.

la-casa-de-don-pepin-923d15

la-casa-de-don-pepin-7c7245

Comments

  1. Parece mentira que esas casas estén tan cerca y no tuviéramos conocimiento de ellas. Muy instructiva esta entrada sobre Pepín.

    Mi enhorabuena a Esther. Menudo pedazo Regalo anticipado de Reyes se lleva! Que lo disfrutes mucho.

    Gracias por permitirnos participar en estos concursos Alejandro. Además del regalo que nos podemos llevar, resulta divertido y al mismo tiempo se aprenden o se averiguan otras cosas interesantes mientras realizas las arduas labores de investigación… Y esta “casita” dio mucho para ello…ya lo creo.

    1. Paloma, me gusta lo de estos juegos, pero al final me da pena que no podáis ganar todos, sobre todo en este caso, que fue tan trabajoso.

  2. Ayyy Alejandro, que he visto una actualización del blog y estaba leyendo tan tranquila la historia de Don Pepín cuando he visto que he sido afortunada con el sorteo. ¡Qué alegría!, puedo decir que es la primera vez que me toca algo al azar y nada mejor que entrar por la puerta grande ganando en “Asturias por descubrir” con un premio de lujo. Estoy encantada, solo agradecerte tu generosidad con nosotros tus lectores que venimos encantados a leerte haya o no regalos de por medio. Un fuerte abrazo, Esther

  3. Enhorabuena a Esther por ser la ganadora, y a todos los que resolvieron el acertijo. Al final me faltó un pequeño pasito y casi rocé con los dedos la respuesta , pero no estaba desencaminado..jaja… un bonito reto. Me da pena ver en la foto de La Fundación , esa farola en medio de la fachada. Saludos a todos.

    1. Ramón, esos detalles nos fastidian mucho a los fotógrafos, te estropean la foto, y no te digo la cantidad de clabes que vuelan por delante de fachadas sin sentido alguno. Este edificio de la Fundación albergó unos años el colegio privado “Washington”, antes de convertirse en residencia geriátrica. Saludos.

  4. Felicidades a Esther menudo regalo de Reyes,qué alegría verdad? No miré el cuaderno de fotografías,busqué por todo el blog,hasta en los libros,pero ya ves Alejandro,qué cerca estaba la solución.Es muy interesante la vida de Pepín,tuvo que trabajar mucho me imagino para conseguir esa fortuna y supongo que en la Cuba de aquella época tuvo que ser una persona muy importante ,a ver si aparece algún descendiente de casualidad y nos cuenta cosas.Esa zona de París donde él vivía siempre fue residencia de aristócratas,Familias Reales y gente de dinero,hoy en día hay muchas Embajadas.A veces pienso Alejandro que la vida de estos indianos tan poderosos daría contenido para hacer una película o serie de TV,incluso,por qué nó?,plasmar también la vida de aquellos que lo intentaron y no consiguieron tanta fortuna.Un saludo a todos,ya se nos va este año.

    1. Ignacio, me ha parecido lo que he averiguado de la vida de Pepín. Desde luego que fue un gran hombre de negocios, convirtiéndose en el tabaquero más importante de su época, y un filántropo destacado. También fue uno de los promotores del Centro Asturiano de La Habana y el socio nº4. Sería estupendo que alguien de la familia pudiera contarnos más cosas, nunca se sabe…

  5. En primer lugar, enhorabuena a Esther por haber acertado. La verdad es que esta vez ha sido difícil el reto que nos has puesto Alejandro, pero ha sido divertido. Me ha costado más que ningún otro acertijo de los propuestos hasta ahora, ya que me miré todo el blog (cuaderno incluido), asicomo los libros que tengo tuyos… y no hubo manera. Mirando por Internet tampoco ayudó al principio, así que a punto estuve de tirar la toalla. Al final, esa foto que se resistía la encontré en Colloto, ¡quien me lo iba a decir!, tan cerca y era la primera noticia que tenía de que aquí hubiera casas de indianos. Además descubrí otras casas en esa misma localidad, no muchas, pero muy interesantes, como el antiguo sanatorio “Santa Rita” en la calle principal de Colloto, precioso y bien conservado. Interesante la vida de Don Pepín y seguramente también lo debió de ser la de su tío, a tenor del chalé (presuntamente) de su propiedad.
    Aprovecho también para darte la enhorabuena por tu artículo en la Nueva España publicado este domingo, enmarcado con tus preciosas fotografías… según lo leía, sentía formar parte de algo familiar, un poquito al menos. Era una sensación muy agradable y todo gracias a tu trabajo Alejandro.

    1. Lena, sobre el artículo de La Nueva España, hablaré de él aquí en el blog para compartirlo, pero me presta mucho que sientas esto como algo familiar y cercano. En cuanto a la casa, veo que te has tomado muchas molestias para encontrarla. Colloto no es fácil, lo que en su día debió de ser una zona totalmente rural, hoy es una prolongación de Oviedo y estos edificios singulares se han ido diluyendo en ese nuevo paisaje urbano. Yo no había estado desde hace años, me acerque a hacer fotos para esta entrada, y me costó encontrar el camino.

  6. Feliz año 2014, quizá lo que pregunto sea una tontería, pero tiene algo que ver Pepin de Malleza el que se casó con María Luisa ALvarez , de villa Radis, con este otro Pepin. .

    1. Sara, yo no puedo contestarte con seguridad, pero en principio no. Pepín nació en Colloto, y en su larga vida vivió sobre todo en Cuba y Francia, con estancias muy cortas en Asturias. Feliz año.

Leave a Comment