3_La Barrera iluminada el 27-08-1925 para recibir a S.A.R

ESPLENDOR EN VILLAR

En Indianos por Alejandro Braña23 Comentarios

Sólo podemos imaginar aquellos espléndidos veranos en las casas de indianos de Villar, una sucesión de grandes fiestas y recepciones en La Barrera, La Argentina, Villa Excélsior, Villa Cristina, Villa Rosario y otras. De vez en cuando la aparición de una foto antigua nos abre una pequeña ventana a todo aquel esplendor indiano. En este caso -y gracias a David- tenemos dos alegrías.

Primero, esta excepcional foto de La Barrera iluminada con motivo de la recepción al Príncipe de Asturias y fechada el 27 de Agosto de 1925. Una imagen de gran calidad y pericia técnica.

3_La Barrera iluminada el 27-08-1925 para recibir a S.A.R

En esta otra (sin fecha) aparece la casa impecable. Sigo pensando que estaba pintada de rojo fuerte, y las fachadas que se ven son las de Y Por un Momento (qué contraste).1_Villa La Barrera

Finalmente, una foto recuerdo de aquella visita del joven Príncipe de Asturias (derecha) a Villa La Barrera. 2_S.A.R en La Barrera

Las fotos proceden de la página de facebook “Memoria Gráfica de Luarca”.

Alejandro BrañaESPLENDOR EN VILLAR

Comentarios

  1. David Franqueira

    La verdad que la foto de las luces es una de las imágenes más curiosas que he visto de una casa o más bien pabellón de vacaciones de indianos. La Barrera es única, una especie de pabellón ecléctico de aire italiano, creo que no hay cosa igual en el resto de Asturias . Uno nunca se que da contento y cuando logra ver la imagen que tuvo exteriormente se pregunta cómo sería su interior…. con eso creo que tendremos menos suerte. Sobre lo del color, totalmente de acuerdo contigo un granate de fondo con los elementos decorativos en blanco (un clásico que pocas veces defrauda). Espero ansioso esos nuevos hallazgos de los que me has hablado Alejandro, saludos.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Ahora que lo dices, es curioso la “modestia” de la casa. Las grandes fortunas, aunque sólo sea por la inercia del dinero y las apariencias, tienden a hacer sus mansiones demasiado grandes. Aquí, el indiano (que no tenía precisamente problemas económicos) opta por una vivienda de verano “pequeña”, de una sola planta, sin construcciones anexas de garajes, etc. No sé si Juan Miguel de la Guardia trataría de convencerle para hacer algo más ambicioso como la casa de su hermano.

    2. Ana Fernandez-Asenjo Martinez

      Hola! Soy Ana Fernandez, mi abuelo era sobrino de José García Fernandez, el que mandó construir esta casa finales del siglo antepasado. Esa casa la heredó Fernando Cascos, un abogado de Madrid, el abuelo materno de Francisco Alvarez Cascos, mi madre lo llamaba “el tío Fernando”. El tio de mi abuelo se lo cedió a él y a su esposa, Ernestina, al no tener hijos. Somos de los Pachorros, y mi abuelo César.
      Me puse en contacto contigo hace tres años para conseguir los planos del registro del edificio en el Ayuntamiento de Oviedo, no sé si te acordarás… Emoción enorme al ver estas fotos de la vida en esta casona, pues la desconocía, Un accidente de mi hermano hizo que aparcara el tema y tuvieramos que dedicarnos a cuidarle..

      1. Autor
        Alejandro Braña

        Ana, recuerdo que me hablaste de tu relación con la casa. Tiene que haber más fotos antiguas. Tengo una pista para conseguirlas pero no he tenido tiempo todavía. Un saludo.

  2. Martín

    Impactante la foto, en verdad fue todo un derroche. Coincido totalmente con David en la singularidad de La Barrera, es un pequeño palazzo veneciano, con sus columnas y ojivas. Esa mezcla exótica y oriental conecta esta obra con toda una cultísima tradición europea. Ay Juan Miguel de la Guardia!!

  3. José (Grado - Asturias)

    El 31/08/1925 El Ayuntamiento les descubre en el lugar, una placa en honor de los 2 hermanos García Fernández.
    El 19/09/1930 el Principe de Asturias vuelve a visitar Luarca, y otra Barrera la posesión que tenía Fernando Álvarez Cascos

      1. José (Grado - Asturias)

        Según los datos que he visto que el Ayuntamiento de Valdés descubre la lápida de marmol y bronce, en La Barrera lugar donde estaba la casa natal de los hermanos.
        Desde 1931 existe el nombre Plaza de los Pachorros en Luarca.

  4. Maite - Madrid

    Alejandro, está claro que tenías que reabrir el blog.
    ¿Dónde, si no, podríamos tener acceso “los mortales” a tesoros como éstos? Felicidades a David por las pesquisas. Las fotografías son fantásticas. ¡Por fin La Barrera reluciente!

    Es triste comparar esos momentos con su actual estado. Triste pensar en las ilusiones cumplidas del indiano que la soñó (¿quizá quien posa con su esposa e hijos junto al Príncipe de Asturias en la tercera foto?) y que seguramente nunca imaginaría esa ruina final.

    Puedo imaginar las caras y los comentarios de los aldeanos, entre la admiración, la crítica, la fascinación y la envidia. Si ahora -sobre todo la primera foto, por la forma de la casa y por su iluminación- nos produce casi sensación de irrealidad… imagina entonces.

    A ver si siguen apareciendo muchas más fotos de éstas. Ojalá.

  5. Autor
    Alejandro Braña

    En este caso la comparación -con la situación actual de la casa- es tan odiosa que duele pensar en ello. Respecto a la foto con el Príncipe, creo que el hombre que está a la izquierda es el indiano José García (comparando con una foto que he visto de él).
    Seguirán apareciendo más fotos, no te quepa duda.

  6. Íñigo

    Hola Alejandro,para aquella época que derroche de luz,de gasto y no sé,quizás querer llamar la atención,iluminar de esa manera la casa,menos mal que es pequeña,imagina tanta bombilla en una Casona grande,pero bueno,supongo que el indiano tendría dinero de sobra para la factura,también es verdad que sólo se iluminó ese día.A mi me recuerda a un palacete italiano,de Florencia,tipo Renacimiento,da pena ver su aspecto actual de total abandono,si lo comparamos con el esplendor que existió en el pasado.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Ignacio, era una celebración a lo grande, sin reparar en gastos. Otros indianos fueron famosos por derroches mucho mayores. Entiendo también que la visita de un Príncipe era una ocasión mucho más especial de lo que es ahora. Distinguía a esa familia para siempre.

      1. Ana Fernandez-Asenjo Martinez

        Alejandro: que sepais que mi abuelo Cesar, sobrino de José el Pachorro (dueño de la casita pequeña) y Manuel el Pachorro (dueño de La Argentina) vivió de manera humilde en la casa de cuadra, maizales, vacas, gallinas, panera… que está en el medio de las dos de Indianos que era realmente la de los padres de ambos.
        Mi abuelo Cesar no disfrutó demasiado de las riquezas y derroches de estas vidas lujosas de las casonas de sus tíos. su madre, hermana de los Pachorros, heredó la casa familiar. Saludos!

        1. Autor
          Alejandro Braña

          Gracias Ana, es estupendo poder enriquecer la historia de estas casas con testimonios cercanos a las familias.

  7. Nicolás

    Espectacular la foto de ” La barrera” iluminada. Crea un efecto teatral que la engrandece a pesar de su modesto tamaño. Nunca me podría imaginar ver una foto así …de una casona del entorno rural , vestida de noche y dispuesta para hacer los honores nada más y nada menos que al heredero del Reino. Qué curiosidad me entra de saber qué tuvo que ocurrir para llegar hasta allí el Príncipe . La historia , a bien seguro, tendría todos los elementos propios para el guión de una película de época . No puedo dejar de ver la foto sin imaginarme mil escenas : verano de los felices años veinte, casa exótica de nuevo rico, visita del Príncipe, jardín con iluminación , música de baile saliendo del último modelo de gramófono , la joven y glamurosa Esther Méndez de Andés con un vestido Charleston ,.. Ayyyy, quién estuviera ahí para luego contárnoslo …¡! Lo que es la paradoja de la vida: una casa que tuvo lo mejor del momento y que ahora muere en el olvido. Incomprensible. Sin embargo, esta casa ( que tiene todo bonito , menos el nombre) a pesar de su fatídico estado mantiene la dignidad hasta el final. No conozco otro caso igual: una casa que siendo ya una ruina salga tan bien en las fotos. No se si el mérito es del arquitecto al idear una casa única o de ti Alejandro por haber logrado una estampa tan bella de ese jardín envolvente y esta casa que se niega a morir. SALUDOS

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Tras hacer la foto me quedé plantado delante de la verja como un idiota, como si por arte de magia algo se hubiera transformado y la casa pudiera estar incluso habitada. Miraba y miraba la pequeña pantalla de la cámara. Al rato me acerqué al mismo sitio y repetí la misma foto. Seguía igual. Unos caminantes que hacían el Camino de Santiago y estaban perdidos me devolvieron a la realidad. Tuve que explicarles que en Asturias nos encanta que la gente que hace el Camino del Norte se pierda continuamente por falta de señalización. Pero eso ya es otra historia. Aún así, iban bien encaminados. La senda del Camino de Santiago bordea La Barrera…

  8. Mariam

    No se cómo empezar este comentario…decir que con muchisima alegria resulta tan obvio! Se me hace hasta raro hacerlo, me habia hecho a la idea de que iba a tardar mucho mas tiempo, quizas no volver a hacerlo nunca mas, y al igual que cuando algo malo ronda tu vida intentas echarlo fuera a escobazos, yo intenté que la pena que me daba el hecho de que cerraras el blog no me quitase la ilusión de pensar que algun dia volverias al lugar del “crimen” (es broma). Asi que manos a la obra, que estoy mas contenta que unas castañuelas (y sigo siendo ave nocturna, ayyy).
    Que puedo decir que no haya dicho ya de esta casa. ME ENCANTA, con mayusculas, aunque las fotos de la entrada anterior me acaban de dejar echa polvo, chico. Se ve chuchurria por fuera, pero que desolación ver (intuir) como está por dentro…en fin, se acabó la función.
    Y no dejo de pensar en las dos historias tristes, aunque no paralelas, de la vida de tan ilustre visitante, aquel principe de Asturias rubio y de ojos azules como su madre, tan inglés, y de cómo acabó su triste y trágica vida, con el final de la casa, tambien triste, tambien trágica, con un derrumbe sostenido en el tiempo, al igual que la vida de este hombre se fué derrumbando lentamente, desde Madrid al exilio, desde Suiza a Roma, de Roma a La Habana, de ahi a Miami, una lenta decadencia, una agonia que empezó el mismo dia en que nació. El otro hecho que a mi, personalmente me fascina, el vals de Esther Andés con el principe, me hace recordar aquella frase “sic transit gloria mundi”, asi pasa la gloria del mundo. Que gran verdad y que gran certeza. En fin…
    En cuanto a que alguna administración ponga fin a estas cosas, me parto y me mondo. Si estamos esperando que algun estamento haga algo por nosotros, vamos aviaos. Eso es como creer en los peces de colores, amiguinos.
    En fin Alejandro, bienvenido y bienallado.

  9. Autor
    Alejandro Braña

    Mariam, he vuelto al lugar del crimen porque la curiosidad puede más que otras cosas, y tengo ganas de seguir contando y compartiendo con los que os asomáis por aquí.
    Sabemos que en todas estas casas de indianos que tanto admiramos se cruzaron vidas y destinos, en ocasiones con finales trágicos, y que la “pequeña Barrera” tuvo también su momento de gloria, brillando como una estrella fugaz.
    Bienvenida de nuevo Mariam.

  10. Nicolás

    Hay un ” latinajo” que me gusta mucho y creo que le va perfecto a esta entrada:
    “SIC TRANSIT GLORIA MUNDI “… ( y así pasa la gloria del mundo).

    Le va perfecto a la historia de La Barrera: lo bueno dura poco y la fama y gloria como viene se va… Todo es efímero y està aquí de paso…

    SALUDOS

Dejar un comentario