desde-la-atalaya-732bff

DESDE LA ATALAYA

En Indianos por Alejandro BrañaDejar comentario

Desde las atalayas uno puede observar con la ventaja de la altura, pero sobre todo, puede dejarse ver. Esa fascinación por ser vistos, por mostrar a los demás una nueva posición social y económica, es también típica de la mayoría de los indianos.

Esta casa de Ribadesella, conocida como La Atalaya, muy próxima a una pequeña playa del mismo nombre y que se asoma tímidamente al mar por una esquina del jardín, tiene un aire colonial y casi nostálgico; parece como si hubiera sido construida para albergar el destierro de su propietario.

Asunción Villar, viuda de Vicente Villar, la mandó construir hacia 1919 después de la muerte de su marido. Éste, había hecho una gran fortuna en Cienfuegos, Cuba, como propietario de la quincallería El Palo Gordo. Allí levantó uno de los edificios más importantes de la ciudad.

Los actuales dueños de La Atalaya no guardan ningún parentesco con los Villar, pero conservan la casa en perfecto estado.

En su día, se hizo pública la intención de regalar esta casa a los Principes de Asturias para sus vacaciones (la familia de la Princesa Letizia es de Ribadesella), pero las partes nunca llegaron a un acuerdo.

Puedes ver más fotos de La Atalaya en el libro Un viaje en el Tiempo.

 

 

 

 

 

Alejandro BrañaDESDE LA ATALAYA

Dejar un comentario