CUANDO ARDEN LAS PIEDRAS

In Palacios by Alejandro Braña18 Comments

La muralla de cipreses cierra el paso a los primeros rayos de sol, como si quisiera proteger su intimidad.

Desmoronadas, rotas, oscuras, el silencio de estas piedras pesa tanto como los siglos: “ESTA OBRA SE HIZO EL AÑO 1711”.

Donlebún, un nombre tan evocador como las sensaciones que produce estar entre sus muros, rojos de amanecer, escuchando el eco de caballeros en armas, de hazañas y traiciones.

La fuerza del cariño me lleva a las Torres de Donlebún (Figueras, Castropol) una y otra vez, al alba, cuando arden las piedras.

cuando-arden-las-piedras-a2ca41

cuando-arden-las-piedras-a49ee2

cuando-arden-las-piedras-cfae1b

cuando-arden-las-piedras-feaf30

cuando-arden-las-piedras-8f6523

cuando-arden-las-piedras-8775f1

cuando-arden-las-piedras-0dd151

cuando-arden-las-piedras-611010

cuando-arden-las-piedras-f3b5bb

cuando-arden-las-piedras-7643d1

Comments

  1. Estuvimos el otro día haciendo fotos. Ya está en plenas obras de rehabilitación. A ver qué dan como resultado.

    1. Lo sé Xurde, y aunque pronto serán piedras ordenadas y limpias, espero que permanezca el encanto del lugar. Que sea para bien!

  2. Espero que su restauración , permita que un pedacito de la historia arquitectónica no nos abandone. Al leer la inscripción, no puedo evitar pensar en la persona que esculpió esas palabras… ¿ qué se le pasaría por la cabeza en ese momento ?.. saludos.

  3. Ya desde el título, las fotos, el texto, todo hace pensar que estás contando una historia que encierra algo importante para tí. Me gusta mucho esta entrada, la luz es mágica y las piedras el mejor soporte de la historia a través de esos tres siglos. Me uno al deseo de que la rehabilitación respete “eso” que tú nos has transmitido.

    1. Gracias Covadonga, Donlebún podría ser el nombre de un reino mágico en un cuento, pero existe y tiene mucho encanto. Lo veremos aquí de nuevo cuando esté rehabilitado.

  4. Una muy buena noticia para todos los amantes del arte y del pasado,me alegro mucho que se rehabilite esta torre,ojalá lo dejen bonito y ya veremos que uso le dan los dueños,quizá un hotel rural,que en estas construcciones es lo más lógico para generar ingresos y así ayudar al mantenimiento.Cuando esté todo terminado quizás te dejen hacer fotos,ahora mismo Alejandro parece que está todo vacío.La puerta de madera me recordó al Palacio de Valdecarzana,en Muros de Nalón.Aunque de éste yo creo que no queda nada,sólo se ve huerta en su interior.Las fotos muy bonitas,pues lo dicho,me alegro mucho.La piedra con la fecha me encanta.

    1. Ignacio, el trabajo de rehabilitación empezó hace al menos dos años poniendo al día la enorme finca (40 hectáreas). El edificio, muy del estilo de un pazo gallego, estaba en ruina como puedes ver y desconozco qué destino le van a dar. Desde luego que lo veremos aquí.

  5. La Nueva España del 13/07/2001 publicó a través de un descendiente la historia de un Donlebún, derrotó al mismisimo Drake,

    1. José, va a resultar ser otro gran personaje de leyenda, ¿tienes el enlace al artículo?

  6. Lo siento en la hemeroteca de La Nueva España de su web no llega hacía atras, hasta el año 2001, lo siento.

  7. Algunas aclaraciones:
    Las torres de Donlebún no son de 1711, como se comenta, son anteriores, son del siglo XVI, lo de 1711 es la fecha de alguna reforma o añadido..
    El personaje de leyenda que derroto al pirata Francis Drake fue Sancho Pardo de Donlebún, esta historia la cuenta Gonzalo Moure, a su vez descendiente de Sancho Pardo de Donlebún , en su maravillosa novela titulada “Yo, que maté de melancolía al pirata Francis Drake”, recomiendo su lectura.
    Esperemos que la restauración en marcha, respete la historia y la verdadera esencia de la edificación y no pase lo mismo que en Anleo.
    Alejandro las fotos preciosas y con una luz única.

    1. Gracias Manuel por los datos y la recomendación de la novela de Gonzalo Moure, la buscaré. Desde luego parece una historia apasionante la de la familia Pardo de Donlebún. Viendo la edificación (y sin tener datos) es posible que la torre principal, de más envergadura, sea el origen del conjunto en el siglo XVI.

  8. Desde luego este lugar tiene un encanto especial, lo puedo asegurar, al haber tenido la suerte de pasear por sus alrededores, pero con tu cámara Alejandro, has logrado darle una magia que no a cualquier hora se puede apreciar. Como siempre, otro acierto en el momento elegido para disparar y obtener unas imágenes diferentes. Nos mantendremos a la espera para ver en que quedan esas (deseadas y por otra parte temidas) reformas…Muy sugerente el título y preciosa la foto con que empieza el artículo…esos cipreses “ardiendo”…

    1. Las reformas del patrimonio tienen esa ambivalencia: son esperadas y deseadas por un lado, aunque por otro el resultado pueda no convencer a todo el mundo. Esperemos lo mejor, y lo veremos pronto.

  9. La primera vez que pasé por allí, no podía creer que se pudiera dejar esta maravilla tan abandonada. Pasaban los años y seguía todo en el mismo estado, desmoronándose poco a poco. Me alegra saber que han comenzado las obras de rehabilitación y espero que respeten el encanto y no se convierta en un “pastiche” en un entorno tan espectacular.

    Con esa luz tan magnífica que has conseguido, no perdonaría que lo estropearán.

    1. Paloma, tengo ganas de verlo, en pocos meses habrá cambiado bastante con la rehabilitación en marcha. Crucemos los dedos.

Leave a Comment