_AFB1626

EL PACIENTE CARPINTERO

En Asturias por Alejandro Braña10 Comentarios

De pequeño nunca fui capaz de terminar la colección de cromos de los equipos de futbol, o la de animales salvajes o la de sellos.

Por eso ahora admiro tanto a los coleccionistas. Se necesita una tenacidad muy especial, una infinita capacidad de sacrificio en la búsqueda de una pieza más, esa que siempre falta.

Yo no podía irme de San Juan de Beleño sin visitar a Javier Gallinar, un carpintero del pueblo que atesora una gran colección de herramientas del oficio.

Me presenté en su taller por sorpresa y le pedí que me sacara alguna de sus piezas favoritas para fotografiarlas. Las herramientas -vistas así, despojadas de su antigua utilidad- muestran al mismo tiempo el ingenio humano y la belleza de las formas sencillas. Recuerdan también el esfuerzo, artesanía y conocimiento del oficio que era necesario para poder hacer todos esos muebles, escaleras y artesonados que vemos en las casas de indianos.

Nada mejor que hacer las fotos encima de un banco de trabajo aporreado una y mil veces.

 

_AFB1583

Sierra para hacer escalera

_AFB1585

Sierra para hacer ranuras en la escalera (encontrada en el Monasterio de Corias)

_AFB1589

Galga

_AFB1591

Hacha de tonelero 

_AFB1593

Hacha para labrar viga

_AFB1597

Nivel

_AFB1601

Falsa escuadra

_AFB1604

Cepillo

_AFB1613

Para los corchos de los barriles

_AFB1617

Taladro

_AFB1620

Escuadra y nivel

_AFB1633

Rodela (para cortar fleje)

_AFB1638

Cepillo de Galga

_AFB1641

Sombrerera

_AFB1643

Nivel

_AFB1645

Berbiquí

_AFB1648

Galga

_AFB1652

Terraja 1819


 

Alejandro BrañaEL PACIENTE CARPINTERO

Comentarios

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Isabel, es una pequeña muestra de una inmensa colección repleta de tesoros.

  1. Mª LUISA

    Que delicia, poder contemplar las herramientas, que artesanos delicados,utilizaron para realizar su trabajo, y de cuyas manos, salian todo tipo de enseres, desde una cuchara, hasta una cama, un aparador, o una mesa para comer. Todo lo necesario para la subsistencia, y el quehacer diario.

    Me encantan.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Mª Luisa, cuando me las iba sacando resultaba difícil saber para qué servía cada una. Vale aquello de hacer de la necesidad virtud.

  2. Íñigo

    Qué maravilla Alejandro,cuánto habrá trabajado ese carpintero con esas herramientas tan antiguas,esas piezas deberían estar en un museo de artes populares,hay muchos pueblos de España que tienen un museo dedicado a tradiciones y costumbres locales,son piezas únicas que hoy en día sólo se encuentran en rastrillos y ferias de antigüedades.
    Y todas las heramientas tiene una fecha o un dibujo tallado ,espero que la familia lo sepa conservar pues sería una lástima que se pierdan esas joyas de la carpintería.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Ignacio, de momento la colección de Javier Gallinar es privada y la tiene toda guardada en cajones en su casa-carpintería. Me contó que algunas veces la llevó a ferias o eventos en plan exhibición, pero es bastante costoso moverla. Lo importante es que se conserve.

  3. Alejandro Ibargoyen

    Enhorabuena por el artículo; me ha permitido conocer otra colección interesante.
    Yo también colecciono herramientas varias y me gusta conocer gente con similares inquietudes.
    Muchas gracias.

      1. Alejandro Ibargoyen Veniani

        Hoy le he comentado tu artículo a un compañero y lo he releído.
        Sería interesante crear una red de comunicación entre tenaces coleccionistas, y tal vez puedas colaborar poniendo en contacto a las personas que conozcas con similares inquietudes.
        Un cordial saludo.
        Alejandro

        1. Autor
          Alejandro Braña

          Alejandro, yo conozco de oídas a unos cuantos en Asturias con colecciones espectaculares. Siempre tengo pendiente poder traer a este blog una parte de sus tesoros como hice en este caso.

Dejar un comentario