DSC_1059

UNA REJA DE PREMIO

En Indianos por Alejandro Braña16 Comentarios

Regresando el otro día de hacer fotos en el Palacio de Cutre (Piloña), decidí tomar el camino más largo para darme un premio.

Estaba contento con el resultado de la tarde porque me acercaba un poco más al final del libro que estoy preparando. Ya casi veo la meta.

Mi premio -con el sol escurriéndose tras la montaña- fue visitar de nuevo Villa Consuelo, pararme delante de su maravillosa reja y envidiar su enorme porche que invita a casi todo lo bueno que hay en la vida.

DSC_1063

DSC_1066

Villa Consuelo es una casa de indianos de “escala humana”, ya sabes, de esas que son lo suficientemente pequeñas como para ser vivibles. Nunca la he visto por dentro, y creo que no es necesario. Me sobra con este pequeño espacio, parado en la carretera, entre las hortensias, la verja blanca y la veranda que seguramente ocupó el indiano en muchas tardes de nostalgia.

DSC_1077

DSC_1069

consuelo 1

Villa Consuelo está a pie de carretera, en San Miguel de San Román, concejo de Piloña. Si pasas por allí, no te queda más remedio que parar y ver.

DSC_1081


Alejandro BrañaUNA REJA DE PREMIO

Comentarios

  1. Mª LUISA

    Preciosa casa Alejandro, y maravilloso y acogedor porche, para descansar, leer un buen libro, o simplemente, dejar volar la imaginacion.

    Me encanta esa terraza, porche o balconada lateral, con el arco que forma la yedra.

    Tendrías que hacer un día, un repaso a todas las rejas que han ido apareciendo en todas tus entradas, pòrque las hay maravillosas.

    Preciosas las fotografias.

  2. David Franqueira

    La modestia de esta casa se ve compensada por ese magnífico porche. Seguro que una tarde bajo su sombra vale la pena. ¿Libro? ¿Puede haber algún adelanto sobre lo que versará? o ¿todavía es secreto de sumario?

    Saludos!

    1. Autor
      Alejandro Braña

      David, estoy terminando algo sobre palacios, en cierta manera es cerrar definitivamente el ciclo con los anteriores dos tomos. Quedaban cosas muy interesantes en el tintero que quería fotografiar.

  3. José (Grado - Asturias)

    Higinio Joglar Díaz, hizo fortuna en Puerto Rico, estaba casado con Consuelo Ardura y Altuna, le sobrevivieron los siguientes hijos: Higinio, Amalia, Rafael, Consuelo, Eduardo (nació 05/1924) y Enrique, murió el 15/09/1927 en Villa Consuelo, y en Puerto Rico quedo la razón social “Sucesores de Higinio Joglar”. La viuda residió temporadas en Barcelona. Consuelo Ardura moriría en Gijón el 12/02/1962.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      José, he pasado por allí en varias ocasiones pero nunca he visto la casa abierta. Es evidente que, por el estado de conservación, vienen de vez en cuando. Es posible que sea propiedad de los descendientes del indiano aunque no lo sé con certeza. Gracias por los datos.

  4. José (Grado - Asturias)

    No sé exactamente quienes son los propietarios, pero una de las dueñas era una de las hijas Consuelo Joglar Ardura, (curiosamente Ardura es uno de los apellidos que se califica como de los vaqueiros de alzada), que murió este año 2016, sus descendientes son San Miguel Joglar, los de Enrique Joglar Huerta, los de Eduardo Joglar Álvarez, los de Amalia también son San Miguel Joglar, los de Rafael son Joglar Jusino, los de Higinio son Joglar Pol.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Gracias José, siempre es muy interesante cuando la casa continúa en la familia, se conserva mucho mejor. A lo mejor algún día coincido con ella abierta y tengo la ocasión de decirles lo mucho que me gusta.

  5. Lena

    Aparenta ser más pequeña vista desde el porche, pero parece crecerse si la contemplas desde la fachada posterior (?)
    Esta zona de Piloña no deja de sorprendernos.
    Me sumo a esa iniciativa de recopilar verjas de casas indianas…Creo que ya lo dejaste caer hace tiempo…así que…lo prometido es deuda ;)

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Lena, y en la otra fachada tiene una galería bastante grande. Por el desnivel del terreno y los árboles me fue imposible fotografiarla.

  6. Maite

    Nos descubriste parte de esta casa hace tiempo, Alejandro, y ya entonces me encantó. A las fotos anteriores se suman ahora las de la veranda y el jardín, las hortensias florecidas y la proximidad de esa puerta cerrada que ojalá alguien, algún día, te invite a franquear. Su interior promete. Al menos en lo acogedor. Una casa con dimensiones tan habitables, hecha para vivir y no para la ostentación (aunque muchas ostentosas también nos gustan, ¿eh?), mantenida con mimo, rodeada de verdor, con una bonita galería, abrigada por esa primorosa reja que limita pero no ahuyenta… ¡¡y con ese porche!!
    Quizá no sientas la necesidad de verla por dentro, pero a mí me gustaría mucho.
    Por cierto… ¿has dicho algo de auto-premio como final de libro? No, no… sin retranca. Es que me lo pareció, ja ja…

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Bueno Maite , ya no sé muy bien lo que dije, pero sí que me di mi pequeño homenaje después de pasar la tarde haciendo fotos en el Palacio de Cutre y dar un pasito más para terminar el libro. Eran fotos de interior bastante difíciles y quedé muy contento con el resultado y con poder visualizar alguna que otra página de lo que está tomando forma. Gracias por preguntar (sin retranca).

  7. Alicia de la Fuente

    Hola Alejandro!
    Soy hija de un senor de Fios ,Jose Manuel de la Fuente (que en paz descanse) que emigro a Puerto Rico a principios del siglo XX. Me llamo muchisimo la atencion ver tus fotografias de Villa Consuelo porque conozco a los hijos de Don Rafael Joglar.
    Nunca tuve la oportunidad de entrar en dicha casa pero la verdad es que debe de ser una preciosidad . Por fuera , desde luego , es muy bonita.
    Me voy a poner en contacto con una de las hijas de Don Rafael y le voy a poner al tanto de tu pagina de Web . Confio en que le dara una gran alegria ver estas fotos y las palabras tan sentidas que has escrito sobre ella.
    Saludos!

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Mucha gracias Alicia, tengo que decir eso de que el mundo es un pañuelo, y a veces lo parece.

Dejar un comentario