_AFB1568

BAJAR A LA ARENA

En Indianos por Alejandro Braña25 Comentarios

Si es al atardecer, mucho mejor.

Es una tarde de primavera desapacible a pesar del buen tiempo, el fuerte viento del Nordeste ha conseguido echar a la gente del Paseo y de la playa. El mar está en calma, y el último rayo de sol se queda apuntando al la capilla de la Virgen de la Guía durante lo que me parece una eternidad.

La cámara registra el momento, 21:22:33 del 16/5/2014

Paseando por la orilla de la playa de Santa Marina, en Ribadesella, las grandes casas de indianos que se asoman al mar se vuelven más pequeñas, quizá con la excepción de Villa Rosario que me parece ahora menos esbelta que hace unos días.

El resplandor en el cielo realza el color del Chalé Verde que acaba de sufrir un lavado de cara que la ha dejado impecable. Y a su lado el Chalé Piñán.

Dejo por el camino el chalé de Antero Prieto y me paro un rato a ver el de Miguel Llano, que cada vez me gusta más.

Antes de dejar la playa por la escalera que está frente al chalé de la marquesa de Argüelles, le hago una foto al “Hospitalillo”, una casa que construyó la marquesa para alquilar, y que se bautizó popularmente con ese nombre por el ladrillo visto de sus fachadas, semejante a algunos hospitales de la época.

Tengo el coche frente al chalé de la marquesa y, al rodear sus antiguos dominios, me encuentro con esta imagen de la balaustrada, la palmera, una pequeña construcción que pudo ser la casa de baños de la marquesa, y Ribadesella al fondo.

No se puede pedir más, o si, que no te pierdas este paseo a pie de playa cuando pases por aquí.

Alejandro BrañaBAJAR A LA ARENA

Comentarios

  1. José

    Antero Prieto muere en Madrid en 1949, tenía una hija María Teresa, y a pesar de tener la casa de Ribadesella, creo que no era de Ribadesella sino de Caravía.
    Iñigo gracias, pero no soy nadie para pedirme una entrevista urgente, y en tú ya le pasé alguna cosa de tu familia que te ha hecho llegar Alejandro. Y estoy empezando a abrumarme con vuestros comentarios. Gracias a todos.

    1. Alejandro

      José, al escribir esta entrada me llamó la atención la coincidencia entre Antero Prieto y Antonio Prieto. Más allá del parecido fonético, creo que no tenían nada que ver, aunque ambas casas son de la misma época, principios de los años 20.

  2. José

    Yo creo que no tenían nada que ver, Antero tenía 2 hermanas Aquilina y Leonor, estaba casado con María Teresa Larrea y Pina, y en los años 20 tuvo un Cadillac

  3. David Franqueira

    La iniciativa de nuestra querida marquesa nos deja un bonito frente, algo alterado por el tiempo, pero uno de los paseos más interesantes de la costa asturiana. Salinas, quizá no tan indiano, pero conserva aún un buen número de bonitas casonas.

    1. Alejandro

      Es casi perfecto, y ya sabes a qué me refiero con lo de casi, hay un bodrio que espanta…, nada es perfecto.

  4. Sara

    Siempre que voy a Asturias me paseo por la la playa de Santa Marina y admiro sus bellas casas!! Es algo que no perdono. En verano me encanta lleno de gente de todas las edades disfrutando de la playa. En otoño tambien me gusta porque se encuentra muy tranquilo y se respira paz. Tambien lo he visitado en invierno pero no se porque las playas en invierno me producen tristeza, tal vez por vivir en el Caribe donde siempre hace calor. Preciosas fotos. Gracias

    1. Alejandro

      Sara, entonces es territorio conocido, un paseo que recomiendo. Aunque ya se haya hecho, siempre se descubre algún detalle nuevo.

  5. Martín

    Para vivir en una yo me quedaría con el chalet verde. Me parece elegantísimo en su sencillez. El paseo creado por la Marquesa es todo un logro urbanístico y un buen muestrario arquitectónico. El hecho de que exigiera un precio mínimo para gastar en la casa ya condicionó la construcción de todas esas mansiones. ¡Qué suerte poder “elegir” así a tus vecinos!

    1. Alejandro

      Martín , yo ultimamente me estoy decantando por el chalé de Antonio Prieto. Desde que se restauró, cada vez me gusta más.

  6. Martín

    Creo recordar que la actual Villa Uría-Aza es del arquitecto García Lomas, y también creo que fue una de las casas más caras de todo el paseo (100.000 pesetas de la época). Es un ejemplo excelente, aunque creo que metieron la pata con esas persianas blancas que cierran lo que en su día fue un corredor de madera. La fachada principal es muy interesante, con su jardín, su cierre de forja y ese escudo barroco añadido con mucho gusto.

    1. Alejandro

      Martin, es una casa con dos “caras” muy diferentes (la del Paseo y la de la calle) que debió sufrir muchos cambios como los que apuntas.

  7. Lena

    Yo, si tuviera que escoger entre todas las casas (más bien casonas o palacetes) del Paseo de Ribadesella, no sabría, sinceramente, por cual decantarme, me gustan tantas…Por muchas veces que pasé por allí, es inevitable sacar la máquina de fotos y echar unas cuantas…lo malo es que empiezas y no acabas…siempre hay una nueva perspectiva, un nuevo encuadre, un detalle que antes no habías visto…y desde luego Alejandro, con la luz adecuada puede cambiar mucho una fotografía. Estas al atardecer son preciosas. La tercera parece un grabado en plata…(En “El chalé verde” parece colgar un letrero de ¿se vende?).

    1. Alejandro

      No Lena, el letrero es de la empresa que acaba de terminar el lavado de cara del exterior del Chalé Verde. Ha quedado muy lustrosa, y “muy verde”.

  8. Uria Aza

    Perdonad la corrección,pero Villa Uria Aza,nunca tuvo un corredor de madera,la fachada era igual que la actual.Lo que cambian son las persianas,las antiguas eran de madera.No olvidemos que estas casas son antiguas y dentro de lo clásico,para su buena conservación se deben modernizar, ya que en ella vive gente de hoy en día, no de la época de la casa.Muchas gracias por las sugerencias Martín. Y corrigo tb a Alejandro cuando dice que la casa ha sufrido cambios,esta salvo pequeñas modernizaciones para su comodidad y disfrute de la misna igual que al principio.Un saludo a los dos y gracias por los comentarios.C.Uria Aza.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Muchas gracias por las correcciones. Nadie mejor que una persona cercana a la casa para tener datos fiables. Por mi parte, recuerdo haber visto una foto antigua y la casa parecía algo diferente en su fachada Sur, de ahí mi comentario. Gracias por visitar el blog.

  9. Uria Aza

    Un placer,Alejandro,pero te aseguro que las fachadas no han cambiado en nada,ni siquiera el color de la misma.Por recuerdo a mis tíos los artistas Uría Aza,intentamos mantener la casa exacta a como la tenían ellos,cada obra que hacemos en la casa se encarga exacta a la original. Un placer.Me encanta tu blog!!!!Es muy interesante por eso me animé a hacer la corrección, no dudes en consultar cualquier duda que yo te pueda solucionar.

    1. Autor
      Alejandro Braña

      Lo que enriquece este blog es la creciente aportación de personas relacionadas directamente con la casas y sus historias. Estoy muy agradecido por ello. Seguramente te consultaré algún día. Este conjunto de casas en Ribadesella me gusta tanto que lo visito una y otra vez.

  10. Martín

    Entiendo que debe ser una labor ímproba mantener una casa de ese tamaño con la cercanía del mar, vientos, tempestades… etc. Es cierto que a la hora de conservar el patrimonio hay que ir añadiendo nuevos materiales que, conservando el aspecto y el encanto de lo antiguo, permitan y faciliten un mejor mantenimiento. ¡Enhorabuena por esa decisión de conservar la casa en su estado original! El jardín delantero me parece precioso.

  11. Uria Aza

    Muchas gracias Martín.Es lo que comentaba anteriormente,dentro de mantenerlo igual es necesario introducir materiales modernos, para la comodidad de la casa y por supuesto su conservación. No te puedes imaginar lo que pesaban aquellas persianas de madera que creo que eran a las que te referías en tu comentario anterior.De nuevo gracias por tu comentario,es un placer poder dialogar con vosotros.Alejandro me vuelvo a ofrecer para lo que te pueda aportar en tu blog maravilloso.Saludos

  12. Uria Aza

    No hay de que Alejandro. Es un placer leer un poco de historia y cultura de este país,ya que parece que se está perdiendo y hoy en día sólo interesa el “morbo”.

Dejar un comentario