AL BORDE DEL MAR

In Asturias, Indianos by Alejandro Braña18 Comments

Si me gustan los faros es por su emplazamiento límite: donde muere el camino, en el borde, sobre el abismo.
Por eso me llama tanto la atención este edificio de pisos -con su forma de proa de barco y la baranda tubular en la azotea- como a punto de zarpar a surcar los mares.
_AFB2072
No sé si es una evocación a la vida del indiano que la mandó construir. Avelino Busta llegó a Santiago de Chile en 1910 y allí -a once mil kilómetros de Lastres- se abrió camino con un negocio de telas.
_AFB2047
_AFB5845
_AFB2063
Además de por su llamativo emplazamiento sobre el precipicio, la casa contrasta por su estilo racionalista – se levantó en los años 30- tan distinto de las construcciones típicas de una villa de pescadores.
a. bra4793

Comments

  1. Edificio arriesgado en su estilo, en su emplazamiento y en su colorido. Debió de ser rompedor un edificio de esas características en los años 30 en un pueblito de pescadores. Ladrillo y acero recuerdan un poco el estilo Chicago de algunos edificios de esa ciudad (por la época también podría ser). Las vistas deben de ser de infarto. En cualquier caso, preciosa la foto de Lastres al atardecer.

    1. Author

      Contrasta mucho con el resto, incluso su altura está en los límites de lo tolerable para un lugar así. Respecto a la foto de Lastres, es al amanecer. Sólo lo aclaro por si a alguien le apetece acercarse a contemplar ese espectáculo. Por estas fechas, hace falta fuerza de voluntad: hay que estar a las 6,30 de la mañana. Ánimo!

  2. Una maravilla esa foto de Lastres. El edificio es, desde luego, arriesgado y sorprendente. Dentro del racionalismo parece una buena obra… ¿se conoce el autor? Está claro que ya en esta época estaban lejos las grandes casonas, llenas de dormitorios y salones para recibir. Aquí hay un sentido más funcional y contemporáneo del “vivir”. Supongo que hay varios pidos…¿Siguen en manos de la familia? Gracias!!!

    1. Author

      Martín, un día dedicaré una entrada al racionalismo en la arquitectura indiana. Concretamente hay media docena de chalés que merecen la pena (bajo mi punto de vista). La casa creo que se vendió. Durante un tiempo hubo un restaurante en los bajos y ahora es un hotel que se ha reformado recientemente.

  3. Será verdad, entonces, que ” a quién madruga Dios le ayuda …” porque te ha quedado una foto-postal que no podría ser más bonita…!!! . Lastres es uno de esos pueblos que gana en la distancia.
    Pero la foto que verdaderamente impacta es la del edificio visto como si fuera la proa de un trasatlántico varado en tierra. Fantástica …!!! No se si será mérito del arquitecto o del fotógrafo ,pero ese ángulo es impresionante para lograr ese efecto visual.
    El edificio es , cuando menos, “estiloso”. El racionalismo suele ser sobrio en exceso , aunque a veces, como en este caso , suele venir acompañado de una sutil elegancia.

    SALUDOS

    1. Author

      Nicolás, está claro que el racionalismo no levanta pasiones, muchas veces incluso hasta rechazo. Este edificio tiene la ventaja del emplazamiento y de su forma. El otro día comentabas lo difícil que es identificar el origen indiano de muchas casas, especialmente cuando no son chalés. En este caso lo vi por casualidad repasando la obra de Covadonga Álvarez Quintana.

  4. Avelino Busta Pis, nació en Lastres en 1889, su padre se llamaba Manuel y su madre Primitiva. Sus tío también se casarón entre ellos Juan y Gregoria
    Tuvo por lo menos un hermano Emilio. Y parece ser que sus padres tuvieron una casa de comidas en Lastres.
    Después de la Guerra Civil poseía un Renault, que vendió en los años 40

    1. Author

      José, creo que eran siete hermanos, los varones se fueron a Santiago de Chile y llegaron a tener su propio negocio de telas en la capital. Tu dato del Renault me deja impresionado!

  5. Sus hermanos Luis y José estudiaron en la Escuela de Comercio de Colunga, Luis 1910 obtuvo la nota de sobresaliente (En internet existe una breve biografía de él), José su nota fue aprobado en 1914.

  6. Siempre me llamó la atencion esta casa, que parece un barco varado en tierra, pero nunca me gustó; sobre todo, porque contrasta mucho con la de al lado donde está Casa Eutimio, que parece mas de indiano que esta otra. Esta siempre me recuerda a ese mirador que hay en La Providencia, que parece tambien la proa de un barco, No sé porque siempre asocio, una cosa con la otra.

    Las fotografias, maravillosas.

    PD. Sigue asombrandome José, con su conocimiento sobre los indianos.

    1. Author

      Mª Luisa, aunque la escala es muy diferente, el mirador en La Providencia (Gijón) tiene la misma forma de proa de barco. No sé si la intención fue la misma en esta casa de Lastres. Desde luego hay un punto de vista -el que muestra la foto- que lo parece, y esa vista desde la azotea no tiene precio!

  7. Alejandro , le faltan las chimeneas con las iniciales del indiano y.. ¡ a navegar !. Al verlo me recordó al edificio Flatiron , visto en tantas imágenes típicas de N. York. Saludos.

  8. La casa se construyó en el segundo lustro de la década del 20, en parte sobre la casa original de piedra de dos pisos, de propiedad de mis abuelos Manuel Busta Arechandieta (1861-1923) y Primitiva Pis Roza (1861-1942). En la casa original funcionó El Miramar (Casa de comidas y bebidas) desde fines del siglo XIX que era atendido por la familia Busta Pis. Los hijos de mis abuelos fueron ocho; Avelino (Lastres 1889-1942), Luciana (Lastres 1890-1976), Paulina (Lastres 1891-1967), Luis (Lastres 1894-Santiago de Chile 1986), Emilio (Lastres 1896-Santiago de Chile 1974), Eufemia (Lastres 1897-1980), José (Lastres 1898-Santiago de Chile 1962), Maruja (Lastres 1903-1994). Avelino emigró a Cuba en 1906, trabajó en una casa de importaciones entre Cuba y Nueva York y volvió a Lastres en la década del 20. Luís emigró en 1910 a Santiago de Chile a los 16 años después de egresar de la Escuela de Comercio de Colunga. Allí trabajó hasta 1920 en un negocio de telas de Antonino Mayor y Hnos. Ese año fundó su propio negocio en Santiago de Chile el cual funcionó hasta 1975. Emilio y José emigraron en la década del 20 a Santiago de Chile donde trabajaron inicialmente en el negocio de Luis para luego emprender sus propios negocios. Luis tuvo doce hijos con su esposa Amelia García Mata y José uno con su esposa Moraima González. Emilio no tuvo hijos en su matrimonio con María Fernández. Las hermanas permanecieron en Lastres trabajando en El Miramar. Paulina y Maruja se casaron con lastrinos, formando sus propias familias y dedicándose al comercio y la pesca. Paulina y su marido Ramón Rodriguez Llera tuvieron seis hijos y Maruja y su marido Ubaldino Fernández Luces tuvieron tres hijos. En la década del 60 el restaurante Miramar fue transformado en hotel por la familia de Emilio Fernández Busta, hijo de Maruja Busta Pis. La propiedad se mantuvo en la familia hasta la década de 1990 funcionando en ella el Hotel Miramar. En la actualidad funciona allí con nuevos propietarios el hotel que mantiene el nombre de la casa de comidas que fundaran en el siglo XIX en ese mismo lugar el matrimonio Busta Pis.

    1. Author

      Gracias Francisco Javier por dejarnos aquí un resumen de la historia de su familia.

  9. Estimado Alejandro: Es sobre todo la historia de esta casa de indianos muy particular. Un abrazo desde Santiago de Chile.

Leave a Comment