ABRIR EN CASO DE LLUVIA

In Indianos by Alejandro Braña2 Comments

Igual existen casas pensadas para días de lluvia, revestidas de rosa para combatir este gris nuestro de cada día.

Casas de veraneo para veranos del Norte que nunca llegan, con porches tan fríos como grutas y contraventanas que extienden sus torpes brazos de madera para invitarte a entrar.

Son residencias de recreo para días en que no saldrás al patio.

Eso sí, podrás asomarte desde cualquier rincón de la casa y tocar los árboles y sentir que corre savia por tus venas, y que -después de todo- el sol no era tan importante.

Cuando te acerques a la casa del indiano Florentino García de la Noceda, en Pravia, verás -desde la verja- como la escalera se despliega solícita ante ti, como si un extraño te regalara su paraguas en mitad del aguacero.

La casa se vende. Hace tiempo comentaba en este blog con Maite (Madrid) la posibilidad de hacer una entrada sobre las casas de indianos que están en venta en Asturias. Son tantas que se me hace muy cuesta arriba. De vez en cuando se vende alguna pero al tiempo salen tres más al mercado. No tengo vocación de portal inmobiliario pero las casas de indianos son frágiles y necesitan cuidados.

Sin ir más lejos, la casa que está a continuación, construida por otro de los hermanos García de la Noceda, también está en venta. Esa me interesa especialmente por sus interiores originales y porque es una obra poco conocida de Manuel del Busto.

La de Florentino García de la Noceda conserva artesonados y la estructura original, pero lo demás cambió mucho cuando fue vendida en los años 60 del pasado siglo.

PD. Gracias a Ignacio (y Alma), Diego, Ascen y Mª Luisa por participar en el pequeño concurso. En este caso Diego ha sido el agraciado con un libro. Ponte en contacto y te lo mando.

 

 

 

Comments

  1. ¡Pero qué preciosidad de casa, Alejandro! Es una maravilla, toda ella. Su fachada, con esas filigranas en blanco ornamentales contrastando con el pálido rosa, el artesonado de madera, los pavimentos antiguos, las ventanas y contraventanas…
    Bellísima entrada. Un saludo.

    1. Author

      María, los interiores habían perdido bastante, es lo que tiene cuando las casas cambian de manos y se reparten muebles y enseres perdiendo su aspecto original. Es muy grande, con una cocina como un campo de futbol que ocupa toda la planta baja de un ala de la casa.

Leave a Comment